Top 100

NO ES UN ESTRIPTIS, ES QUE NO HAY NADA QUE TAPAR

Imágenes
Creo que ya es hora de aclarar cuentas y datos o, como dicen mis compañeros, de hacer un estriptis amazónico, en este caso sobre Cartas a una extraña.

Antes de nada, deciros que ninguno de mis libros me ha dado tantas alegrías hasta al momento, en todos los sentidos. Cierto que Maldita en tres años ha duplicado en ventas a Cartas a una extraña, pero lo que esta última obra ha conseguido en cuatro meses no me lo esperaba, teniendo en cuenta que en este momento es mucho más complicado destacar en Amazon España, especialmente porque el número de títulos y autores se multiplica cada año . Por otro lado, espero daros pronto una noticia muy importante sobre esta obra, tengo cruzados hasta los dedos de los pies.

He rechazado varios contratos editoriales, tres de ellos antes de autopublicar, yo creo que valió la pena, difícilmente habría podido llegar a más lectores, que es lo que realmente le importa a un escritor, tener a quién comunicar sus historias.

Pero vamos a los datos de la versión digital, los del papel no son tan significativos ni creo que interesen tanto a esos autores que están pensando si subir o no su libro a Amazon.

CARTAS A UNA EXTRAÑA, publicada el 5 de julio de 2015 exclusivamente en Amazon, cuenta hasta ahora con el siguiente historial en su versión en digital:

*Es una de las cinco novelas finalistas del Concurso Indie 2015, habiendo sido la Nº1 en ventas, popularidad y relevancia entre las 1.200 obras presentadas.

*Comentarios: 123, con una puntuación media de 4,2 sobre 5.

*Días en el Top 100 (el 95% en el Top 20): 128

*Posición en el Top general más alta alcanzada: Nº 1 del Top general en Amazon España durante varios días y algún día también en México.

*Ventas desde su publicación, desde el 5 de julio al 9 de noviembre: 5.199

*Páginas leídas desde su publicación, desde el 5 de junio al 9 de noviembre: 682.652

Esta versión digital tiene un precio de 2,99€, lo que me permite obtener un 70% de los beneficios, o sea, restando impuestos, 1,67€ por cada ejemplar, además de 0,006€ aproximadamente por página leída.

Para ahorraros operaciones matemáticas engorrosas, en total 12.774€ en los 135 días de publicación.

cETjb-s0MSC4XQ7Xu9iygJlg30jRVbnFRCRFqBh1OFA

Ya sé que esta es la experiencia de una autora y de uno de sus libros en particular, pero creo que ilustra muy bien las posibilidades que ofrece en este momento el mundo de la autopublicación.

Os seguiré contando.

Anuncios

LOS MÁS VENDIDOS, ¿LOS MEJORES?

descarga

Antes de nada quiero dejar claro que este artículo de ninguna manera es una pataleta personal, yo misma he tenido algunas de mis novelas entre las más vendidas y tengo un par de ellas bien posicionadas en estos momentos en algunas plataformas.

Soy de las que han leído, y aún leo de vez en cuando, a muchos de mis contemporáneos. He tenido oportunidad de hacer mi propio juicio de las obras más demandadas en la actualidad. Siendo honesta, las listas de los más vendidos dejan mucho que desear. Escapa a mi comprensión la ventajosa posición de muchas novelas; he llegado a pensar que debe haber algún atajo que desconozco. Las hay que ya desde la misma sinopsis manifiestan, cuanto menos, una notoria inmadurez por parte del autor.

He observado que si cambiaran las sinopsis al azar entre una veintena de las más vendidas, daría igual, dicen lo mismo. Para muestra, un botón, aunque podría traer docenas de ejemplos. He aquí la sinopsis de una novela actualmente en el Top 10 de Amazon. Atención a la última frase, si alguien la entiende, que me lo explique:

« Cualquier mujer con dos dedos de frente huiría como de la peste de un hombre sexy, arrogante y seguro de sí mismo como Rafa: un depredador, un seductor incapaz de enamorarse.

Laia lo sabe y, aun así, no consigue escapar a su encanto. Separados por 500 kilómetros de distancia, pero unidos por una irrefrenable atracción física, comenzarán una relación que solo se basa en el sexo, pero que poco a poco cambiará la vida de ambos para siempre.

Rafa no cree en el amor y no confía en las mujeres. Laia está dispuesta a demostrarle que está equivocado.

Si hay errores imperdonables que, después de todo, podrías perdonar a la persona que amas, entonces un depredador, tal vez, puede aprender a decir “te quiero”».

No, no he leído el libro, ni creo que lo lea por muy arriba que esté en las listas, la sinopsis no me convence. Debo ser un bicho raro. Ojo, no pongo en duda que el autor/a tenga potencial y finalmente llegue lejos con toda justicia; pero, que en este momento haya en el submundo literario novelones que quitan el hipo y que los primeros puestos estén invadidos por… ¿De quién es la culpa?, ¿del autor o del lector?

Sin lugar a dudas, el número de ejemplares vendidos no garantiza en absoluto la calidad de la novela, incluso estoy por pensar que cada vez estas premisas se alejan más. Da la sensación de que los lectores le han cogido miedo a las obras bien trabajadas. ¡Error! Una buena obra para nada tiene que ser pesada, ni cargada de datos o recursos literarios anacrónicos, todo lo contrario; si es buena, atrapa, está bien escrita, es original, tiene estilo y enseña. Cualidades que escasean en los Tops de nuestros días (conste que estoy generalizando).

Una vez más, me gustaría alentar a todos los eternos autores noveles que luchan con verdadero don y oficio para hacerse un hueco en el panorama literario actual. No desfallezcáis, no ha de pasar mucho tiempo para que el viento arrase con tanta paja, y entonces será vuestro momento.

ENTRE LOS MÁS VENDIDOS… ¡HALA!

images (12)

No nos engañemos, por lo general, detrás de cualquier obra con éxito solo hay muchas, muchas horas de trabajo, y los best Sellers o Top 100 no son una excepción. Cosa muy distinta es cómo ha sido enfocado ese trabajo y si finalmente la obra en sí misma merece tal éxito.

Por mi experiencia en este sector de la literatura, he podido elaborar mi propia teoría (pudiera pareceros presuntuosa, pero creo que es bastante acertada).

Intentaré ser lo más clara y breve posible. Como decía, la conquista de un buen puesto en las listas de mercado del libro no deja de ser el resultado de largo tiempo de lucha, un número de horas más o menos concreto. He hecho un cálculo aproximado para una novela contemporánea de unas 250 páginas. Redondeando, yo diría que el libro necesitaría al menos 3.000 horas de trabajo (con mucha suerte, que también influye, podemos rebajar la cifra a 2.000 o al contrario, la mala fortuna puede subir la cifra a 4.000) para alcanzar el “Top” de cualquier plataforma de ventas.

Este tiempo, las 3.000 horas, debe repartirse en tres periodos básicamente:

PERIODO CREATIVO

Es la fase en la que el autor gesta y pare la obra. Suponiendo que el autor tiene el don y la mínima formación (no siempre es así), lo normal es que para una historia que no necesita documentación y de una extensión moderada, necesite unos cuatro meses trabajando ocho horas al día, sí eliminamos los días de fiesta, nos saldrían 800 horas aproximadamente.

PUESTA A PUNTO DE LA OBRA

Siguiendo con el ejemplo anterior, hablamos de una obra sencilla, si muchas pretensiones, el tiempo que se necesita para la corrección, maquetación, elaboración de portada, sinopsis y similares puede rondar los dos meses, a 8 horas diarias, son más o menos 450 horas.

PROMOCIÓN

Es fácil, 800h p. creativo + 450h p. a punto = 1.250h  y 3.000h necesarias – 1.250 p. creativo y p. a punto = restan 1.750h para la publicidad. Pues sí, según mis cálculos, el 60% del trabajo total necesario para que una obra llegue a ser visible en las listas de ventas es mera promoción, yo diría que incluso más.

Redondeando: 30% para el periodo creativo, 10% para la puesta a punto y 60% para la promoción. Por supuesto, estas labores no necesariamente tienen que ser llevadas a cabo exclusivamente por el autor. Si tienes dinero puedes pagar gran parte del trabajo y dejarlo en manos de terceros, incluso casi todo el trabajo, empezando por un “negro” que te escriba la idea original. Y tampoco es imprescindible seguir este orden, por ejemplo, hay autores que antes de sacar su novela, incluso de escribirla, ya han reseñado los libros de otros compañeros, han visitado sus páginas y las han comentado con entusiasmo, ha compartido sus publicaciones, han alabado sus obras por pasiva y por activa con razón o sin ella… Esto, naturalmente, son deudas que se “cobrarán” en su momento, y al fin y al cabo no dejan de ser horas de promoción que se suman a las de su propia obra, aunque se hayan empleado en las de otros y anteriormente. Como digo, de ese 60% de promoción solo te libra un milagro o una editorial que haya apostado por la historia, o sea, un milagro.

Qué decir tiene que las cifras 800, 450 y 1750 son lo que yo diría proporciones equilibradas, repito, para una novela sin grandes pretensiones escrita por un autor de una inteligencia media. Pero esas 3.000h podemos sumarlas con tres cifras muy distintas, las combinaciones son infinitas, dependiendo del concepto que tenga el escritor sobre lo que es una “obra literaria” y de su pundonor.

Esta teoría respondería a la eterna pregunta: ¿Cómo es posible que una obra de baja calidad, bien por su forma o por su fondo, o por las dos cosas, esté entre las más vendidas? Y al contrario, ¿por qué hay novelas rayando la excelencia que están morando en las profundidades de las librerías? Si lo pensamos es sencillo, una novela mediocre, en la que el autor no haya empleado ni el 5% en la creatividad y puesta a punto, con un alto porcentaje de horas de promoción, en este caso el 95%, lo conseguirá antes que otra de gran calidad que haya necesitado 2.000h para el periodo creativo y la corrección y haya desdeñado la promoción.

Ahora bien, hay que dejar pasar el tiempo, que afortunadamente no entiende de horas ni proporciones. Estoy convencida de que aquellos que han sacrificado la calidad por el ansia de figurar y ser escritores a toda costa sin sentirlo en realidad, no tardarán mucho en ser personas que en un pasado tuvieron una o dos novelas en los primeros puestos de ventas, y los otros, pasado el mismo tiempo, seguirán siendo escritores, y lo serán hasta su último día y más allá de la muerte, para bien o para mal.

Hay algo que está muy claro, las grandes obras son fruto de la obsesión y el silencio de un hombre, y que todo hombre obsesionado es ignorado por su entorno. ¿Quieres ser escritor?