Perseverancia

“Oscurece en Edimburgo”, de Siete Plumas

Esta no es una reseña tipo, en general, a no ser que hablemos de un libro consagrado, cuya excelencia esté fuera de duda, cualquier opinión personal sobre una obra suele ser injusta, para bien o para mal, y muy especialmente podría serlo en este caso. Por ello quiero que vosotros mismos la desentrañéis y comprendáis; solo os diré que tiene una trama de fondo con garra, aderezada con los condimentos propios de la novela negra: pasiones, intrigas, traiciones y misterios se entretejen desde la primera página a la última sin descanso. No os asustéis, no quiero con esto decir que “Oscurece en Edimburgo” sea una novela complicada o disparatada, nada que ver.

Desde que se gestó la idea, incluso antes de que cada uno de los siete autores sembrara la primera semilla, ya estaba yo en primera fila; expectante, observando desde las gradas. Escuchaba rumores aquí o allá de que un grupo de amigos, unos aficionados a la literatura y otros con experiencia, tenían la intención de escribir una novela juntos, a siete plumas. “Este experimento no me lo pierdo”, me dije. Y así fue, no me levanté de mi banquillo en los siete meses de gestación. Además de sietemesino, el embarazo fue un complejo periplo, que podéis disfrutar en el blog “Siete plumas”. Reconozco que en varias ocasiones pensé que el aborto sería inminente.  El alumbramiento fue un milagro, había nacido vivo y con una fuerza sorprendente. Y para qué contar lo que significó el hecho de que empezara a dar sus primeros pasos. Se le puso nombre, “Oscurece en Edimburgo” (me encanta); se le presentó en sociedad; se le llevó de viaje… Imaginaros los mimos y cariños otorgados a una criatura que desde el principio parecía tan desvalida, el afecto tan inmenso que sentimos por ella todos los que  hemos vivido su historia desde el principio.

Claro, vosotros diréis, a saber, con tres padres, cuatro madres y no sé cuántos padrinos, natural que saliera adelante. Puede ser, pero ¿no os gustaría comprobarlo por vosotros mismos en directo? Yo ya lo hice, y después he saboreado el resultado final. Puedo aseguraros que es una experiencia muy recomendable.

Os dejo un enlace donde podréis asistir a todo el proceso y verificar lo que he venido a contaros hoy. Tengo la esperanza de que alguno de vosotros sea capaz de escribir la reseña que a mí se me resiste por sentirme tan cercana a su nacimiento y desarrollo.

http://www.7plumas.com/

Desde esta recién construida casa, mis felicitaciones a Amando, Anabel, Ana J., Dácil, Franco, Inma y Marcos, habéis conseguido lo imposible.