Lectura

RAZONES PARA PUBLICAR EN AMAZON Y NO AVERGONZARTE COMO ESCRITOR

RAZONES PARA PUBLICAR EN AMAZON Y NO AVERGONZARTE COMO ESCRITOR

¿Existen razones para publicar en Amazon y no sentirte avergonzado como escritor?

Que un autor pase años y años detrás de las editoriales para que finalmente le den un «sí, ya lo leeremos y le avisaremos»; que tenga la santa paciencia de esperar otro año más para leer en su correo «aceptamos su obra»; que después de otro año la vea publicada y le paguen, también otro año después, menos que a cualquiera de los que se lucran con ella, si es que las ventas han dejado algo para el último eslabón de la cadena (el que produce la materia prima), teniendo en cuenta que el producto es mostrado un par de semanas y retirado, con lo cual puede suceder que, si hay adelanto, el escritor no llegue a saldar jamás cuentas con la empresa, además de estar impedido para luchar por su libro porque ni siquiera le pertenecen los derechos; como decía, que un autor padezca este despótico proceso como si fuera un mindundi que no mereciera ni las sobras, solo es culpa suya. Aceptar esta tiranía es del todo descabellado y más en nuestros días.

Antes de seguir, quiero dejar claro que hay honrosas excepciones, de manera que no se sienta aludido todo el mundo y empiecen a lanzar cuchillos los no llamados a esta guerra. Me consta que a veces los tratos son justos, pocos y cada vez menos, la verdad.

Como sabéis los que me conocéis, he padecido en carne propia los ninguneos editoriales y reflexionado mucho sobre este tema desde hace años, y solo se me ocurre que en el fondo aceptar estas totalitarias condiciones de trabajo, más propias del medievo que del siglo XXI, solo puede responder a que hay autores que padecen dos síndromes: el de El primo de zumosol y el de la Pijotería (con perdón por la palabreja). Entono el mea culpa, quede claro que yo padecí el síndrome de El primo de zumosol durante mis primeros años.

El síndrome de El primo de zumosol lo padecen aquellos que sufren falta de confianza, que se sienten incapaces, frágiles ante cualquier adversidad, como esos pequeños que por ser más débiles que sus compañeros tienen que buscar a otros más fuertes para defenderse en el recreo de los mayores que los acosan. Claro, pasa que al primo de zumosol hay que pagarle por protegerte, normalmente con el bocadillo diario, con lo cual el pequeño estará cada vez más delgado y el de zumosol cada vez más fuerte. Esto nos condena a ser los débiles eternamente, o a terminar con la opresión plantándole cara al acosador de una vez por todas.

El síndrome de la Pijoretía es bajo mi punto de vista menos noble que el anterior, me parece más zafio, grotesco y banal, y lo padecen, como su propio nombre indica, los pijos o aspirantes a pijos, especialmente los aspirantes. Me explico, este autor siente la misma sensación de cuando le falta el cocodrilo de Lacoste en sus camisas, se avergüenza como si fuera desnudo por la Gran Vía a las doce del día, pues eso, que si una gran editorial no estampa su sello en sus libros, no son escritores ni son nada, ¡Un libro sin la marca de la editorial! ¡Oh, no, qué bochorno!, qué van a pensar de mí mis coleguis de la pandi. Vamos, que da igual que una camisa sea de más calidad, se arrugue menos, caiga mejor y haya costado diez veces menos, sin cocodrilo es una mierda, bueno, el pijo diría «caquita».

No me cansaré de repetir una y otra vez, si crees que vales para contar historias, si te apasiona la escritura, si quieres vivir de tu trabajo (porque esto es un trabajo tan duro como maravilloso), no escuches cantos de sirenas y no esperes que nadie te dé el pistoletazo de salida cuando quizá ya estés muerto de inanición, lucha y confía, el sello de tus libros eres tú.

Web Mercedes Pinto Maldonado

(Si quieres saber más sobre mis obras y sobre mí te invito a pasarte por mi web oficial picando en la imagen. ¡Gracias!)

los libros que cambiaron mi vida

LOS LIBROS QUE CAMBIARON MI VIDA

Por supuesto hay muchos libros que cambiaron mi vida y que se quedaron para compartir conmigo mi existencia. Recuerdo que cuando era pequeña mi abuelo, que era un lector empedernido de novelas del oeste, me mandaba casi a diario a un quiosco del barrio para cambiar sus novelas, leía tanto que no podía permitirse comprar todas las que demandaba su ansia lectora. Fue entonces cuando comencé a aficionarme a la lectura y a cambiar también yo mis cuentos en el quiosco de la Marga.

Claro, eran historias sencillas, cortas, como las versiones breves de los cuentos de Hans Christian Andersen. Yo tendría seis o siete años, y creo que ahí comenzó mi pasión por la lectura. Mi abuelo leía sus novelas del viejo Oeste y yo mis cuentos, y así pasábamos las tardes de invierno después de hacer los deberes. Lástima que no conserve una instantánea de esos momentos.

 

Libros que cambiaron mi vida en la infancia

De manera que fueron La princesa del guisante, La sirenita o El patito feo los primeros libros que me cambiaron la vida, entre otros muchos cuentos con grandes dibujos y poco texto.

Después me aficioné a los libros de Los cinco, de Enid Blyton, es posible que me los leyera todos, aunque creo que sus protagonistas no consiguieron contagiarme su espíritu aventurero, o sí, según se mire, porque lo cierto es que ahora vivo de aventura en aventura, sobre el papel he sido princesa, guerrera, viajera, jefe de tribus africanas, judío errante…

Recuerdo con especial nostalgia un libro de Mary Poppins, de Pamela Lyndon, que me regaló mi padre a los nueve años para consolarme porque tendría que pasar unos días en cama. No sé cuántas veces lo saboreé, me pareció la historia más mágica que había leído hasta el momento y tuve la seguridad de que quería dedicar mi vida a escribir novelas así.

Más tarde me aficioné a la poesía de Bécquer y a sus leyendas, gané todas sus obras en un concurso literario a los 11 años. Luego llegaron muchos más, pero creo que de todos los libros que he leído podría destacar:

 

Libros que cambiaron mi vida

El retrato de Dorian Gray, de Oscar Wilde

Yo diría que este libro fue con el primero que tomé conciencia de que además de contar una buena historia para invitar a disfrutar, se podía hacer reflexionar en profundidad a los lectores, ese debate implícito que encierra sobre la belleza y la ética me parece llevado con mucha maestría. Y también aprendí con él la importancia del estilo y la personalidad del autor.

Las ratas y El camino de Miguel Delibes

Me enseñaron hasta qué punto los personajes pueden plantarse en carne y hueso ante el lector, pienso que el Nini es uno de los mejores protagonistas de novelas creados por un escritor, por destacar alguno de este gran autor. Y también comprendí hasta qué punto la ambientación llega a levantarse sobre el papel y hacer que la historia se convierta en una realidad paralela.

Orgullo y prejuicio de Janes Austen

Destaca entre mis preferidos también por esa manera tan sutil, exacta y viva de crear la ambientación y los escenarios de una historia y la capacidad de Austen de reflejar con palabras cómo era la sociedad inglesa del siglo XVIII.

Siddhartha de Hermann Hesse

Un libro lleno de diálogos maravillosos entre el protagonista con Govinda y Vasudeva, cargados de sabiduría y valores que nos recuerdan las sencillez de la vida. De alto nivel espiritual, que invita a la meditación sobre el sentido de nuestra existencia.

Y La montaña mágica de Thomas Mann

El que yo llamo mi libro de cabecera, porque encuentro en él todo lo que debe tener una novela: elegancia, maestría, buen argumento, cargada de filosofía y mensajes, magníficos personajes, genial estilo… Los diálogos que sus protagonistas mantienen mientras residen en el Sanatorio de Davos sobre la enfermedad, la muerte y especialmente el paso del tiempo son una maravilla, no sé cuántas veces he abierto este libro para leer algunas de las charlas que mantenían Castorp, Settembrini o Naphta, a veces como mero estudio para abordar las de mis propias novelas. Es una novela excelente, considerada filosófica, pero yo diría que además encierra toda una lección de literatura. Bajo mi punto de vista debería leerla todo aspirante a escritor.

 

Ahora estoy en un momento en el que solo busco disfrutar cuando leo, que la historia y los personajes me lleguen y me trasladen a otra dimensión, sin más aspiraciones, leo a mis contemporáneos, algunos de ellos conocidos, simplemente disfruto, y me he dado cuenta que esto que parece tan sencillo, hacer disfrutar al lector, no es más que el resultado de años de trabajo por parte del autor y del equipo editor. No hay nada más difícil que hacer sencillo lo complicado.

Creo que justamente en este orden me han ido formando como escritora a lo largo de mi vida lectora. Hay muchos, muchos más, pero estos tal vez sean los que más me enseñaron.

Estoy convencida de que aquellos primeros libros que tanto me hicieron disfrutar en mi infancia fueron los culpables de mi adicción a la lectura y a la escritura, pero los que llegaron después formaron mi carrera y me ayudaron a crear mi propio estilo. Aunque ya quisiera tener la maestría de esos grandes autores.

 

¡Feliz Navidad y próspero 2017, queridos lectores y seguidores!

 

Web Mercedes Pinto Maldonado

(Si quieres saber más sobre mis obras y sobre mí te invito a pasarte por mi web oficial picando en la imagen. ¡Gracias!)

Feria del Libro en Madrid 2014

Mis viajes y lecturas

Hoy Domingo 1 de Junio hace un día muy bonito en Madrid y también tenemos una temperatura ideal, así que me dije ¿y si nos damos un paseo por El Retiro y vemos la Feria del Libro?

P1050313

Para ser antes de las 12 del mediodía he visto bastante gente y sobre todo he visto gente comprando, lo que me ha dado mucha alegría.

P1050320

P1050319

Particularizando y dado que tenía interés en ver la caseta de Ediciones B (la número 222), me acerqué por allí y vi muchos libros conocidos de escritoras igualmente conocidas, pero me llamó la atención el sitio tan estupendo que le han dado al libro de “Maldita” (nuestra Luci como la llamamos los seguidores de su escritora) que ha escrito Mercedes Pinto Maldonado.

P1050317

Aquí muestro el lugar tan a mano de los visitantes y también en la estantería.

P1050316

P1050315

P1050318

Espero que se vendan muchos ejemplares.

http://www.amazon.es/Maldita-Mercedes-Pinto-ebook/dp/B00DUYGWF0/ref=sr_1_1?s=digital-text&ie=UTF8&qid=1401463939&sr=1-1&keywords=maldita

Ver la entrada original

DIEZ SERIAS DESVENTAJAS DEL LIBRO ELECTRÓNICO

images[5]

1ª Si no te gusta su contenido, no sirve para calzar esa mesa que cojea. Alguien lo ha intentado y se cargó la pantalla.

2ª No podrás decirle a tu pareja que no la llevas a cenar porque ya te has gastado todo el presupuesto de ocio y cultura en libros, ahora te sobra el 70% (más tarde comprobaremos que esto no es tanto así).

3ª Cuando vayas al híper, no podrás pararte a hojear el último best-seller en la misma entrada mientras tu mujer corre los cien metros lisos agarrada al carro, tú ya tienes un ejemplar, antes de que el reponedor hiciera malabarismos para amontonar los quinientos libros.

4ª Tendrás que sujetar con una mano el e-book y con la otra el libro en papel (a ser posible abierto) para poder disfrutar de ese placentero olor a celulosa que acompañaba tus horas de lectura. También puede valer comprarse un frasco de “Maderas de Oriente” y dejarlo abierto sobre la mesa.

5ª No podrás limpiarte las manos con hojas de periódico después de comer sardinas, ni encender la chimenea con las revistas que te llevas al baño; está comprobado que el libro electrónico no sirve para estos menesteres.

6ªTendrás que volver a comprar figuritas en los “chinos”, el e-book no puede rellenar los huecos de tu bonita estantería. También venden libros falsos para esto; quedan muy bien.

7ª Tus amigos tendrán muy complicado saber cuán culto eres cuando te visiten, los libros que guardas en el e-book no son tan visibles. Te quedará el consuelo de que no se irán con tortícolis por haber intentado leer los títulos de los lomos mientras repasaban tu biblioteca.

8ª Lo de dar forma y volumen a ese magnífico bolso de moda que tanto te gusta con el libro más gordo que encontraste en casa de tu hermano, y que ni de coña te piensas leer, se terminó. Ya lo han intentado, no sirve. Aunque resulta muy cool sacar un Kindle del bolso cuando estás buscando el mechero.

9º Aunque tengas que sufrir que tus amigos te tomen por un pervertido, deberás cambiar cuanto antes la palabra “página” por “posición”. Ahora tendrás que decir “voy por la posición tal de mi libro”, y después aclarar que no estás leyendo el “Kamasutra”. Cuesta acostumbrarse, pero es un hecho, muy pronto la palabra “página” se usará tanto como “papiro”.

10º Esta es un verdadero problema en tiempos de crisis, pero… No tendrás más remedio que cambiar de souvenir cuando viajes, lo de llevarle un marcapáginas a cada miembro de tu familia, tan socorrido y barato, se terminó, pronto no servirá para nada. También tendrás que eliminar el libro de la lista de posibles regalos, no hay manera de envolver el digital, prestigiosos ingenieros lo están intentando, pero sin éxito por el momento.

 

No quiero despedirme sin apuntar que si ahora vas a tener que comprar calzadores para los muebles, esencias de “Maderas de Oriente”, figuritas para las estanterías, tonterías varias para rellenar el bolso, más servilletas de papel para las barbacoas, souvenir y regalos de cumpleaños más caros… Pues eso, que igual no te ahorras ese 70% del que hablábamos al principio. Así que volverás a tener excusa para no llevar a tu pareja a cenar y poder quedarte en el sofá leyendo tranquilamente, que es lo que realmente nos gusta a ti y a mí, y a tantos seres humanos desde que se inventara la escritura, en piedra, en papiro, en libro o en e-book.

 

Saludos a todos y hasta pronto.