Escritores indies

Paseo de la Fama para Escritores de Amazon 5

MERCEDES PINTO MALDONADO: HISTORIAS DE AMAZON

Hoy quiero compartir con vosotros una información que me hace especial ilusión. Amazon dedica una de sus paginas a contar historias de inventores, autores y emprendedores que han transformado su vida con esta plataforma internacional. Por mi trayectoria y relación con Amzon KDP y Amazon Publishing, fui invitada para contar mi experiencia y el pasado 22 de abril el encantador y profesional equipo de Amazon Historias me grabó y entrevistó en la ciudad de Barcelona.

“Mercedes Pinto no sabe cuándo empezó a escribir: se recuerda siempre con un bolígrafo y ante una libreta. La autopublicación dio un vuelco a su carrera como escritora y ahora puede afirmar orgullosa que vive de su gran pasión”.

Así comienza este reportaje que podéis leer completo en este enlace y que también incluye el siguiente vídeo.

Gracias a Amazon y gracias a vosotros, queridos amigos y lectores.

Anuncios

EL MUNDO INDIE EN rtve, las cosas están cambiado para los escritores

12179167_946645178750645_1166585588_nEste domingo, día 1, a las 22.45h, seré entrevistada junto a Enrique Laso por Silvia Sánchez en MiCapítulo24, programa que se emite en la cadena 24 horas de rtve, y que reponen los martes a las 20.30h.

Creo que puede ser interesante tanto para escritores como para lectores, Enrique y yo hablaremos del mundo de la autoedición desde nuestra experiencia y un poco de Los crímenes azules y Cartas a una extraña. Es un programa muy dinámico, con un formato original y que no os ocupará más de 15 minutos.

Para todos aquellos que lo veáis, atentos, el lunes haré una pregunta en mi página y biografía de Facebook y sortearé un ejemplar en papel de uno de mis libros, el que elijáis.

Es un hecho, el escritor libre empieza a vivir de su trabajo.

Os espero.

AMAZON ACADEMY: ESCRITORES LIBRES

Con el equipo de Amazon en lengua española

Con el equipo de Amazon en lengua española

Saber que formas parte de un equipo con un objetivo común, que aúna fuerzas para sacar un proyecto adelante, por encima de individualidades, es para mí una necesidad. No sé trabajar rodeada de secretismo, de intenciones ocultas; me pierdo entre la oscuridad. El primer Encuentro de Autores Independientes organizado por Amazon Academy celebrado el pasado sábado 24 de octubre ha significado para mí la confirmación de que formo parte de un grupo de personas dispuestas, unidas y entregadas a un sueño: democratizar la literatura y recuperar la libertad del escritor.

Con Blanca Miosi, Rafael R. Costa y Kristel Ralston

Con Blanca Miosi, Rafael R. Costa y Kristel Ralston

Estoy feliz de haber comprobado una vez más que un día tomé la decisión acertada, yo siempre he querido trabajar con personas que tengan el rango que tengan sean asequibles, con disposición para ayudarte. Esta primera jornada del autor independiente ha sido todo un ejemplo de trabajo en equipo. Tanto los más altos cargos (Rex Czuba, Koro Castellano o Adam Sedó, directores de Amazon en lengua hispana, Amazon España y RRPP de Amazon España respectivamente), los autores más vendidos y reconocidos, (Blanca Miosi, Fernando Gamboa, Antonia Corrales, Melody Anne, Jorge Magano, Fernando Trujillo, Matilde Asensi…), la ganadora del Segundo Concurso Indie Myriam Millán, los finalistas Rafael R. Costa, Kristel Ralston, Lola Mariné y Mercedes Pinto, los organizadores del evento, lectores y resto de escritores cargados de sueños, todos nos sentimos parte de una meta global. Hay mucho camino por andar, pero el comienzo es muy esperanzador.

Kristel Ralston, Myriam Millán, Rafael R. Costa, Lola Mariné y Mercedes Pinto, finalistas del Concurso Indie 2015

Kristel Ralston, Myriam Millán, Rafael R. Costa, Lola Mariné y Mercedes Pinto, finalistas del Concurso Indie 2015

Es verdad que escribir es un acto íntimo y solitario, pero la literatura es patrimonio de la humanidad y así lo entendemos todos. ¡Por fin no me siento un Quijote solitario que desvaría y persigue sueños imposibles! Somos independientes, NOSOTROS ESCRIBIMOS, NOSOTROS DECIDIMOS.

Lo finalistas del Concurso Indie 2015 con los directores de Amazon Rex Czuba y Koro Castellano

Lo finalistas del Concurso Indie 2015 con los directores de Amazon Rex Czuba y Koro Castellano

Todavía me parece mentira lo vivido en el día de ayer. Todo estaba pensado para compartir, disfrutar y aprender. Hubo buenos consejos, música, juegos, bebida, comida, regalos… y sobre todo cientos de abrazos de verdadero cariño. Mi más sincera enhorabuena a todos los responsables y participantes de este encuentro entre autores que creen en la libertad, estoy segura de que cada uno de los asistentes nos marchamos con la sensación de que el mundo de las letras empieza a recuperar la ilusión y la independencia. La Generación Kindle hoy es un hecho y mañana será historia. Me siento muy orgullosa de formar parte de este proyecto tan ilusionante.

Los lectores son maravillosos, siempre presentes en la vida del escritor.

Los lectores son maravillosos, siempre presentes en la vida del escritor.

NO HAY ATAJOS

descubriendo-a-forrester_82385

He aprendido que los objetivos se consiguen trabajando, incluso aquellos que han sido tocados por la suerte y les llegó el éxito antes del esfuerzo, han de demostrar después que son merecedores de su conquista. No hay atajos, todo logro que honra a un ser humano es el fruto del camino recorrido. Quejarse, poner zancadillas a los que nos salen al paso, justificar las derrotas con las piedras que nos encontramos, complacer hipócritamente a los poderosos para ser favorecidos… no son más que distracciones que nos alejarán de la meta. El trayecto es igual de duro para todos y los obstáculos esperan a cada uno de los caminantes sin compasión.

No sé desde cuándo escribo ni los escritos que habré perdido, durante muchos años escribí por desahogo o por la necesidad de ordenar mi mente, experimentaba un placer incomparable al ver el negro sobre blanco. El papel escrito resultaba el espejo donde se reflejaba mi alma, y eso me ayudaba a conocerme y sacar lo mejor de mí, esforzarme por ser mejor persona. Cada línea era como un pequeño paso; uno más en esta inevitable travesía por el desierto. Después comencé a valorar mis textos y a guardarlos como pequeños tesoros, y más tarde a publicarlos. Hoy puedo decir que conservo más de cien relatos, un buen puñado de cuentos, ocho libros publicados y tres que espero que nunca vean la luz (son muy malos o muy íntimos). Creo que estoy recorriendo ese camino del escritor esforzándome día a día, sin trampas.

20120908_13

En los doce años que han pasado desde que publicara mis textos por primera vez, me he presentado a tres concursos literarios, de uno de ellos no me siento especialmente orgullosa, creo que fue el mayor error de mi carrera literaria y dudo que vuelva a caer en esa trampa. De cualquier manera, tres fueron suficientes como para saber que solo hay dos maneras de ganar: en los amañados, siendo elegidos anteriormente al fallo del jurado, y en los otros, pocos, entregando un trabajo con el nivel que se exige. De manera que he esperado hasta que me he sentido preparada, aunque puede que esté equivocada. El Concurso Indie 2015 convocado por Amazon y El mundo y patrocinado por La Esfera de los Libros, en el que hasta el momento hay 303 participantes, creo que es una estupenda ocasión para todos aquellos autores que aún no hemos tenido la oportunidad de vivir de nuestras letras, pero que tenemos la suficiente experiencia literaria, esa de la que hablaba al principio: años de soledad frente al desafiante blanco del papel o el Word. Sí, es verdad que la primera criba a la que el algoritmo amazónico somete a los escritores es muy comercial: tanto vendes y gustas a los lectores, tantas posibilidades tienes de ser elegido entre los finalistas. Sin olvidar que nuestras obras se someten también a la mala baba de algún lector o compañero traidor (os sorprendería lo que algunos son capaces de hacer por hundir a los que destacan. Pronto contaré alguna anécdota). Amazon tiene un negocio con un gran escaparate y nosotros la necesidad de poner en él nuestras novelas y conseguir que lleguen a los lectores. Creo que es un trato justo, las dos partes juegan limpio y saben lo que quieren. Por eso me decidí a concursar en esta segunda convocatoria con mi última novela Cartas a una extraña.

Mentiras

He de decir que conozco las obras de algunos participantes que encabezan la lista y hay novelas extraordinarias, realmente buenas, lo cual me produce el vértigo propio de la duda: ¿estaré a la altura de tantos maestros? A la vez que me invade la satisfacción de saber que entre los autores independientes hay mucha calidad, comparable sin lugar a dudas a la que poseen escritores de renombre editados con grandes sellos editoriales. Es para mí un honor ver Cartas a una extraña entre tanta excelencia.

11760079_1650670555144752_4152278576793744933_n

Os dejo una pequeña muestra de la lista de concursantes:

Jose Vicente Alfaro con El Último Anasazi

Rafael R. Costa con La Novelista Fingida

Manuel Navarro con El Final de Algo

Lola Mariné con El Caparazón de la Tortuga

Miguel Ángel Mián Ros con La Caja de Pinceles

Kristel Ralston con Lazos de Cristal

Mario Escobar con Bible Belt

José Luis Palma con El Telegrafista de Mogador

Pat Casalà con Los Mundos de Esme

Jonas Cobos con Agartha. Los Archivos de Melville

Desde aquí quiero desear suerte a todos los participantes en su carrera literaria, y que esta prueba sea una experiencia enriquecedora, además de la oportunidad de dar a conocer nuestros trabajos y subir un escalón más; y espero que la fortuna de ser finalistas o ganar sea para los que ya han demostrado, con sus muchos años de escritura y su amor a la literatura, ser merecedores de este reconocimiento por parte de los lectores. Si llegan a la meta los mejores ganaremos todos, especialmente la literatura, y empezaremos a recuperar la confianza en los concursos.

EL ESCRITOR O EL VENDEDOR DE LIBROS

images

Hace unos días asistí a un evento literario en el que lectores, escritores y editores dialogamos especialmente sobre los géneros literarios y las nuevas tendencias de lectura. Aunque al final fue casi un encuentro de amigos, en el que se charló amigablemente, aprendí (el que sabe escuchar y observar siempre aprende, aunque solo sea qué cosas no debe hacer).

Lo cierto es que la charla básicamente fue una manera de que dos de los escritores asistentes vendieran algunos de sus libros. Esto me hizo reflexionar sobre los nuevos tiempos que vivimos los autores y por qué nos resistimos a subirnos a este carro digital lleno de posibilidades. Honestamente, pienso que la imagen del escritor arrastrando una maleta de cincuenta kilos por los caminos, con el cierre a punto de estallar, colmada de libros, no sea que falten ejemplares en el evento, es anacrónica. Algo en mí se conmovió.

Yo misma lo he vivido. Hace años, cuando publiqué “La última vuelta del scaife” en papel, recorrí media España con dos maletas atiborradas de libros y el corazón lleno de ilusión. Previamente a la aventura, había preparado minuciosamente mis presentaciones: locales para el encuentro, marcapáginas, respuestas a las posibles preguntas de los asistentes, los presentadores que me harían compañía en cada lugar… Soñaba con ser escritora y pasé a ser la mujer orquesta. Volví a casa consolándome por el camino, buscando todos los puntos positivos del periplo y obviando intencionadamente la cruda realidad: las maletas pesaban prácticamente lo mismo, había perdido dinero y debía un montón de favores a los amigos, que asistieron solo para acompañarme, ya se habían leído el libro. Visto con la perspectiva de los años y la experiencia, y después de haber vivido en primera persona la revolución del mundo digital, se escapa a mi entendimiento el motivo que nos lleva a los autores a seguir haciendo un trabajo innecesario.

Hasta ahora, que un escritor consiguiera hacer llevar sus historias a los lectores conllevaba una esfuerzo tal que solo se entiende como la energía que derrocha la ilusión de un niño, por algo somos ilusionistas de las letras y siempre vemos figuras en las nubes. Y con estas ilusiones, el esfuerzo, el sudor y la imaginación de los cuentistas, ha sobrevivido el mundo de la edición. Todo un negocio que ha dado mucho trabajo y que no debemos despreciar.

Pero hasta aquí, las cosas han cambiado, y yo me hago tantas preguntas…

Llevo muchos años escribiendo, diez de ellos implicada en la tarea de la publicación de mis libros, y tengo una opinión sobre este mundo elaborada desde la experiencia: estuve un tiempo mandando manuscritos a editoriales y agentes y conseguí que me publicaran. Aunque perdí muchas horas para escribir y algún dinero, esto me dio la oportunidad de conseguir un pequeño círculo de lectores, y seguí adelante, convencida de que no hubiese sido posible sin la editorial que me respaldaba. Repetí con el segundo libro, y entonces comencé a preguntarme si estaba siguiendo los pasos adecuados. ¿Tal vez necesitaba el apoyo de un buen agente y una editorial de peso? Mientras tanto comencé a utilizar las redes para promocionarme, y puse algunas de mis obras en Amazon, por probar, sin muchas expectativas. Y ocurrió lo que me pareció un auténtico milagro, y que no era más que el resultado del esfuerzo bien encauzado y sin estorbos, pero entonces no lo tenía tan claro como ahora. La cuestión es que en unos meses, sin ayuda externa alguna, solo el apoyo de mis fieles seguidores, multipliqué por cien el número de lectores, y comencé a cobrar mensualmente por mis novelas. Fue entonces cuando llegaron las ofertas de esas grandes editoriales y agentes. Mi sueño se cumplía, ahora podría tener todo el tiempo para escribir, otros se ocuparían de llevar mis historias a los lectores y tal vez podría vivir de lo que más me apasiona en la vida. Pero no, el sueño se desvaneció con el paso de los meses: mis libros, que encabezaban las listas de ventas, solo con mi ayuda y la de mis lectores, comenzaron a caer empicado con el estimable apoyo editorial; la necesidad de promocionar se hizo aún mayor, nadie publicitaba mis obras en los medios, seguía estando sola; y ese dinerillo que me ingresaban mes a mes, que me hacía sentirme parte de la población activa, desapareció, mis libros ya no me pertenecían.

No descarto contaros en un futuro otras experiencias, tal vez aún sea pronto y todo este proceso sea necesario, no lo sé, pero hoy esta es la verdad.

Desde aquí quiero hacer un llamamiento a editores, lectores y escritores; quiero dejar mi experiencia y la de muchos autores (millones en el mundo, me atrevería a decir) que hemos quedado atrapados en esta horquilla del tiempo literario, entre la era de la celulosa y la electrónica. El libro en papel es un genial invento que ha comenzado su agonía, siempre ha sido un mero soporte, totalmente prescindible en la era digital; recorrer largos caminos cargados de libros es del todo innecesario en nuestros días, los libros, los amigos, la familia y los posibles lectores están detrás de la pantalla de tu ordenador; para charlar sobre tus obras con tus seguidores y darlas a conocer no necesitas moverte de tu rincón, solo la pasión por las letras; las ferias de libros deberían ser ese evento anual en el que escritores y lectores se den la oportunidad de conocerse personalmente, luchemos porque no se desvirtúen y las invadan los “no escritores”; y, como desde los tiempos de los tiempos, solo hay algo que ninguna de las partes debe obviar: el “producto”, que sigue siendo el mismo: un sueño muy bien escrito.

Estas es mi experiencia, y estos mis consejos para los nuevos escritores:

*Escribe, lee y escribe.

*Aprende, perfecciona tu historia. Antes de que vea la luz debes estar seguro de que en ella va lo mejor de ti y de que está bien maquetada y con una buena portada.

*Ahora enséñala al mundo, no necesitas implorar para publicar, este paso intermedio ya no es necesario, los lectores te esperan detrás de tu ordenador.

*Promociona y ten paciencia, ve dándola a conocer día a día, con perseverancia, la carrera del verdadero escritor es de largo recorrido.

*Sigue escribiendo, aprendiendo y escribiendo.

*Sé agradecido con los lectores que comienzan a leerte y a comunicarse contigo y toma con agrado sus críticas.

*La primera obra ha abierto un camino, pero este es largo, hay mucho que demostrar, así que habrás de publicar la segunda, y la tercera, y la cuarta… Y pasado un tiempo te darás cuenta de que ya eres escritor y que comienzan a pagar por leerte.

Cada día lo tengo más claro, para graduarse en la Carrera de Escritor solo hay que aprender a combinar palabras hasta que consigan emocionar, con editorial o sin ella, con agente o sin él, en papel o en digital. Los lectores de tus libros están detrás de tu ordenador, hoy no tienes que ser un vendedor ambulante para que tus cuentos lleguen. Escribe, no eres comerciante, nadas más lejos del oficio que te apasiona. Hoy, más que nunca, solo estás obligado a ofrecer una historia única.