Consejos para escritores

Cómo diseñar la portada de tu libro en 7 pasos

Si tú también te dedicas al arte de contar historias sabrás que una de los aspectos fundamentales de tu obra es la portada del libro o ebook. Un buen diseño de la portada de tu libro captará la atención y despertará la curiosidad sobre su contenido en el posible lector. En cambio, una portada descuidada o poco profesional hará que los potenciales lectores pasen de largo frente a tu obra. Desde que os enseñé la portada de Una de las tres, sois varios los que me habéis preguntado cómo diseñar una portada para vuestro libro. En este casa, la portada de Una de las tres la diseñó la editorial, pero he contactado con ManuelMirandaJ (que me ayuda en temas de Marketing Digital y del diseño gráfico de banners para las redes sociales), para que os explique cómo hacer una portada parecida. Os dejo con él. Espero que os resulte interesante e instructivo.

 

Ante todo, agradecer a Mercedes la posibilidad de volver a escribir en su blog. Una responsabilidad habida cuenta del gran número de lectores que tiene, entre ellos, muchos escritores. Aquellos que lo sois sabéis de la importancia de la portada de vuestro libro. Y tú, si eres lector, sabes que salvo que vayas a la librería a por un libro expresamente, comprarás alguno cuya portada previamente haya llamado tu atención.

“Según un estudio del Wall Street Journal, una persona dedica ocho segundos a mirar la portada de un libro y quince para leer la información de la contraportada”.

¡Entre 8 y 15 segundos tienes para convencer al lector que debe invertir su valioso dinero, y su aún más valioso tiempo, en tu obra!

Si el diseño de la portada de tu libro tiene aspecto amateur, en esos 8 o 15 segundos en los que el posible lector decide, ¿crees que pensará que el interior del libro será amateur o profesional?

El diseño de la portada de tu libro no tiene importancia simplemente desde un aspecto meramente visual.  La portada de tu libro tiene que transmitir los valores de tu obra y los tuyos propios como autor. Una buena portada debería transmitir información sobre el género del libro, los personajes, el lugar en que transcurren los hechos… Debería reflejar en el exterior aquello que va a encontrar en el interior en una misma medida. Porque, igual que hay casos de libros buenos con malas portadas, hay libros con unas portadas que generan unas expectativas que luego el lector no encuentra en el interior de la obra.

Os voy a mostrar una versión de portada de Una de las tres hecha por mí. Ante todo, aclarar que es una versión, no exactamente la misma porque no dispongo del material con el que a Mercedes le han realizado esa gran portada. Hay algún cambio, como por ejemplo, que las dos chicas que acompañan a la protagonista, no son las mismas de la portada original (y  van de blanco en vez de con un vestido rojo).

Ahora sí, vamos a verlo de manera práctica. Advertir a todos los lectores que está hecha en photoshop.

¿Cómo diseñar la portada de tu libro en 7 pasos?

Paso 1 para diseñar la portada de tu libro: tamaño del lienzo

Portada para ebooks

Si es un ebook, la portada se ajustará lo más posible al reproductor que utilice el lector. Un buen tamaño puede ser de 1536 x 2048 píxeles. Por ejemplo, Amazon dice que para diseñar la portada de tu ebook, “el tamaño ideal  para el diseño de su portada debe tener una relación altura/anchura de 1,6:1. En píxeles, esto significa que la imagen debe tener 1600 píxeles de altura por cada 1000 píxeles de anchura. Para que su imagen tenga la máxima calidad, sobre todo en dispositivos de alta definición, la altura de la imagen debería ser de, al menos, 2500 píxeles. La resolución ideal de los archivos de portada es de 2560 x 1600 píxeles”.

Portada para libros físicos

El lienzo de la portada de tu libro en papel dependerá del ancho y alto del libro (un tamaño muy utilizado es el de  6 x 9 pulgadas), del número de páginas, y del tipo de papel. Lo ideal es que, allá donde lo vayas a imprimir, te dijeran el tamaño de la cubierta.

Si eres un autor autopublicado, uno de los lugares más conocidos para autopublicar tu libro es Createspace, perteneciente a Amazon. Aquí tienes 3 posibilidades para calcular el tamaño del lomo de la cubierta:

  1. Papel en color blanco: multiplicar el número de páginas por 0,002252 pulgadas.
  2. Papel en color crema: multiplicar el número de páginas por 0,0025 pulgadas.
  3. Para los libros a color: multiplicar el número de páginas por 0,002347 pulgadas.

Vamos a imaginar que tu libro tendrá un tamaño de 6 pulgadas de ancho, 9 de alto, y en total tendrá 300 páginas (incluidas las páginas en blanco, de agradecimiento, etc.). El papel será en color crema.

¿Cómo calcularías el tamaño de tu portada?

Alto: 9 + (0,125 x 2) = 9,25 pulgadas.

Ancho: (6 + 0,125) x 2 + (300 x 0,0025) = 12,25 + 0,75 (este es el tamaño del lomo) = 13 pulgadas.

¿Qué significa el 0,125?

Es el margen de más que se le añade al tamaño de tu portada para que cuando corten tu portada al imprimir el libro, esta no quede pequeña. Es un margen de seguridad tanto por lo alto como por lo ancho.

¡Debes tener en cuenta que en Creatspace las portadas de los libros no llevan solapas!

como diseñar la portada de tu libro en photoshop para createspace

Fuente: elaborado por ManuelMirandaJ

Paso 2 para diseñar la portada de tu libro: elección de los colores

Rojo, pasión. Verde, naturaleza y salud. Blanco, pureza. Negro, elegancia… ¿Imaginas la portada de un libro sobre salud con un color predominantemente rojo? Los colores juegan un papel fundamental en el diseño de la portada de tu libro. Los colores nos transmiten sensaciones y emociones. ¿Qué sensación quieres transmitir con la portada de tu libro? En función de ello, elige un par o tres colores.

Paso 3 para diseñar la portada de tu libro: tipografía

Al escoger la tipografía correcta para el diseño de la portada de tu libro todo se reduce a la sensación que evoca esa tipografía en los demás. Unas tipografías nos parecen delicadas, otras elegantes, fuertes, antiguas, etc. Si en la elección de colores hablábamos de elegir 2-3 colores, en el caso de la tipografía hablamos de 1 o 2 fuentes de letra.

Un tema para mí muy importante es que el título de tu libro en la portada debe verse muy bien y con claridad, no confundirse con el resto de elementos de la portada, o que estos hagan que la visibilidad de las letras no sea buena.

Puedes conseguir muchos tipos de fuentes para el diseño de la portada de tu libro en este enlace.

Paso 4 para diseñar la portada de tu libro: elección de imágenes

Una vez tenido todo lo anterior, es la hora de buscar las imágenes que formarán parte de tu libro. Entre ellas, la imagen que será protagonista, protagonistas secundarios, fondo de la portada, texturas, etc. Existen una buena cantidad de fuentes para conseguir imágenes para diseñar la portada de tu libro. Si quieres recurrir a imágenes gratuitas, yo suelo acudir a Pixabay. Si quieres imágenes aún mejores, un gran espacio donde encontrar imágenes (de pago) es Shutterstock.

Paso 5 para diseñar la portada de tu libro: edición de las imágenes

Como en tantas y tantas cosas, no existe una ciencia exacta. Particularmente, a mí me gusta trabajar con las imágenes de mayor a menor importancia. Por ejemplo, en la portada de Una de las tres la imagen principal es la de la protagonista; ella es la que debe estar colocada en el mejor lugar y en el espacio más visible y la primera con la que empezar a trabajar. Una vez colocadas todas las imágenes que formarán parte de la portada de tu libro, habrá que retocarlas para que cada imagen individual entre a formar parte del conjunto.

Paso 6 para diseñar la portada de tu libro: elección del formato

Este paso es muy sencillo. Una vez diseñada la portada de tu libro, lo normal es que en las librerías o portales donde vayas a vender tu obra te pidan que el formato de la portada sea JPG o PDF. Alguna también podría pedirlo en formato PNG. En photoshop puedes guardar tu portada en los 3 formatos.

Paso 7 para diseñar la portada de tu libro: algunas consideraciones finales

1. Tanto con las imágenes como con las tipografías, intenta no apurar hasta el máximo en el borde, no sea que a la hora de que impriman el libro te corten la imagen o una palabra.

2. Cuidado con los tipos de colores que utilizas para diseñar la portada de tu libro: no es lo mismo colores tipo RGB (colores que salen de la mezcla rojo, verde y azul), ideales para internet, que colores tipo CMYK (colores que salen de la mezcla cian, magenta, amarillo y negro); estos últimos son los que deben utilizarse para libros físicos.

3. Utiliza imágenes de alta calidad y, de al menos, una resolución de 300 ppp (píxeles por pulgada).

4. Utiliza una tipología clara y legible.

5. Haz una buena sinopsis.

 

Os dejo finalmente la versión que he hecho de la portada de Una de las tres.

 

Y os dejo también en cámara rápida el proceso de diseño de esta portada “alternativa” que le hemos hecho a Mercedes ;)

 

Si tienes alguna duda, sugerencia, opinión… Solo tienes que dejar un comentario. Si quieres contactar, pica en la siguiente imagen:

 

 

Anuncios
reconocer un libro escrito por un escritor fantasma o negro literario

Cómo reconocer un libro escrito por un escritor fantasma

¿Serías capaz de reconocer el libro de un escritor fantasma? Hoy comparto con vosotros cómo se puede distinguir el texto de un escritor fantasma (también conocido como negro literario). Al menos os cuento cómo lo hago yo.

 

Sobre la literatura actual hay un tema que me sorprende y a la vez me inquieta. Aunque parece que no es nada nuevo. He podido comprobarlo recientemente por mera observación. Me refiero a la doble personalidad de algunos escritores, o Trastorno de Identidad Disociativo, que resulta más académico. Y digo algunos, muy pocos; la mayoría no tiene nada que ver con este asunto.

Últimamente me ha pasado que después de leer las obras de tres escritores y quedar satisfecha con la experiencia, he visitado sus páginas (blog, Facebook, Twitter…) y he tenido que asegurarme de estar leyendo a los mismos autores. ¡Es inaudito! Alguien que escribe una novela en la que apenas encuentras las erratas propias de los típicos despistes (no solo de los autores, sino también de correctores), no puede de ninguna de las maneras, escribir en las redes como un niño de diez años. Es cierto que a veces las prisas o no contar con un corrector que te repase el texto dan lugar a deslices gramaticales como olvidar un artículo, comerse una letra, omitir una tilde… incluso cometer graves faltas de ortografía. No me refiero a esto, no son errores accidentales, es su manera natural de escribir, no saben hacerlo mejor.

Por ejemplo, sabemos que los manuscritos originales de la elegante e impecable Jane Austen carecían de una buena ortografía. Bajo mi punto de vista, esto es lo de menos, es algo que se aprende con el estudio y la práctica y se subsana con ayuda profesional. Ella poseía lo importante: imaginación y capacidad narrativa, además de un estilo propio.

Insisto, no estoy hablando de los traspiés propios que se cometen por mucho que se conozca el camino, no, es mucho más interesante. Me refiero a no acertar ni por estadística con el género y número del sujeto y el predicado, o directamente saltarse el sujeto (no porque sea sujeto omitido, sino porque no existe y punto), poner frases a medias y mal hilvanadas (como lo hubiese hecho mi abuela, que la pobre fue al colegio un par de años), escribir subordinadas y pasivas enrevesadas que no se entienden ni echándole imaginación, confundir reiteradamente el imperativo con el infinitivo, no poner jamás la coma después del vocativo, calzar adverbios que no entran en la frase ni a martillazos, escoger las preposiciones al azar, ¡inventar palabras! solo porque a ellos les suenan lógicas en su pobre lenguaje… Es que son muchas cosas. Y no, no cuela, alguien que escribe así en sus páginas no puede ser el autor de un libro medianamente aceptable.

Antes de continuar quiero aclarar algo: yo misma, desde hace doce años, tengo dos libros publicados sin la debida corrección, porque la editorial no se preocupó de hacer su trabajo y yo no tuve la precaución de corregir debidamente antes de enviar el manuscrito. ¡Ay, las prisas del novato! No obstante, creo que no era falta de estilo literario, como son los casos que os apunto, sino de experiencia y práctica. Y también encontraréis alguna que otra errata en el resto de mis obras, nos pasa a todos; en casa tengo libros de grandes autores y conocidas editoriales con erratas que quiebran pupilas. Pero no hay trampa ni cartón, así escribía yo, no hace doce años, sino al menos quince, cuando nacieron estas novelas, y mis errores eran los mismos que podía cometer en mis páginas en aquellos momentos.

reconocer un libro escrito por un escritor fantasma

Pero sigamos con nuestro tema y, para entendernos, pongamos algunos ejemplos vistos últimamente en páginas de escritores con buenas novelas en el mercado. Voy a cambiar algunas palabras para no enfadar a los autores en cuestión, no sea que pasen por aquí, se reconozcan y se líe la de San Quintín; aunque de todas formas al final siempre se da por aludido el que menos tiene que ver. Vamos allá. Os aseguro que para nada exagero.

Frases con género y número distintos a los del sujeto:

Aunque estoy lejos, me ayudáis a seguir luchando por estos mares, muchas veces duro, desagradecido y complicado.

Esto, como comprenderéis, no es un simple descuido, sino una manera genuina de expresarse. Supongo que el escritor quiso decir algo así: «Aunque estoy lejos, siento que me ayudáis a seguir luchando en este difícil mundo, muchas veces duro, desagradecido y complicado». Con todo, cualquier mortal se hubiese expresado con más sencillez y claridad: «Desde la distancia siento que estáis conmigo en esta lucha, a veces dura, ingrata y complicada».

Frases sin sujeto:

De escoger un paisaje u otro.

No es que sea una oración impersonal (algo obvio) o con sujeto omitido porque se sobreentiende, os aseguro que en el texto (de tres líneas) no se intuía ni por asomo el sujeto. Supongo que el autor quiso comunicar algo parecido a esto: «A veces todo depende de qué paisaje elijas», pero son meras conjeturas mías.

Textos escritos como si hablara un indio de las películas del Oeste:

He llegado a casa. Esta tarde no saldré. Me haré café. Para ponerme a estudiar…

Si las lees en voz alta no te librarás del hipo.

Frases con adverbios o conjunciones sin sentido:

Nos saludamos también unos días.

Pues… yo qué sé a qué viene ese «también», en el escueto párrafo no se adivina el motivo del adverbio.

A veces hay que dejar lo que nos hace felices, pero las responsabilidades mandan.

Más de lo mismo, ¿«pero»?, ¿por qué?, si al incluir la conjunción terminamos negando lo que queremos afirmar.

No solo lo digo yo, sino que cada vez se dice más.

Otra frase más de alguien que no sabe escribir. ¿A qué viene el «sino»?, cuando es una conjunción adversativa que contrapone un concepto afirmativo a otro negativo anterior. Tal vez quiso decir: «No solo lo digo yo, cada vez se dice más». O «No lo digo yo, sino gran número de personas». O quitamos el adverbio «solo» o eliminamos la conjunción adversativa «sino». Algo sobra.

Cómo os diría… da la sensación de que el preparado e imaginativo autor quiere demostrar su dominio del lenguaje haciendo filigranas que solo demuestran su pasmosa ignorancia.

 

Palabras inventadas:

Paguato, por pazguato.

Torciente, que tiene la capacidad de torcerse. Supongo.

Mindungui, por mindundi.

Aférrimo, por acérrimo.

Saludos sin sentido o con mensajes cifrados:

Buenos días, en general, y feliz día a todos.

¿A qué viene lo de «en general»? ¿Será que el atento autor desea un buen día a la mayoría, salvando a una minoría, y ya eso de ser feliz que sea para todos? Algo se me escapa.

Frases imperativas con un infinitivo:

Por favor, escuchar esto.

De estas las hay para sembrar la Groenlandia.

Otra que no sé cómo clasificar:

Invito a los que quieran reunirse conmigo a que haga un bizcocho.

Supongo que quiso decir algo así: «Invito a los que quieran reunirse conmigo a hacer un bizcocho». Aunque lo que alguien de a pie diría con toda sencillez sería: «Si os apetece, estáis invitados a hacer un bizcocho conmigo». No, no, sin el «si os apetece» ni el «conmigo», ¿para qué? «Os invito a hacer un bizcocho», la invitación en sí misma brinda la opción de hacer o no el bizcocho con este autor cocinero e indica que no es una obligación.

La frase es digna de analizar: «a que haga»… ¿quién?, ¿él?, ¿tú?, ¿contigo o «sintigo»? Que ya no sé ni lo que me digo. ¡Madre de las letras! No tengo palabras. Esto lo escribo yo en la EGB y mi profesor de lengua se tira por la ventana, máxime cuando este autor ha publicado un libro en el que enseña a escribir una novela.

Vaciedades y bobadas por falta de imaginación y la necesidad incontrolable de asomarse a las redes:

Qué decir cuando te llega una notificación que te avisa de que el autor de uno de tus libros favoritos ha publicado y tú lo dejas todo para saber de primera mano de qué trata, para luego encontrarte esto:

He bajado las persianas porque había mucha luz, porque con tanta luz me cuesta echarme una siesta.

Te quedas mirando tus persianas y te dan ganas de liarte a mamporros con ellas.

Me acaba de pedir amistad una tía buenísima.

¡Anda!, igual es el comienzo de su próxima novela. No, es que no se le ocurre nada mejor y tiene el muro del Facebook muy parado. «¡Horror! Mis lectores se van a olvidar de mí, nooo…».

Hay algunos que han convertido sus páginas en diarios médicos:

Buenos días, estoy feliz, el análisis salió perfecto.

Por fin me quitaron la muela del juicio.

La rodilla bien, pero ahora me duele la cadera. Perdonad que no asome mucho por aquí.

Pero a la media hora se asoma, vaya si se asoma, para dar un importante comunicado:

Gracias por interesaros por mí (tenía tres «me gusta»), me tomé un ibuprofeno y estoy mucho mejor.

Esto es una mínima muestra, os aseguro que me quedo corta. Los autores de estas perlas son reincidentes, incurren a diario en los mismos errores y naderías, ejemplos hay para aburrir. Y lo más importante; son los mismos que tienen novelas publicadas cuyos estilos, si no impecables, son bastante aceptables y hasta dan lecciones sobre cómo escribir correctamente. ¿Es raro o no?

Este insólito fenómeno solo puede tener una de estas tres explicaciones:

Padecen un Trastorno de Identidad Disociativo.

En otra vida fueron grandes autores y aprovechan cada regresión, inducida o espontánea, para novelar.

Tienen un escritor fantasmanegro que escribe por ellos. No vale un corrector por bueno que sea, son textos de difícil arreglo, hay que reescribirlos.

 

sistema de recomendación libros en amazon

COMENTARIOS Y ESTRELLAS EN AMAZON: ¿CÓMO FUNCIONAN?

El propósito de este artículo es explicar lo aprendido sobre el sistema de recomendación de libros en Amazon, sobre las reseñas y estrellas de los libros, gracias a la experiencia y la observación, con la intención de arrojar luz y relajar los ánimos de los autores nóveles, que a menudo se desmoralizan por esta causa.

Después de años escribiendo y once novelas publicadas en plataformas, creo que he podido comprender en parte cómo va esto de los comentarios que dejan los lectores cuando terminan de leer un libro.

Si observamos con atención cómo se van sumando las estrellas a los libros más vendidos de Amazon, advertiremos una pauta bastante común a la mayoría. Si el autor cuenta con una masa crítica de lectores que lo sigue, bien porque él mismo cae bien en las redes, porque hasta el momento gusta su narrativa o porque tiene muchos seguidores y una familia inmensa y entregada, los primeros comentarios (de 10 a 50) probablemente estén cargados de halagos y estrellas y la puntuación media estará por encima de 4,5 sobre 5. Esto, junto a las ventas iniciales de dichos lectores, seguidores, amigos y familiares, hará que el libro vaya escalando puestos y, con mucha probabilidad, se situará en el Top 100, al menos unos días.

sistema de recomendación libros en amazon 5 estrellas

Bien, ahora es una obra visible, y es esta visibilidad en el escaparate la que conseguirá que comiencen a llegar a los lectores desconocidos, que son los que harán que nuestra carrera ascienda o descienda. Empieza el verdadero examen, la prueba de fuego. Estos consumidores habituales de literatura no sienten ninguna empatía por el autor ni conocen su obra anterior, solo quieren disfrutar leyendo, buscaban lectura y miraron el escaparate. ¿Por qué no?, se dicen, si están bien valorados y en el Top 100…

sistema de recomendación libros en amazon estrellas

Un pequeño tanto por ciento de ellos cuando termine la lectura se lanzará a la plataforma de ventas para opinar, algunos sin piedad ni delicadeza, tal cual se sientan después de leer y según su personalidad. Y, lo más importante, paralelamente, estos nuevos lectores iniciarán el boca-oreja en bares, oficinas, colegios, reuniones de amigos, con la familia… Para bien o para mal. También se empezará a comentar la obra en grupos de lectores de la red, que no necesariamente conoce el escritor, que solo sabe del pequeño círculo que lo rodea, por muchos seguidores que tenga. Él vive al margen de esta corriente invisible, que es la que realmente toma el pulso al libro y valora con honestidad y sin compromiso. Es la hora de la verdad.

sistema de recomendación libros en amazon comentarios

Salvo excepciones, por mucho que guste y cale un libro en el amplio e inescrutable colectivo lector, en esta fase las opiniones comenzarán a diversificarse. Los lectores ya no serán tan generosos como al principio y el número de estrellas y halagos irá moderándose. En unos meses las cinco estrellas del principio se convertirán en cuatro. Pero no significa que el libro no haya gustado o no tenga gran éxito. Es más, esto es muy bueno, representa eso, que lo están leyendo los no conocidos. Esta es una etapa a la que no todas las obras llegan y mucho menos superan con éxito, aunque tengan de media cinco estrellas. ¿Por qué? Es sencillo, porque después de que leyeran el libro los lectores fieles, amigos y familiares (siempre generosísimos en los comentarios y encantados con los agradecimientos que luego el autor les dedica) el marketing se paró, o porque el boca-oreja no funcionó y en verdad no gustó al lector de a pie, por el motivo que fuere, esto es otra cuestión. La verdad es una y campa a sus anchas por todos los recovecos, ajena a los amiguismos y deudas creadas.

sistema de recomendación libros en amazon comentarios y estrellas

Haré un paralelismo con la comida: si a un numeroso grupo de invitados ponemos los mejores manjares, unos pensarán que el jamón estaba exquisito, otros que nada como las gambas a la plancha y los vegetarianos harán ascos a todo lo anterior asegurando que nada para el paladar como los rollitos de primavera. Es probable que, de pedir a los comensales que califiquen los alimentos servidos, unos darían cinco estrellas al jamón de pata negra y otros no más de una, aunque fuese el jamón más delicioso de la historia. Menos tu madre y tu amiga Loli, que le pondrían todos los astros del firmamento a cada uno de los bocados servidos a la mesa, aunque obviamente la salsa del pescado estaba para tirarla al fregadero. Las opiniones más sinceras y útiles serán lanzadas fuera de la casa del anfitrión, cuando él no pueda escucharlas.

También en esta fase, en la que el libro es bastante visible y competitivo, puede ocurrir que comiencen las zancadillas y las malas artes por parte de la competencia. No en pocas ocasiones alguna obra ha sido torpedeada con estrellas de una en una y comentarios malintencionados con el único propósito de echarla del Top 100.

De manera que es casi imposible que un libro que lleve meses y meses en los primeros puestos y con cientos de comentarios (lo que demuestra su éxito a través del tiempo y que el boca-oreja no ha cesado de funcionar) mantenga una puntuación media de cinco estrellas.

Los que se sienten orgullosísimos de las magníficas calificaciones de sus obras, aunque no hayan vendido más que un par de cientos de ejemplares, deberían tener un superventas y estar visibles en los escaparates un año para comprobar lo escrito en este artículo.

Ya, ya sé que algunos os estaréis preguntando: ¿Y qué pasa con esos libros que llevan meses y meses en los primeros puestos con calificaciones y comentarios pésimos? Novelas que hasta su sinopsis haría llorar de estupor a una estatua de Cervantes. Bueno, este es un tema delicado, solo os diré que podría tener relación con aquello de que no a todos nos han educado con el mismo concepto del honor y que la picaresca existe. Y ahí lo dejo por el momento, si consigo datos de peso, en su momento escribiré un artículo sobre este desagradable tema.

Así que, querido escritor que empiezas, no te aflijas porque tu obra no es valorada, puede que no tengas los seguidores, amigos y familiares suficientes (tan necesarios en los comienzos) para que te den ese primer empujón y necesites ir poco a poco. Si vales para escribir y luchas, llegarán tus estrellas y el boca-oreja, aunque sea en el tercer o cuarto libro. No es este un camino fácil.

Web Mercedes Pinto Maldonado

(Si quieres saber más sobre mis obras y sobre mí te invito a pasarte por mi web oficial picando en la imagen. ¡Gracias!)

nota de prensa libro 2.0

Cómo hacer una nota de prensa 2.0 de tu libro o evento

Ante todo agradecer a Mercedes Pinto Maldonado la oportunidad de escribir en su casa. ¡Todo un privilegio, y responsabilidad, escribir en el blog de la autora que está desde hace poco en el Paseo de la Fama de la literatura de Amazon!

Tras deliberar con Mercedes si hablar de redes sociales, email marketing, SEO, Mailchimp, como estructurar un artículo en un blog, o cómo captar leads, Mercedes pensó que en mi primera colaboración podría hablar sobre las notas de prensa para libros. Enfocada a autores. Pero dándole mi toque. Así que, en vez de hablar de una nota de prensa tradicional, vamos a ver cómo hacer una nota de prensa 2.0 de un libro o un evento, como pudiera ser la presentación de un libro.

¿Cómo? ¿No sabes qué es el SEO, Mailchimp o un lead? Entonces no te pierdas este Diccionario de Marketing digital para escritores

Tal y como está montado el mercado actual, vender un libro es una tarea harto complicada. Salvando a los cuatro que dada su trayectoria venden con que un libro lleve únicamente su nombre, y aquellos que salen o trabajan en medios de comunicación (no he visto en mi vida más presentadores de televisión escribiendo libros), la tarea es costosa.

Hoy, querido autor, debes tener redes sociales para estar en contacto con tus lectores. Debes tener tu escaparate online, tu blog o web, escribir en ella y tenerla actualizada. Debes acudir a eventos, presentaciones… Y escribir. Y una vez has escrito, hacer que la gente se entere y vaya a la librería o a Amazon a comprar tu libro.

Si escribes bajo un sello editorial, al principio pueden ayudarte a conseguir entrevistas para difundirlo. Conforme pasa el tiempo y tu libro deja de ser el actual y pasa a serlo el de otro autor, ese trabajo queda para ti. Si eres un autor independiente, mejor ni te cuento.

Así pues… ¿Cómo escribir una nota de prensa (2.0 en este caso) para dar a conocer tu último libro o que este va a ser presentado? Vamos a verlo poco a poco.

¿Qué es una nota de prensa?

En nuestro caso, es una declaración escrita que hacemos llegar a un medio de comunicación para dar a conocer el lanzamiento (o la presentación) de tu nuevo libro.

Pero querido amigo escritor, en en año 2017 circunscribirte únicamente a enviarle una nota a un medio de comunicación igual es olvidarte de cierto público. Envíasela también a influencers. Es decir, aquellas personas que tienen un gran número de seguidores y cuya opinión es tenida en cuenta por muchos lectores. Hablamos de algunos de esos lectores que tienen blogs en los que recomiendan ciertas obras. Y, cómo no, los booktubers, aquellos youtubers en cuyo canal se recomiendan libros.

Estructura de una nota de prensa

La estructura tradicional es:

1. Encabezado

Que incluya la fecha de envío, tu slogan si lo tienes (o la frase del libro que se resalta en la portada o contraportada), y una imagen de calidad. Recuerda que una imagen vale más que 1000 palabras y va a ser lo primero en lo que el periodista o booktuber se va a fijar. Y que refleje que la persona que lo va a leer está ante una nota de prensa de un libro que se va a publicar o va a ser presentado.

2. Titular

Claro, conciso, utilizando palabras claves y en el que no quepa la menor duda de aquello que quieres transmitir. Que no de lugar a interpretaciones. Y, por supuesto, que enganche e invite a seguir leyendo.

3. Entradilla

La nota de prensa responder una serie de cuestiones: qué, quién, cuándo, cómo, dónde, por qué y para qué. Intenta contestar el mayor número posible de estas cuestiones en un párrafo no muy largo (no más de 5 líneas).

Recuerda que estamos en el mundo en el que, aunque a ti te pueda parecer increíble, las personas más que leer, escanean. Así que aquí te juegas el todo por el todo; o lo haces suficientemente interesante o muy posiblemente tu nota de prensa acabe en la papelera.

Veamos un ejemplo para el caso de Mercedes Pinto Maldonado para su evento en el Paseo de la Fama de la literatura organizado por Amazon el pasado Sant Jordi:

  • Quién: Mercedes Pinto Maldonado.
  • Cuándo: Sábado, 22 de abril de 2017 de 11:00 a 12:00
  • Dónde: Jardins del Palau Robert (Passeig de Gràça 107).
  • Qué: Paseo de la Fama de la literarura.
  • Para qué: celebrar el día del libro (Sant Jordi).
  • Cómo: dejando la huella de las manos de algunos autores al más puro estilo Hollywood.

4. Cuerpo

Desarrolla la información que quieres transmitir dando más detalles de lo comentado en la entradilla. Comienza por lo que es más relevante y finaliza por lo que es menos relevante. Si sabes qué es la pirámide de Maslow, la pirámide de la información periodística (pirámide invertida) es justo al contrario.

 

piramide de maslow

Fuente imagen: http://depsicologia.com

 

piramide de la informacion

Fuente imagen: https://www.cibercorresponsales.org

 

5. Información sobre ti

Resume quién eres, cuál es tu trayectoria, y aquello sobre tu obra y sobre ti que consideres relevante. Recuerda que es un resumen (algo así como el extracto de tu perfil en LinkedIn), no tu biografía o el sobre mí en tu web.  Y no olvides poner tu disponibilidad para entrevistas (horario, presencial, telefónica, por Skype…).

No te lo pierdas:

Cómo hacer un sobre mí en tu blog de escritor

Ejemplo del sobre mí de Mercedes Pinto Maldonado

6. Datos de contacto

Nombre y apellidos, teléfono, email, web, redes sociales, Skype…

¿Qué es una nota de prensa 2.0 de un libro?

Cuando hablamos de escribir una nota de prensa 2.0 de un libro la idea es aprovechar las nuevas tecnologías e incorporarlas a la nota de prensa tradicional.

Incorpora en tu nota de prensa tu book trailer, tu última (o más interesante/importante) entrevista, enlaces a tu blog, de tu editorial… que complementen a la nota. Referencias a la presentación de tu libro anterior en otros medios de comunicación. Enlaces a opiniones de lectores, booktubers… Botones de llamada a la acción, botones sociales para compartir el evento o que te sigan en tus redes sociales. Etc.

El antiguo email en el que adjuntabas un documento Word o PDF sobre tu nota de prensa pasaría, de esta forma, a ser algo así como una Landing Page dentro de tu propia web, o una de tus campañas de email marketing. Y ya si estás muy puesto en nuevas tecnologías, blogging y lenguaje de programación, podrías hacerla en formato html.

Resumen de lo que tener en cuenta al escribir una nota de prensa 2.0 de un libro

  1. Escribe un titular original que capte la atención y que describa aquello de lo que vas a informar.
  2. Utiliza 2-3 palabras claves en tu nota de prensa. La palabra clave principal debe ir en el título de la nota de prensa 2.0 de tu libro/presentación.
  3. Responde a las preguntas clave: qué, quién, cuándo, cómo, dónde, por qué, para qué. Comienza desde lo más importante a lo menos importante.
  4. Utiliza un lenguaje sencillo y entendible.
  5. Incorpora contenido multimedia: gráficos, imágenes, vídeos, etc.
  6. Incorpora llamadas a la acción y botones sociales.
  7. Incluye links.
  8. No se la mandes solo a periodistas. Acuérdate de los influencers de tu sector.
  9. Describe quién eres, qué haces, qué has hecho y cuál es tu disponibilidad para hacer entrevistas.
  10. Planifica a la hora de hacer y enviar la nota de prensa 2.0 de tu libro.

Si has llegado hasta aquí te doy las gracias y te hago una preguntas:

¿Te ves capacitado para hacer la nota de prensa 2.0 de tu libro?

Si te ha gustado el artículo te invito a visitar mi blog, a conocerme más en LinkedIn, o a interactuar en Twitter y  Facebook.

Gracias una vez más a Mercedes.

Nos vemos.

ManuelMirandaJ perfil

ESCRITORES, REDES, CHISMES Y CHUPIPANDIS

 

Hace tiempo que el comportamiento de los escritores en las redes me está haciendo reflexionar. Ojo, yo también me incluyo, hablo en general. Supongo que nuestro gremio no es muy distinto de cualquier otro. La necesidad de sobrevivir, la competitividad, el preguntarnos día a día por qué aquel vende no sé cuántos miles y yo no… nos lleva a veces a la desesperación. Creo que a esa masa de lectores que sigue nuestras páginas no se le escapa cómo en muchas ocasiones llegamos a hacer el más absoluto ridículo solo por significarnos con respecto al resto.

A menudo recibo mensajes y correos electrónicos de autores que comienzan y me preguntan qué pasos deben seguir para que su obra no muera en el submundo de las plataformas digitales. Es difícil aconsejar en este tema, al final todo depende de la personalidad del escritor en ciernes, del tiempo que tenga, de cuánto esté dispuesto a apostar por su literatura… Y sobre todo de la calidad de la obra y de si es buen momento para el tema que ofrece.

Sea cual fuere el número de lectores a los que te dirijas, uno o un millón, pienso que al final lo importante es que tu historia cale hondo y deje huella. Si es así, comenzarán a hablar bien de ti y se iniciará esa mágica e invisible corriente positiva que va de boca a oreja por los rincones. Aunque es verdad que especialmente cuando estás en los comienzos esto no es suficiente, el pistoletazo de salida requiere una energía extra: la engorrosa publicidad, de la que ya he escrito en varias ocasiones.

Pero hoy no quería hablaros de los escritores que comienzan llenos de dudas y dando traspiés sobre un camino plagado de obstáculos, sino de los que ya tenemos un bagaje y miles de lectores que nos siguen y confían en nuestras obras. Ya hemos aprendido algunas lecciones en esto de la publicidad y cómo proyectarnos en las redes, sabemos que si queremos ser leídos lo primero es no defraudar. Hay que escribir buenas historias y escribirlas bien. Después habrá que hacer una campaña de marketing para el lanzamiento (de acuerdo, de esto se libran unos pocos privilegiados), pero la mayoría del trabajo ya lo hicimos años atrás, ahora hay que continuar aprendiendo.

Bien, tenemos una buena lista de medios de comunicación, blogueros y lectores en nuestra página de MailChimp, a los que mandaremos una nota de prensa para informar de nuestro nuevo libro; tenemos miles de seguidores en Facebook, Twitter, LinkedIn, Instagram, Google Plus…. a los que también iremos avisando con una publicidad cuidada y profesional. ¡Porque ya hemos aprendido que esto es lo que realmente valoran los auténticos lectores! Ellos quieren BUENAS NOVELAS y tener información sobre ellas, no encontrarse en nuestras páginas chismes, quejas, la imagen de nuestras últimas lentejas, otra más de nuestra mascota o fotografías de autores en mil poses.

Los que pasan por nuestros muros buscando cotilleo no interesan a nuestra carrera y, aunque nos lean, son pocos e inestables. Son personas cuyo interés por el chismorreo está muy por encima de la literatura. Lo he comprobado, estoy muy segura de lo que os cuento, para ellos el amiguismo con el autor es lo más importante. Y sí, te pondrán cinco estrellas y maravillosos comentarios en todas las plataformas de ventas y en sus blogs mientras seas su amigo. Pero si un día los decepcionas, se te olvida darles los buenos días o no preguntas por la salud, para ellos tus obras han pasado de ser magníficas a lo peor del panorama. Entonces empezarán a quitarte estrellas y a denostarte con la misma facilidad que antes te halagaban.

No, no escribimos solo para los compañeros, amigos o conocidos, lo hacemos sobre todo para los verdaderos lectores. Personas para las que la literatura es un pilar importante en sus vidas, que prefieren mil veces un buen libro a un corrillo de cotillas tipo Sálvame. Serán sinceras e imparciales y se plantarán ante nuestra obra esperando disfrutar, sin importarles si el autor fue el viernes a la peluquería, el domingo comió paella o es amiguísimo o enemiguísimo de no sé cuantos compañeros o blogueros.

Pero vayamos a los datos objetivos que explican con claridad todo lo anterior. En mi caso, con 13.500 seguidores en Twitter, 4.800 en mi perfil de Facebook y otros 4900 en el profesional, 500 en mi blog y más de mil en LinkedIn, Instagram y Google, os aseguro que solo habré interaccionado con unos 300 y tal vez haya llegado a conocer un poco a 150 de ellos. Con la mayoría solo virtualmente, personalmente puede que conozca a unos 75. El resto, pongamos unos 20.000, me siguen por dos razones fundamentales: porque son compañeros (no más del 5%) o porque alguna vez leyeron una de mis obras y se hicieron seguidores para estar al corriente de mis lanzamientos. Nada más, no soy de las que siguen para que me sigan.

¿Qué quiero decir con esto? Sencillo, no debemos utilizar nuestros muros para mostrar lo amigos que somos de tal o pascual y enemigos de fulano y mengano. Esta no es la manera de significarse como profesional, muy al contrario, con este comportamiento es probable que espantemos a los verdaderos lectores.

A lo largo de los años he hecho amigos en las redes, como la mayoría, amistades que se han quedado en mi vida y que me ayudan personal y profesionalmente. Pregunto: si son mis amigos, con los que hablo por teléfono o por privado y quedo siempre que puedo, ¿alguien me puede explicar qué necesidad hay de estar todo el puñetero día poniendo en mi muro frases a medias, dirigidas directamente a dichos amigos, para demostrar la complicidad que tenemos entre nosotros y que somos una piña frente a los enemigos? Se escapa a mi comprensión este infantil comportamiento.

Al final las redes, especialmente Facebook, están resultando un simple patio de colegio para los escritores. Un espacio de ocio al que salimos en las horas de recreo (los hay que disfrutan de recreos bien largos) para hacer corrillos con la única intención de demostrar lo supercolegas que somos unos pocos, unidos frente a un universo que conspira contra nosotros (entiéndase “universo” como el resto de autores que no nos baila el agua). Esa manía de vomitar públicamente mensajes en clave que, se supone, solo pueden descifrar los amigos de mi chupipandi ¿no parece más bien cosa de niños de diez años? Aclaro, lo de mensajes clave es mucho decir, para esto hay que ser más inteligente. ¿Es que a pesar de ser tan amiguísimos aún no nos hemos dado el número de móvil y por eso lanzamos señales de humo como los indios? ¿Es que no tenemos el coraje de quejarnos abiertamente a quien debemos y utilizamos estas tonterías para, solapadamente, levantar ampollas y envidias en el resto de colegas, que seguro se mueren por formar parte de tan prestigioso y elitista club? ¿O es que en realidad no hemos aprendido a escribir y por eso en vez de argumentar y comunicarnos con claridad enchorizamos cuatro palabras inconclusas y que lo entienda quien pueda?

En resumen, según mi experiencia, si queremos tener una proyección profesional debemos comportarnos como tal públicamente. Es importante utilizar nuestras páginas para dar noticias literarias, publicitarnos con habilidad y contestar amablemente a nuestros lectores, y dejarnos de dimes y diretes y de lanzar puyas al enemigo orquestadas en privado con nuestros íntimos. Si tenemos quejas, estamos resentidos por algún motivo o queremos opinar sobre cualquier asunto que nos inquiete, lo lógico en un escritor es argumentar y defender nuestra postura o inquietud en un buen artículo de opinión, que para eso tenemos nuestros blogs y el don de la palabra escrita. Digo yo.

Vamos, hablando en plata, si quieres decir algo a alguien, búscalo y díselo. Si no quieres que se entere, cállate y deja de enredar en las redes y confundir a tus lectores. Y si quieres que se enteren todos tus seguidores y por ende los seguidores de tus seguidores, puñetas, habla claro.