Consejos para escritores

literania 2019

Ponencia sobre autopublicación para Literania 2019

Este fin de semana he viajado a Madrid para participar en Literania 2019 aportando una ponencia sobre la autopublicación. Por cuestiones ajenas a mi voluntad y a la de la organización, finalmente hubo que cambiarla por una interesantísima charla que impartimos el gran escritor Mario Escobar y yo. Pero como la tenía preparada, me apetece mucho compartirla con vosotros en este blog tal y como la escribí.

Aprovecho para pediros disculpas por estar tan ausente, espero y confía retomar mi rutina en un par de meses.

Un afectuoso saludo, seguidores.

Ponencia sobre autopublicación para Literania 2019

Muy buenas tardes a todos. En primer lugar, quiero agradeceros vuestra asistencia y dar también las gracias a los organizadores de este importante e interesante evento literario, especialmente a Lusa Guerrero por invitarme para hablar de mi experiencia como escritora en el mundo de la publicación.

Me considero una escritora híbrida. Soy una escritora híbrida. En los quince años que llevo publicando lo he hecho tanto autoeditando como con todo tipo de editoriales, con algunas he perdido dinero, en una ocasión mucho dinero, y con otras he ganado. Incluso me han dado la oportunidad de vivir de mis historias.

Pero tengo que reconocer que lo que de verdad me abrió las puertas a los lectores fue la autoedición. Bajo mi punto de vista, este es un buen camino para comenzar una carrera literaria.

Mi intención en esta ponencia no es más que aportar mi experiencia y ayudar a todos esos escritores que quieren dedicarse a la literatura y vivir de ella y no encuentran la manera de llegar a los lectores.

De todos los consejos que recibí de pequeña hay uno que me repetía mi abuelo y he intentado convertirlo en mi filosofía de vida: «Nunca te conformes con trabajar solo para vivir, no hagas nada que no sea necesario o hermoso, Gorrión», me decía. Mi abuelo me llamaba Gorrión. Como escritores, no deberíamos olvidar nunca el consejo de mi abuelo. Sobre todo, los novelistas. Creo que una buena novela es aquella en la que no encontramos nada innecesario ni antiestético. Además de ser una buena historia y estar bien escrita, claro.

Bien, es posible que hayamos conseguido esta complicada proeza de contar una historia interesante y bella. ¿Y ahora qué?

Los escritores de nuestro tiempo tenemos mucha suerte, las opciones para publicar son muchas y todas pueden estar a nuestro alcance. Aunque se resumen en dos: publicar con editorial o autopublicar. Mi consejo es optar por una u otra según surjan las oportunidades y nos convenga, a nosotros y a nuestros libros.

Ninguna de las dos posibilidades es fácil, no nos equivoquemos. Si encontrar una editorial que nos respete, mime nuestras obras y pague dignamente es un proceso largo y agotador, autopublicar no lo es menos.

El autor que decide luchar por su obra en solitario deberá hacer por sí mismo toda la labor de edición y promoción, o bien, si se lo puede permitir, pagar a profesionales especializados para cada una de las fases del proceso. Un proceso que comienza cuando escribimos la primera palabra y que, siento decirlo, no terminará nunca.

Para bien o para mal, nuestra creación nos perseguirá toda la vida. Así que más vale eliminar de ella las sombras.

 

Literania 2019 Mercedes Pinto y Mario Escobar

Con Mario Escobar.
Fuente imagen: Mario Escobar.

 

Pero centrémonos en la autopublicación en sí misma. Ya tenemos una historia que a veces nos parece maravillosa y otras nos hace dudar de nuestra condición de escritor y nos tienta a abandonar nuestros sueños. Esto es normal. Lo importante es que lo hemos dado todo y vamos a ver qué pasa, si somos capaces de llegar a los lectores. Para ello deberemos ocuparnos concienzudamente de siete pasos importantes:

1º LA CORRECCIÓN

Se supone que nos dedicamos a contar historias escritas, nuestra herramienta principal es la palabra.

El lector quiere, necesita fluir por el texto y centrarse en el argumento. Algo que no podrá conseguir si tropieza constantemente por errores de fondo, faltas de ortografía o mala sintaxis.

No tenemos un corrector profesional aportado por la editorial, nosotros somos los editores y esta importantísima tarea es nuestra.

Yo siempre aconsejo al menos dos correcciones por nuestra cuenta y después otras dos por expertos lectores cero, de esos a los que la más mínima errata se les clava en las pupilas hasta que les sangran los ojos. O acudir a un corrector profesional.

Por más empeño que pongamos, es muy difícil que pulamos nuestros textos como es debido.

No quiero olvidar algo fundamental en este paso: el orden, el editing. No se trata solo de corregir erratas y faltas de ortografía, es imprescindible eliminar, añadir y ordenar los textos hasta estar seguros de que el conjunto sigue una secuencia natural y no le falta ni le sobra nada. El escritor debe intentar visualizar toda la historia, cada escena, cada personaje, cada cambio crucial de la trama. De esta manera le será fácil eliminar, añadir u ordenar textos para que finalmente el hilo de la novela no pierda en ningún momento el interés y el transcurrir lógico de la trama.

2º LA PORTADA y naturalmente, el título

El consumidor de libros busca su próxima lectura básicamente de dos formas: por recomendación o simplemente entrando en las tiendas físicas o digitales esperando que alguna obra lo sorprenda. El escritor que está empezando no tiene aún la suerte de ser recomendado, así que solo puede esperar que los lectores se fijen en su obra por algún otro motivo y que comiencen a hablar de ella.

Lo primero que se plantará ante los ojos de ese lector que busca una buena historia es la portada. Cuando entre en una plataforma digital será capaz de visualizar decenas de portadas por minuto y solo dedicará unos segundos más a aquellas que por algún motivo llamen su atención.

La portada es el primer gancho, la primera posibilidad de que nuestro libro sea leído. Debe ser atractiva, envolvente, directa y, de alguna manera, resumir su interior. Mi recomendación siempre es la misma para todos los pasos, si tú no eres capaz de diseñar una portada digna, busca ayuda.

3º LA SINOPSIS

Bien, parece que nuestra portada capta la atención, resulta que hay lectores que después de verla deciden leer la sinopsis. Ahora es cuando verdaderamente nos la estamos jugando; la sinopsis es fundamental y debemos trabajarla hasta el cansancio.

Sin desvelar ningún dato importante de la historia, debe contar al lector con toda fidelidad qué es lo que se va a encontrar en nuestra novela, de la manera más sugerente y honesta posible.

El autobombo, engordar las expectativas o falsear su contenido para enganchar se volverá en nuestra contra en poco tiempo. Además, en ella el lector empezará a juzgarnos como escritores y, no solo tiene que estar bien escrita, debe ser una síntesis tentadora y perfecta. Una sinopsis que contenga erratas, en la que se hable más de las bondades del autor que del contenido, excesivamente larga y explicativa o que simplemente no se ajuste a la verdad, se convertirá en el peor de los comienzos.

4º LA MAQUETACIÓN

Esta es la fase más técnica y tengo que confesar que después de una primera experiencia nefasta siempre he delegado en expertos para esta cuestión.

Resulta muy desalentador que después de mimar tu texto y exponerlo con toda la ilusión, la primera crítica venga de un lector enfadado porque ha tenido que dejar nuestro libro a causa de una mala maquetación.

El lector también nos juzga por esto, una mala maquetación, en la que los márgenes, el tipo o el tamaño de letra o la paginación son incorrectos desmerecerán mucho el conjunto. Debemos mostrar un trabajo profesional en todos los aspectos.

5º LA SUBIDA A LAS PLATAFORMAS DIGITALES

De esto hay poco que decir, es más una cuestión de elegir qué plataformas nos interesan o si preferimos dar exclusividad a alguna de ellas, o si hacerlo solo en digital o también en papel, además de saber hacerlo, que también requiere conocimientos. Repito, si no sabemos hacerlo, acudamos a expertos. Hoy día hay muchos profesionales a nuestro alcance por mucho menos de lo que imaginamos.

6º LA NOTA DE PRENSA

Una vez que hemos concluido estos pasos, es interesante enviar la información del lanzamiento de nuestro libro a los medios de comunicación culturales, los blogs literarios y las personas interesadas en la literatura. Hay programas que nos facilitarán mucho este trabajo.

Lógicamente, deberemos hacernos una lista de los correos electrónicos de dichos medios, blogs y lectores. Google es una buena ayuda para esta tarea.

La nota de prensa debe ser amable y escueta. El anuncio de la novedad, la portada, la sinopsis y una breve biografía.

7º LA PROMOCIÓN

Si todo lo anterior es tedioso, ya veréis que es ahora cuando llega la hora de ponerse a trabajar. Los tiempos en los que el autor dejaba el manuscrito a su editor y regresaba a sus escritos sin preocuparse de la publicidad son pasado, ahora, tanto independientes como dependientes, en mayor o menor medida, tenemos que estar al lado de nuestras obras durante la promoción. Es más, lo normal es que nos ocupemos de esta tarea personalmente, aunque tengamos apoyo editorial.

Básicamente, hay dos formas de promocionar, en redes y por medios de comunicación tradicionales. Las dos son importantes. Por supuesto, no debemos desdeñar ninguna posibilidad de dar a conocer nuestra obra.

La cuestión es hacerlo bien. Si hacemos una presentación, que sea original y amena; si hacemos una entrevista, que nuestras respuestas sean sinceras y pensadas; si nos invitan a participar en un evento literario, nos prepararemos bien aquello que vayamos a decir. No se trata de vender libros, sino de despertar en los lectores la curiosidad por conocer lo que escribimos.

Pero me gustaría centrarme en la promoción en redes, porque creo que es la herramienta principal que el recién autoeditado posee para darse a conocer.

Un ordenador y una línea de internet pueden ser una plataforma de lanzamiento muy eficaz. Facebook, Twitter, Instagram, un blog y una web de escritor, entre otros, son escaparates donde podremos exponer nuestras obras al mundo y dependerá de nosotros que resulten eficaces. Aunque, tanto cada red social como nuestras webs, tienen sus peculiaridades y este tema daría para muchas horas de charla, quiero centrarme en los puntos en común a cualquier tipo de publicidad en redes:

––No debemos precipitarnos ni parecer ansiosos. Queremos dar a conocer nuestra obra y conceder a los lectores ejercer su derecho a la crítica, no vender a toda costa. Hemos de se humildes y honestos. Los buenos lectores suelen ser inteligentes y desconfían del autor autocomplaciente. Nos guste o no su opinión, es el lector quien decide si la novela vale la pena.

––No repetir constantemente la misma publicación, es importante ofrecer contenidos atrayentes, cuidando los tiempos, y con interés para el lector, que es el público que nos interesa. Por otro lado, no queremos que nos siga la vecina del quinto que jamás ha leído ni piensa hacerlo, ni nuestra madre o cuñado, que ya lo han hecho. No podemos utilizar nuestras redes como si fuesen nuestro teléfono personal y contar naderías, nos movemos en espacios públicos por los que pasa todo tipo de personas. Nosotros queremos atraer al lector, que no es un mero cotilla que quiere saber si nos hemos enfadado con nuestra pareja, nos han puesto una multa o tenemos cita en el dentista. Lo que quiere es leer buenas historias. Este es el seguidor que nos interesa y a quien nosotros interesamos.

––Cuantos más banners preparemos para acompañar nuestros textos, mejor. Una buena imagen suele captar la atención de todo aquel que pase por nuestras redes y por lo tanto la posibilidad de que lean nuestros contenidos aumenta.

––Ser agradecido con los lectores que se ponen en contacto con nosotros para comentarnos qué les pareció nuestro libro. A ellos se lo debemos todo; ellos tienen la llave de nuestro futuro literario. De manera que debemos escucharlos con atención, aceptar sus críticas y responderles con generosidad. Escribimos por mil razones, pero publicamos para comunicarnos, no debemos olvidarlo.

Como veis, el proceso es tedioso y agotador, pero si seguís cada paso y la historia vale la pena, vuestra obra no tardará mucho en daros lo que tanto ansiáis: lectores fidelizados y poder vivir de la literatura.

Muchas gracias.

 

Anuncios
autores indies y editoriales mercedes pinto maldonado

¿Por qué muchos autores indies rechazamos a las editoriales?

Han pasado ya casi siete años desde que hice mi primera incursión en la autoedición. Por entonces, también yo desconfiaba de esta modalidad de publicación. Rechazada por las editoriales convencionales y después de que un editor me estafara con una de mis novelas, consideré que solo quedaba un camino, ir por mi cuenta, «como todos los parias», pensé. No abrigaba esperanza alguna, estaba convencida de que era una salida desesperada y de que en realidad mis historias no merecían una opción más digna.

La primera obra que autopubliqué fue Maldita, aunque anteriormente ya había escrito tres que casi me llevan a la ruina. Apenas pasaron tres meses cuando esta novela llegó a número uno del Top 100 de Amazon. Cada vez que veía el ranking tenía que frotarme los ojos para asegurarme de no estar sufriendo una alucinación.

La confianza en mí misma como escritora estaba tan minada que intentaba encontrar cualquier explicación lógica a tal barbaridad. Tal vez el algoritmo de Amazon estuviese dando errores y pronto me avisarían disculpándose, o sencillamente los lectores de libros autoeditados eran en verdad poco exigentes y en breve el libro volvería al submundo del que no debió salir.

Porque, a ver, las decenas de editoriales que habían rechazado la novela no podían estar equivocadas, ¿no? Eran profesionales con experiencia, ¿cómo podían cometer tal torpeza? ¿Cómo era posible que sola, sin apoyo editorial, hubiese llevado mi libro tan lejos? Cada día amanecía pensando que el sueño se habría desvanecido. Pero no, Maldita seguía conquistando lectores gracias a las excelentes críticas. Del mismo modo ocurrió con las siguientes obras que fui subiendo a las plataformas de ventas. Esto hizo que, de repente, ocurrieran tres hechos que durante años se me antojaron meras quimeras: mi nombre se hizo un hueco en la literatura contemporánea, conseguí muchos miles de lectores fieles y comencé a ganarme la vida con el oficio que más me apasiona.

Como muchos sabéis, los contratos no tardaron en llegar, precisamente de las editoriales que anteriormente me habían rechazado.

Con este artículo me gustaría borrar toda sombra de duda sobre el mundo  de los autores indies y recordar a todos los que siguen desconfiando de la capacidad del autor independiente que somos muchos los que trabajamos muy duro, con toda la pasión y toda la profesionalidad.

obras de autores indies Maldita mercedes pinto maldonado

¿Aún no conoces a Maldita? Pica en el enlace para descubrirla

Nosotros, los autoeditados, no delegamos en otros, somos responsables directos del resultado final y puedo asegurar que en muchas ocasiones es mejor que el de editoriales de renombre. Por poneros un ejemplo que conozco bien, mis novelas peor corregidas son precisamente las que están editadas con grandes sellos. Es así de triste y de cierto; me consta que algunas de mis obras ni siquiera fueron leídas.

A pesar de mi fama de autora independiente, sigo recibiendo ofertas de editoriales conocidas; propuestas que harían alucinar a cualquier escritor en sus comienzos, como hace años me ocurrió a mí. Pero, en realidad, son casi idénticas a las que acepté en su momento: yo me ocupo de casi todo y ellos me dan un adelanto a convenir (que yo pagaré con mis royalties, no lo olvidemos) y me ponen su sello a cambio de quedarse con gran parte de los beneficios.

Si os digo la verdad, me encantaría volver a firmar con una editorial que distribuyera mis libros en papel por todas las librerías del mundo hispano. Me encantaría. Pero ya conozco el proceso y cómo los editores manejan sus empresas.

En este punto quiero aclarar que Amazon Publishing ha sido la única editorial que hasta el momento me ha ofrecido contratos interesantes y magníficos servicios editoriales, además de ser también la única ––que yo conozca–– que paga mensual y religiosamente. Por eso he firmado tres veces con esta empresa y seguramente volveré a hacerlo.

Como en mi caso, sé de muchos escritores que rechazan contratos y eligen la autoedición como la opción más razonable y beneficiosa para sus obras y para ellos. Así que acabemos de una vez con el mito de que los autores indies son rechazados por las editoriales, porque el proceso se está invirtiendo: ahora son los autores indies quienes rechazan a las editoriales.

Para terminar, quisiera dejaros un dato tan simple como esclarecedor: por cada lector que lee uno de mis libros con el sello de una gran editorial española hay veinte que leen mis obras autoeditadas. Sí, es un hecho. Esto tiene muchas lecturas: que a mis lectores les importa poco que autopublique, que la calidad de una obra no es directamente proporcional a la magnitud de la editorial, que se puede ser escritor sin que el clásico padrino te toque el hombro con su varita mágica, que por alguna extraña razón las editoriales clásicas impiden que lleguemos a nuestros lectores en potencia y que es totalmente absurdo ceder la mayoría de los beneficios a una empresa incapaz de prestar los servicios mínimos exigibles.

Solo espero que los editores se den cuenta de los errores que están cometiendo y revisen su política interna para que ambas partes, autores y editores, nos reconciliemos; porque lo cierto es que el escritor necesita los servicios editoriales y las editoriales no pueden sobrevivir sin nosotros.

Por si todavía hay quienes desdeñan el mundo de los autores indies…

No quiero despedirme sin dar las gracias a todos los que me estáis dando feedback por mi última obra autoeditada: Melodía para un forense.

 

¿Aún no conoces Melodía para un forense? Pica en el enlace y descúbrela

Mi truco para crear personajes literarios

Mi truco para crear personajes literarios

Que muchos de mis lectores sean otros escritores que me preguntan, me piden consejo, opinión… Es un honor y una responsabilidad. Hoy quiero ayudar a todos los escritores que se preguntan cómo crear personajes literarios. Para ello tengo mi propio “truco” que es el que ahora os voy a contar. ¿Preparados para saber cómo crear personajes literarios para vuestras obras?

 

Estoy buscando material para empezar a montar los andamiajes de mi próxima novela. Naturalmente, la idea original ya es un hecho desde hace semanas y no ha parado de dar vueltas en mi mente hasta ahora, y lo que queda.

Me ocurre mucho que un simple pensamiento de repente se me antoja una buena historia; pero no siempre se asienta lo suficiente, la mayoría de las veces revolotea y se va. Esta vez llegó para quedarse.

El caso es que en un par de días he encontrado los escenarios principales y ya estoy enfrascada en darle personalidad a la protagonista y a todos los personajes secundarios. Os aseguro que es emocionante, algo parecido a insuflar vida soplando cálida y suavemente una y otra vez sobre el papel hasta que ves sus ojos, su pelo, su caminar, su acento, su tono de voz, su pasado, sus fracasos, sus conquistas, sus miedos, sus ilusiones y fantasías… y sobre todo el porqué de su tragedia.

¡Es maravilloso!, para mí el mejor momento del proceso creativo. Si ellos tienen vida, la historia será creíble.

Dicen que lo mejor de mis novelas es el realismo de los personajes, igual es porque me valgo de un truco interesante y divertido: hacer diez preguntas básicas a cada uno de ellos. Si contestan a todas sin titubear quiere decir que se conocen a sí mismos lo suficiente como para formar parte del reparto de mi novela con veracidad y que irán tomando relieve sobre el papel hasta entrar en la mente del lector y apoderarse de ella.

De eso se trata, ¿no?, de que quien lea la historia sea transportado a una realidad paralela que lo haga vibrar hasta el punto de olvidar por completo su propia vida.

Estas diez preguntas de las que os hablo para crear personajes literarios son en realidad muy básicas y serán las respuestas las que mostrarán, además de los rasgos físicos, la profundidad del personaje.

Las 10 preguntas que deberías responder para crear personajes literarios

1ª ¿Cuáles son tus datos fiscales? Edad, lugar de nacimiento, nombre y profesión de tus padres…

2ª ¿Podrías ponerte frente al espejo y describir lo que ves exactamente? Solo los rasgos físicos: color de pelo y ojos, altura, peso, figura…

3ª ¿Cómo dicen los demás que eres tanto física como psíquicamente?

4ª ¿Cuál es el peor momento que recuerdas?

5ª ¿Cuál es el mejor momento que recuerdas?

6ª ¿Cuál es tu mayor deseo?

7ª ¿Cuáles son tus aficiones?

8ª ¿Qué es lo que más miedo te da y lo que más feliz te hace?

9ª ¿Cómo es tu pareja ideal?

10ª ¿Hay algo más que quieras añadir que sea de interés para los lectores?

Como veis son preguntas de lo más simples, pero fundamentales para que los personajes que tomarán las riendas de nuestra historia la vivan con la veracidad que el lector se merece y que exigirá. Pero las respuestas de este test de vida no solo nos servirán para conocerlos, también son fundamentales para consultar datos durante el proceso creativo como la edad que tienen en cada momento, nombre del padre o la madre, día en que nacieron… Especialmente las fechas suelen jugarnos malas pasadas y son motivo de errores de fondo en nuestros textos.

Os he traído ejemplos de dos de mis personajes en los que se aprecian claras diferencias entre ambos. Como veis las respuestas son lo mismo de escuetas en estos dos casos, pero sensiblemente diferentes en su contenido: mientras que Angela Ross se nos presenta como una joven frívola y ambiciosa a la que nada parece importarle más que ella misma y sus caprichos, Ray Fox muestra una personalidad esquiva, solitaria, resentida y algo enfermiza a causa del pasado, además de los rasgos físicos y fiscales propios de cualquier ser humano.

Cómo crear personajes literarios: Ficha técnica de Angela Ross, una de las tres protagonistas de Una de las tres:

Cómo crear personajes literarios: Ficha técnica de Angela Ross

 

Cómo crear personajes literarios: Ficha técnica de Ray Fox, el personaje principal de mi próxima novela Melodía para un forense, que se publicará el 15 de diciembre.

Cómo crear personajes literarios: Ficha técnica de Ray Fox

 

Queda decir que este pequeño informe solo nos sirve como arranque y que durante el desarrollo de la trama irá tomando cada vez más forma, pero es resistente y podremos agarrarnos a él seguros de no divagar en ningún momento. Descubriremos poco a poco cómo caminan, su tono de voz, sus gestos, sus debilidades y las mil aristas propias de la personalidad de cualquier ser humano. Por ejemplo, es fácil imaginar en estos ejemplos tanto el caminar altivo y seguro de Angela como la mirada inquieta, esquiva y a la vez melancólica de Ray.

Pues eso, que lo primero que debe tener un personaje es carácter y personalidad. Así que, si tenemos la idea, los lugares, escenarios, la época y unos personajes de carne y hueso, ya podemos comenzar a escribir nuestra historia.

 

Si quieres conocer a Anegela Ross y el resto de personajes de Una de las tres pica en la siguiente imagen:

 

 

recursos de marketing digital para escritores 3.0

Recursos de marketing digital para escritores 3.0

Hola a todos, soy ManuelMirandaJ. Este mes Mercedes y yo hemos pensado que para los muchos escritores que leen este blog no les vendría nada mal un listado con recursos de marketing digital para escritores 3.0.

Vale, ya lo sé; la pregunta que tos estáis haciendo es…

¿Qué es un escritor 3.0?

Un escritor 3.0 es aquella persona que se dedica al arte de contar historias y publicarlas. Y no solo eso; acude a eventos y encuentros con otros escritores y lectores, está presente en internet con su blog y sus redes sociales, donde publica, comparte contenido de valor propio y ajeno, interactúa con sus lectores, les pregunta, les responde, se preocupa por ellos…

¿Sois vosotros escritores 3.0?

Recursos de marketing digital para escritores 3.0

1. Blog

Os doy la definición que viene en Wikipedia: “Un blog o bitácora es un sitio web que incluye, a modo de diario personal de su autor o autores, contenidos de su interés, actualizados con frecuencia y a menudo comentados por los lectores. Puede tener diversas finalidades​ según el tipo, taxonomía o incluso su autoría, como por ejemplo para reforzar la marca personal del autor, generar información para comunidades temáticas concretas o incluso servir como medio para buscar oportunidades laborales”.

Existen dos herramientas principales a la hora de hacer un blog: Blogger y WordPress. Dentro de WordPress tenemos que distinguir entre wordpress.com y wordpress.org.

Blogger

Es la plataforma preferida por aquellos que poseen una cuenta de correo electrónico en Gmail y que tienen escasos o nulos conocimientos técnicos para crear una web. Es un servicio gratuito en la nube que al crearlo te dará la URL de tu sitio del tipo nombredetublog.blogspot.com.es. Podréis cambiar a una dirección web personalizada por menos de 15 € al año.

WordPress.com

Es como Blogger, un servicio de blogging gratuito en la nube. Es un producto de código abierto, lo que significa que si entendéis de códigos CSS podréis editar el blog como queráis. Igual que Blogger, podréis comprar un dominio para que este no sea una URL sin personalizar, del tipo nombredetublog.wordpress.com.

WordPress.org

En este caso ya no se trata de un servicio en la nube, sino que habréis de descargar la aplicación WordPress e instalarla en vuestro propio servidor web. Para ello necesitaréis contratar un dominio e instalar la aplicación en un servicio de hosting. A partir de ahí las posibilidades son enormes. Tendréis muchas más plantillas (gratuitas y de pago) para hacer un blog a vuestro estilo y podréis añadirle plugins (funcionalidades extra que se le añaden al blog) que lo harán más estético y más funcional.

¿Qué opción elegir?

Si queréis posicionaros en internet como escritores “serios” que apuestan por sus obras y por ellos mismos, la opción es, sin duda alguna, WordPress.org. Os supondrá una inversión de 70-100 euros anuales en el hosting y el dominio, pero si le dais uso habitual al blog, os merecerá la pena. A los escritores que trabajan conmigo les suelo decir que las dos primeras opciones son como ir de un lugar a otro en bicicleta. En WordPress.com, gracias a los plugins, esa bicicleta la podéis transformar en una moto. Y en una moto podréis llegar mucho más lejos que en una bicicleta.

2. Para hacer fotos con frases para las redes sociales

¿Sois escritores habituados a compartir fotos con frases en las redes sociales? ¿Es uno de los tipos de publicación que más os funcionan? Para esto existen muchos servicios online, pero yo os mostraré dos:

Pablo by Buffer

En esta herramienta no solo podréis subir vuestras propias fotografías y añadirles un texto, sino que disponen de un gran banco de imágenes gratuitas. Además, podréis hacer las imágenes en el tamaño adecuado para cada red social. Y si utilizáis Buffer, que hablaremos de ella un poco más adelante, podréis compartirlas directamente sin tener que descargarla en el ordenador.

Adobe Spark

Es una herramienta de diseño gráfico para no diseñadores gráficos que permite crear fácilmente combinaciones de gráfico y texto en 3 formatos:

1. Post: para compartir en las redes sociales.

2. Page: para crear historias web combinando texto e imágenes.

3. Vídeo: para hacer animaciones. No hay que grabar nada; sólo contar la historia y personalizarla con imágenes, iconos y textos.

Os dejo un vídeo tutorial sobre Adobe Spark:

 

3. Grader

¿Utilizáis Twitter? ¿Sabéis si vuestro perfil tiene buen alcance y buen engagement? ¿Tendréis el perfil bien configurado? Pues Grader es una herramienta de Hootsuite (que más adelante veremos qué es y para qué sirve) que os analizará de forma rápida si lo estáis haciendo bien o no.  Esta es la puntuación que me da a mí:

 

Herramientas de marketing digital para escritores 3.0 Grader

 

Y esta es la puntuación que ofrece para el perfil de Mercedes en Twitter:

 

 

La puntuación para cada una de las tres cosas que analiza va desde la C- (la puntuación menor) a la A+ (máxima puntuación) que dará una puntuación global (también entre C- y A+). Pulsando en Next nos ofrece detalle sobre cada una de ellas y qué deberíamos hacer Mercedes y yo para llegar a la máxima puntuación.

4. Para encontrar los mejores hashtags para Twitter e Instagram: Hashtagfy.me

Una de las formas de hacer que vuestros mensajes lleguen más lejos y a más gente en Twitter es el uso de hahstags. Vamos a ver qué hashtags pueden venir bien a la última novela de Mercedes, Una de las tres, que como bien sabéis es una novela negra. Si Mercedes tiene claro que #NovelaNegra debe ser uno de los hahstags principales para promocionar su novela, en esta aplicación podréis ver qué otros hahstags hay relacionados, qué personas son los que más lo utilizan, la popularidad del hashtags, las distintas maneras en que puede encontrarse o el idioma en el que es más utilizado…

Herramientas de marketing digital para escritores 3.0 Hashtagify

5. Calibre para transformar el formato de vuestros ebooks

Tenéis un ebook que queréis vender. Lo tenéis en formato Word, PDF o en ambos. Lo necesitáis en formato Epub, Mobi u otro… ¿Qué hacer?

Pues descargaros Calibre y comenzar a utilizarlo. Calibre no solo os permitirá convertir libros de un formato a otro. Además nos sirve también para organizar nuestra biblioteca y si queremos, pasarle los libros directamente a nuestro lector (una vez conectado al ordenador por el puerto USB). También podemos, desde Calibre, mandar los libros a nuestro lector usando un servidor de correo electrónico, no haciendo necesaria la conexión por USB. Y desde Calibre también podréis añadir la portada y los meta datos del ebook. Aquí tenéis cinco vídeos para saber cómo utilizar Calibre.

6. Feedly

Feedly es un lector de feeds o RSS… Para que me entendáis; al igual que este blog de Mercedes seguiréis otros muchos. ¿Queréis utilizar una herramienta en la que, al entrar en ella, os informe de cuáles de vuestros blogs favoritos han publicado nuevo contenido?

En Feedly podréis:

– Suscribiros a aquellos blogs que os interesen.
– Leer todos los contenidos publicados en ellos.
– Informaros sobre las últimas actualizaciones incorporadas.
– Reunir en un mismo sitio contenido que os interesa.
– Ordenar y filtrar los sitios a través de categorías.

Si queréis más información sobre Feedly no dejéis de leer aquí.

7. Planificador de palabras clave

¿Queréis que cuando alguien hace una búsqueda en Google en sus primeros resultados aparezcan los contenidos de vuestros blogs? Eso es el SEO. Para que ello ocurra deberéis elegir 1 o 2 palabras clave principales para vuestro blog y 5 o 6 palabras clave secundarias para trabajarlas y posicionarlas en el buscador. Así, si alguien busca, por ejemplo “paseo de la fama de la literatura de amazon” en Google, en los primeros 10 resultados aparece dos veces este blog. Y si buscáis “consejos para autores indies” también encontraréis dos enlaces a este blog entre los 10 primeros resultados.

Si queréis más información os dejo un artículo al respecto que publiqué en  mi blog hace poco:

Recomendaciones de SEO para escritores que quieren posicionar su blog en Google

8. Mailchimp

¿Os gustaría tener una relación mucho más directa con muchos de vuestros lectores? ¿Poder comunicaros con ellos de manera regular para darles a conocer vuestras últimas novedades, para que sean los primeros en conocer vuestro próximo libro, etc.? Para ello es imprescindible Mailchimp, un proveedor de servicios de marketing por email que os permitirá obtener una base de datos para con la cual llevar a cabo ese tipo de acciones. Con Mailchimp podréis:

– Crear formularios de alta en vuestro blog.
– Gestionar listas de correo.
– Personalizar cada mensaje.
– Enviar campañas de email marketing.
– Diseñar plantillas de envío.
– Cumplir automáticamente con las leyes anti spam.
– Posibilidad de realizar pruebas A/B enviando dos campañas similares para ver cuál tiene mejor aceptación.
– Viralizar contenidos.
– Medir los resultados de tus campañas y sacar tus propias conclusiones.

9. Herramientas para ahorrar tiempo y programar mensajes

Hootsuite

Hootsuite es una herramienta (o app) desde la que gestionar varios perfiles sociales a la vez. En concreto, actualmente podrás gestionar tres perfiles sociales en Hootsuite sin pagar: perfil de Facebook, Fan Page, Twitter, canal de Youtube, perfil en LinkedIn, Instagram, página de Google Plus… Y otras muchas funciones que se le pueden ir añadiendo.

En la parte gratuita podréis programar hasta un máximo de 30 mensajes a la hora y día que elijas o dejar que Hootsuite, en función de tu actividad y la de tus seguidores, la programe a la mejor hora para ti de forma automática.

Buffer

Es una alternativa a Hootsuite aunque, para mi gusto menos completa… Pero para gustos colores. Si queréis conocer más sobre esta herramienta no dejéis de leer este ertículo.

Hasta aquí varias de las herramientas que creo son imprescindibles de cara al marketing digital para escritores 3.0. Espero que os sirvan, que vayáis a conocerlas y a probarlas y que me contéis si utilizáis alguna otra. Si tenéis alguna duda sobre alguna de ellas, queréis más información… Dejad vuestros comentarios, pasaos por mi blog o escribidme a manuel@manuelmirandaj.es.

Nos vemos.

mil razones para escribir

3 Consejos para autores indies que quieran escribir novela negra

Todas las novelas tienen su complejidad, pero especialmente cuando el autor quiere ofrecer al lector algo más de lo ya escrito, o simplemente se reta a sí mismo para crecer en su profesión.

No sé cuántos cientos de miles, millones de novelas del género negro se habrán escrito. Cuando comencé a escribir Una de las tres pensé que tendría muy difícil no repetirme. Es verdad que cada historia posee cierta singularidad por mucho que se asemeje a otras escritas, además de contar con el propio estilo del autor; pero esto no es suficiente.

Hasta ahora tengo cuatro novelas que podrían incluirse en el género negro: El fotógrafo de paisajes, Cartas a una extraña, Mensajes desde el lago y Una de las tres. En cada una de ellas he procurado distanciarme de las que conocía, ser yo misma, reinventar el género si hacía falta. ¿Por qué no? ¿Cuál es el problema?

Creo que la pericia está en dejar atrás el miedo de que al final la historia no sea aceptada en este género ni en ningún otro. El artista está obligado a romper moldes, a ofrecer su propia visión del mundo.

 

 

Consejo 1 para escritores indies que quieran escribir novela negra

No debemos dejarnos encorsetar, es primordial que el proceso creativo discurra en absoluta libertad, sin pensar en el resultado hasta que llegue el momento.

Como decía, antes de comenzar a escribir Una de las tres, reflexioné sobre la historia que tenía esbozada en apuntes y me pregunté si valía la pena escribirla y si ofrecía algo nuevo a los lectores. Entonces caí en la cuenta de que el propio planteamiento de la obra era realmente original: la novela exigía tres protagonistas cuyos papeles eran igualmente fundamentales para la trama, además de ser tan idénticas físicamente como diferentes psicológicamente.

Pensé, «Bueno, no he leído todas las novelas de la historia, pero creo que no debe haber muchas con tres protagonistas idénticas cuyas vidas hayan transcurrido en tres ciudades distintas». Parecía fácil en un principio, pero nada que ver, escribir desde tres perspectivas completamente diferentes, tener la capacidad de pasar de un escenario a otro sin desorientarme y a la vez ponérselo fácil al lector fue todo un reto. Por momentos pensé que tendría que abandonar, que tal vez no estaba preparada para un reto de ese calibre. Pero perseveré y la editorial Amazon Publishing se mostró muy interesada en el resultado.

Es curioso, este empeño de ser yo misma en cada una de mis novelas ha hecho que toda mi obra tenga un denominador común que no había advertido hasta hace poco: en el fondo en todas mis historias juego con el espacio y el tiempo, hay como un empeño de los personajes en superar estos parámetros regresando de algún modo a la niñez para comprender el presente.

También en Una de las tres, como en mis novelas anteriores, los personajes principales se enfrentan al reto de superar los obstáculos que suponen en la vida el espacio y el tiempo. Todo esto teniendo en cuenta de que no hablamos de novelas fantásticas, muy al contrario. Quién sabe, tal vez cuando ya no esté entre los vivos me recuerden por esto. ¿No sería genial? Me imagino alguna frase como: «Mercedes Pinto Maldonado fue una escritora cuyas obras son un pulso al tiempo y al espacio». Vaya… suena bien. Por soñar…

En el fondo qué más da cómo te recuerden cuando no estás, al final lo que cuenta es escribir lo que sientes y gozar haciéndolo, claro, y rezar para que el lector también disfrute leyendo el resultado y así poder ganarte la vida.

Consejo 2 para escritores indies que quieran escribir novela negra

No soy la primera en decirlo, pero creo que es de vital importancia recordar los escritores que comienzan la importancia de este consejo: «Lee todo lo que puedas, aprende de los maestros y, cuando abordes tu propia obra, olvídalo todo y sé tú mismo». Me parece que debería ser el único mandamiento para cualquier artista. Cierto, esta premisa no garantiza en absoluto el éxito, pero no hay otro camino para alcanzarlo y, cuanto menos, serás único e irrepetible.

La experiencia acumulada debe servirnos para manejar más y mejor las herramientas a la hora de escribir nuestra propia novela: aumentar nuestro vocabulario, perfeccionar el estilo, coger destreza para que nuestros textos estén claros, dar personalidad a los personajes, elegir de una forma instintiva los escenarios, describir con economía y exactitud para no aburrir al lector… Como digo, otros autores y obras deben ayudarnos a ser más hábiles, pero nunca, nunca, hemos de permitir que nuestras novelas sean una mala copia de otras.

Consejo 3 para escritores indies que quieran escribir novela negra

Querido escritor que comienzas, sé valiente, no tengas miedo a que tu novela no encaje en lo establecido. Al contrario, si tienes una idea novedosa llévala al papel y aventúrate a explorar terrenos desconocidos, esta es la única manera de que tu nombre sea tu propio sello y de aportar algo nuevo a la historia de la literatura. Me estoy acordando de Julio Cortázar, por poner un ejemplo de un escritor que rompió todos los moldes.

Las críticas de Una de las tres dicen que es novela negra, pero no exactamente; que es un thriller, pero distinto; que tiene algo de policíaca, pero que no encaja en este género; que pudiera ser contemporánea, pero…

Nada de lo anterior importa, lo esencial es que los lectores agradecen una historia diferente, llena de sorpresas, que engancha y emociona y que su final no deja a nadie indiferente. Bien, fui valiente y yo diría que lo conseguí; abordé una obra compleja, pero el lector no lo nota y pasa las páginas fluyendo y disfrutando. Qué más da todo lo demás, por qué criticar que una novela se salga de las normas establecidas cuando lo importante es que cumpla su objetivo: arrancar al lector de su realidad para adentrarlo en otra paralela tan fascinante que no desea regresar, como si estuviera disfrutando de un maravilloso sueño del que no quisiera despertar jamás.

 

 

Lo dicho, querido escritor que comienzas lleno de dudas: que nadie te diga jamás lo que quieres escribir, solo los mediocres aconsejan no salirse de las normas.