Melodia para un forense Mercedes Pinto Maldonado

Melodía para un forense: la nueva obra de Mercedes Pinto Maldonado

Queridos seguidores:

Hoy llego a este rincón ilusionada e inquieta porque mi última novela, Melodía para un forense, ya está a vuestra disposición. Ha dejado de ser totalmente mía, ahora le toca recorrer el duro camino de la crítica. Y la crítica sois vosotros, esos primeros lectores que decidís con vuestra sabia y natural intuición cómo de largo será su recorrido.

Mucho se ha hablado y se habla de cuál es el mejor márquetin para una novela, y es verdad que un buen primer impulso ayuda en el comienzo. Un trabajo del que debemos ocuparnos con tesón e inteligencia y que de ninguna manera podemos desdeñar. Porque, desde luego, es imposible que un lector busque lo que ni siquiera conoce y, entre otras cosas, por eso escribo este post, para que sepáis que Melodía para un forense existe.

Pero la realidad llega después de esos primeros pasos; llega cuando los valientes primeros lectores alcanzan el punto final ––si es que deciden leer hasta la última página–– y hablan de la historia con sus conocidos: sus seguidores en redes, los amigos con los que se toman una caña, los compañeros de trabajo, la cuñada lectora empedernida… Es ahí donde, en verdad, se decide si el libro seguirá abriéndose paso o caminará hacia el ostracismo. Su continuidad depende del boca-oreja, no nos engañemos. Si esto no funciona, nuestra frustración será inminente.

No pocos autores se quejan continuamente de que promocionan hasta el agotamiento y que nada les funciona. Es entonces cuando culpan a editoriales, plataformas de ventas, blogueros o lectores, a los que a veces acusan de malas intenciones, trampas o cualquier treta que justifique que su obra no despega. Es posible que tengan algo de razón y que a su libro le falte una buena promoción, suele pasar; pero no podemos descartar que simplemente el boca-oreja no ha funcionado.

Sí, una novela puede tener todas las estrellas del firmamento en Amazon colocadas por conocidos, amigos, blogueros amables y familiares, y terminar cayendo en el submundo amazónico. Me consta que muchos de los que públicamente dejan sus cinco estrellas y un excelente comentario solo quieren quedar bien con el escritor y después, mientras se toman un café con el amigo, en grupos literarios o en los corrillos de presentaciones de libros cuentan todo lo contrario, lo que de verdad piensan y sienten.

A mí me ha pasado con un par de libros. Sí, sí, los mismos que se llamaban súperamigos y me calzaban cinco estrellas en las plataformas de ventas, cuando daban la vuelta ponían el libro a caer de un burro en grupos de lectores. No podría decir cuándo eran sinceros, los hay que ni siquiera se leían la obra; pero lo cierto es que es esta actitud, la de hablar mal de la obra por detrás, la que hace verdadero daño, al igual que cuando hablan positivamente levantan la novela. Eso sí, el beneficio o el perjuicio solo funciona si es continuado en el tiempo y sostenido por una mayoría sincera, no por cuatro resentidos que nos odien o por cuatro que nos amen con locura. Este es el verdadero márquetin.

 

portada Melodia para un forense

 

Es un hecho que, aunque un pequeño grupo se empecine en hundir tu obra, si en realidad está gustando no tiene nada que hacer; es como una pequeña hormiga intentando aplastar a un elefante; cinco contra cien que, además, no tienen ninguna credibilidad, de manera que, dependiendo de cuántos y quiénes, tampoco debemos inquietarnos. Allá ellos.

Pensad, entre amigos y enemigos ¿cuántos podemos contar?, ¿cien, como mucho? Pues os digo que una novela despega con muchos miles de lectores desconocidos, que están en sus trabajos, en los restaurantes, en su casa un día de lluvia, en las playas, en el metro… Nunca tendremos la dicha de conocerlos para darles las gracias por hablar bien de nuestro libro.

A mí me pasó con Cartas a una extraña que hubo algunos lectores de cierta influencia que hablaban pestes por los rincones, pero el verdadero boca-oreja ya había empezado a funcionar y el tiempo demostró que solo eran opiniones malintencionadas. Hablamos de una novela que lleva la friolera de dos años y medio en el Top 100 y que se ha convertido en un longseller.

Ojo, que hablen mal de una obra no tiene por qué significar que es mala o está mal escrita; en ocasiones, simplemente no está dirigida a esa masa crítica de lectores necesaria para empujarla al éxito, bien por el género, porque es demasiado intimista o porque el tema es de mínimo interés en ese momento. También me ha pasado. Y naturalmente, hay que contar con esos lectores que comentan con toda honestidad que no han disfrutado la historia por el motivo que sea; gustar a todo el mundo es imposible, además de mentira. Claro, tampoco podemos descartar que simplemente sea un tocho infumable.

En fin, que como es lógico estoy muy nerviosa porque hoy comienza la segunda parte de esta apasionante aventura de novelar, esa en la que ya poco puedo hacer porque os pertenece a vosotros; ahora sois los lectores los protagonistas y los que decidiréis si la función debe continuar o si hay que echar el telón.

Espero y deseo que Ray Fox os tambalee, os conmueva, os emocione y os transporte a momentos y lugares de los que no queráis regresar. Es una novela fuerte, con momentos que pueden doler, pero hay que llegar al final para comprender… Bueno, ya me contaréis.

Lectores, Melodía para un forense ya es vuestra.

Abrazos a todos y gracias por seguir a mi lado.

Si has llegado hasta aquí y quieres conocer a Ray Fox y sus melodías, te dejo el enlace de Melodía para un forense: myBook.to/MelodiaForense

Anuncios

12 comments

  1. En primer lugar, ¡¡ENHORABUENA POR EL LANZAMIENTO!!
    En segundo lugar, qué interesante resultan tus reflexiones sobre las opiniones. No he visto aún, pero démosle tiempo al tiempo, a gente que opine una cosa en la red y otra en sus círculos, pero, la verdad, no me extrañaría.
    En fin, reitero mi más sincera enhorabuena.

  2. ¡Menudo ritmo de escritura llevas, Mercedes! Me alegro mucho por tu nuevo lanzamiento. No me cabe duda de que va a ser otro éxito, y lo celebro de veras.
    Yo he leído varias de tus novelas. Me entusiasmó ‘Hijos de Atenea’ y otras no me han gustado tanto, pero eres una de mis autoras de referencia y tengo muy claro que voy a seguir leyéndote. Porque, además de ser una buena escritora, eres un ejemplo a seguir y tu éxito es la demostración de que (topicazo al canto) quien la sigue, la consigue.
    ¡Enhorabuena! :)

  3. Opino como tú sobre las valoraciones de 5 estrellas, de echo escribí una entrada sobre ello. Es una pena que los mismos autores no valoren la sinceridad de las estrellas intermedias y prefieran auto-engañarse con la opinión no objetiva de los que, como bien dices, solo quieren quedar bien con el autor.
    Como solía decir C. Bukowski y, resumiéndolo: “la dedicación sin talento no sirve para nada y todos creen tenerlo”.
    ¡Enhorabuena!

  4. Sé positivamente que “el boca-oreja negativo” en esta novela no puede representar una merma en la calidad de la obra editada, si bien tal como indicas, no todas las opiniones pueden ser totalmente favorables, pero si deberIan ser sinceras para ayudar al propio autor a calibrar sus logros y, si cabe, mejorar.

    Soy una de las personas a las que incluyes en la segunda parte de tu aventura, la aventura de tu obra. He leído el libro en tan sólo unas horas, ya que es una novela adictiva desde el principio y me atrevo a decir que esta inmersión en la novela policiaca ha tenido como resultado un buen thriller que supera las espectativas que ha ido generando en mí la trayectoria de toda tu obra.

    Tal como compartes en tu video reciente sobre las nuevas formas de comunicación y su efecto de las redes sociales creo que es una parte de la aventura que permite la continuidad de la obra de un escritor, fuera de las ediciones impresas, que se suma al acceso del lector y ayuda a más de uno a una apuesta casi segura en la adquisición del producto según comentarios y preferencias.

    Muchas felicidades por tu recién estrenada obra y… Éxitos!

  5. MariAsun, lo primero es darte las gracias por leerme, por reseñarme en Amazon y por tu sustancioso comentario.
    Ciertamente, no podemos esperar que nuestra obra guste a todo el mundo, hay autores que se enfadan mucho cuando les ponen una crítica negativa. No es mi caso, si la crítica es constructiva, aprendo y procuro no caer en los mismos errores. Pero pensar que porque veinte de tus amigos te coloquen cinco estrellas tu obra es magnífica no es más que engañarte a ti mismo. La realidad está en la calle y somos ajenos a ella.
    Sabes cuánto me alegra saber que “Melodía para un forense” te atrapó, porque sé que tu opinión es sincera.
    Un abrazo y feliz Navidad.

Los comentarios están cerrados.