levantando muros referendum indeoendencia cataluña

Levantando muros

Queridos seguidores y lectores, empezamos el curso con un plato fuerte, la actualidad manda y en esta ocasión me apetece opinar sobre el huracán que azota nuestro país, el otro, Irma, es una tragedia que habla por sí misma.

No veo la televisión, mejor dicho, no soy de las que buscan el mando para encenderla, hace tiempo que dejó de interesarme y me documento e informo a través de internet, aunque de política muy poco; pero no puedo evitar, ni tampoco me molesta, que esté encendida en casa durante los almuerzos y cenas; no vivo sola.

Anoche asistí en primera fila a las explicaciones públicas que un señor daba a toda España sobre por qué él y sus compañeros de partido piensan que independizarse de su país es la mejor opción para los suyos y los otros.

Me quedé fascinada.

Sé que a esas alturas del ruidoso ciclón independentista ya lo habría escuchado hablar mil veces la mayoría de los españoles, pero yo no, así soy de inconsciente y autista en cuestiones políticas. Y digo que me quedé fascinada porque vi a un hombre aparentemente noble, que se desnudaba y exponía con valentía ante las duras preguntas y observaciones de la presentadora y del público asistente al plató. Yo hubiese caído en el primer asalto.

En la pantalla había un señor, aparentemente, nada pretencioso, un hombre sencillo, culto, preparado y convencido hasta lo más profundo de que el sueño que persigue es un bien para todos. Daba la sensación de que sus argumentos nacían de una convicción honda y honesta.

Hasta tal punto me conquistaron sus modos, no así sus pensamientos, que por momentos pensaba: «Cómo me gustaría que un político de ese calibre presidiera todo el planeta, qué fácil sería convencer al mundo de que unidos seremos más fuertes, más ricos y más felices».

Se me ocurrió que tal vez uno adopta la ideología en la que te han querido, aunque sea un desvarío. Me explico: que tus padres sean fans de Trump, no significa que no te quieran; que tu hermano mayor idolatre a un cantante de rock, no significa que no te quiera; que tu abuelo esté obsesionado con los rojos o los azules de la Guerra Civil, no significa que no te quiera… El amor que nos hayan dado desde niños nuestros mayores no tiene menor valor porque estos hayan tenido unas u otras preferencias sociales, políticas, religiosas… Es más, se me ocurre que es más fácil empatizar con las ideas de alguien que te protege, te quiere y te respeta que con las de quien no le importas, y que los ideales de este señor tan afable no son más que los que le inculcaron sus antecesores, que obviamente también le enseñaron buenas maneras. No encuentro otra explicación; parece una buena persona.

Quiero decir, si yo he crecido en un hogar donde no me faltó seguridad y protección, seguramente estaré impregnado hasta la médula de todo lo que acontecía en él. Pero, ¡ojo!, los que nos protegen también se equivocan y tienen ideas erradas, por mucho que los amemos y respetemos.

Señor Junqueras, me cae usted muy bien, y creo que a mucha gente. Peligrosamente bien. Peligrosamente porque en su excelente discurso se olvida de una verdad sin discusión: usted y yo somos vecinos y lo seremos mientras no se mude a otra casa, no podrá separase de mí por más que se empeñe a no ser que ponga distancia, y es obvio que no piensa marcharse. Lo único que puede hacer para separarnos es levantar un muro, y le recuerdo que la historia ha demostrado sin la más mínima piedad que donde se levanta un muro pierden los de uno y otro lado.

¿Por qué? Es sencillo: finalmente lo que usted y sus compañeros persiguen no es más que dinero, todo es en el fondo una cuestión de quedarse con la mayor parte de los recursos. Pero olvida que, sin lugar a dudas, aquel que decide separarse del grupo y comer en mesa aparte no le queda otra que hacer la compra solo, y eso siempre, siempre, sale más caro a todos.

No hace falta ser un experto en economía para entender cuentas sencillas, esto lo sabe cualquiera que administre un modesto hogar: si les pones de comer aparte y menús diferentes a cada uno de tus hijos, la cesta de la compra se dispara. No, no habrá más para nadie, habrá menos para todos. Pero, aunque fuese posible ese sueño delirante de creer que separados tendrán más los de su comunidad, cuanto menos sería insolidario y un paso atrás en la humanidad.

Estamos en la época de derribar muros y aunar fuerzas para solucionar los problemas mundiales que amenazan a nuestra especie, no de levantarlos, eso ya sabemos cómo acaba, para qué repetir.

En fin, que no, que no, que ser muy listo, culto, preparado, viajado, cercano, amable y buen orador no significa llevar la razón. Se puede estar tan equivocado como convencido de una idea, hasta el punto de llevarla hasta las más trágicas consecuencias.

Dicho esto, señor Junqueras, permítame decirle que fue un placer escucharle y comprobar una vez más que, gracias a mis padres, abuelos y profesores, aprendí desde niña a pensar por mí misma, a ver a mis semejantes como iguales y a no dejarme llevar por grandes discursos ni ideologías de hombres brillantes, pero impedidos para hacer avanzar a la humanidad.

 

Fuente de imagen de cabecera: nuevolaredo.tv

Anuncios

One comment

  1. Pues sí, Mercedes, estoy de acuerdo contigo en casi todo menos en eso de que este señor me caiga bien, que me parece un lobo temible con piel de cordero, un pastor que hace del cretinismo de muchas de sus ovejas su fuerza. Un líder que tiene muy claro qué quiere y a costa de qué lo quiere, a diferencia de otros que le acompañan en esta absurda singladura, un “estadista” que pretende pasarse por el forro ya no al resto de españoles, que también, sino a la mitad de los catalanes aunque no piensen como él, que está en posesión, por supuesto, la verdad absoluta.
    Ya lo decía César: Divide y vencerás.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s