El esperado y temido mes de marzo para el escritor

20120908_9

 

¡Ohhh… marzo! Ese mes tan ansiado y temido por el escritor dependiente. Lleva todo un año esperando el momento, contando los días desde enero y preguntándose: ¿es en febrero, marzo o abril? «Es en marzo, incauto, en marzo», se dice cuando comprueba la fecha del año anterior. Tal vez en esta ocasión pueda demostrar a su esposa, marido, hijos, padre… que sí, que estar desde el amanecer al anochecer frente al ordenador es un trabajo duro por el que pagan; es incluso posible que se cumpla el sueño de poder por fin cambiar el viejo coche, o de llenar el frigorífico, aunque sea un par de meses. Lo de irse ese varano de vacaciones unos días sería genial. Día uno, nada; día dos, nada; día diez, nada… Día veintinueve, ¡ahí está! Lo anuncia tu bandeja de entrada, no se han olvidado de ti. El dedo índice te tiembla antes de pinchar en el asunto: «Liquidaciones 2015». En ese momento pasan por tu mente tantas cosas… las discusiones con tu pareja porque no puedes atenderla ni tampoco tienes un solo euro para llevarla al cine, la maldita hipoteca, la invitación que le debes a tu hermano para celebrar que al fin firmaste con una gran editorial… «Venga, tú puedes, dale». Y pulsas la tecla izquierda del ratón, ese fiel roedor, el único que en todos los años que llevas escribiendo sigue a tu lado.

Los números te marean, no sé cuántos del stock, otros tantos por las devoluciones, el tanto por ciento del IVA, este resultado es negativo, pero aquel es positivo; del título tal se han vendido equis y del otro… Bah, bah, bah… vamos a la última página, ahí está el resultado. Miras y remiras, sí, «Total propietario (¿propietario? Bueno, vale): XX-». ¿Solo eso? Esto tiene que estar mal. ¡Juas! No, no está mal, tú estás mal, te has olvidado de que detrás del número hay un signo menos. O sea, después de haber saldado religiosamente el dichoso adelanto ya hace tiempo, de haber vendido cientos de e-books y de ahogarte en cuatro páginas de números indescifrables, tú, el propietario, debes esa cifra, porque resulta que han devuelto no sé cuántos del título tal en papel. Vamos, que ni vacaciones, ni cine, ni hipoteca, ni llenar la nevera, ni justificar lo más mínimo ante los tuyos que tienes el culo pelao de escribir y promocionar.

Esto tiene que ser un error, pero si yo autopublicando solo un libro he sobrevivido este año. ¡Nooo…!, no es un error, los números están bien, todo cuadra. Eres escritor, ¡que no te enteras! Tú trabajas y ellos cobran. Ay, cuántas veces habrá que explicártelo.

«Bueno, todavía me quedan las liquidaciones de dos editoriales más». De verdad que no eres más iluso porque te falta tiempo para ensayar. Más de lo mismo. Venga, escríbeles que seguro que esta vez hay un error. Respuesta:

Buenos días,

El e-book está sujeto al 21% de IVA. Se le liquida el ingreso neto que son las cantidades que recibe el EDITOR de sus clientes según las facturas emitidas por las ventas reales, menos IVA y menos descuentos y otras asignaciones pagados a los socios en la distribución, no pudiendo tales descuentos o asignaciones exceder el 50% del precio de venta al público recomendado en el canal digital, menos IVA).

Saludos

Ahhh… Pues sí, ahora lo entiendes todo. ¡Pero cómo puñetas quieres ganarte la vida escribiendo si eres incapaz de entender cuatro líneas, cazurro! Aprende comprensión lectora y ya después si eso te echas unas letras.

Has estado una semana escribiendo a los editores y contables, discutiendo con tu familia, además de consultar con otros compañeros, que es lo único que al final te consuela, por aquello de mal de muchos… Ea, que esto es lo que hay. Céntrate en lo tuyo, escribe y promociona, que marzo de 2017 está a la vuelta de la esquina. De todas formas, ¿adónde puñetas vas a ir si no tienes un céntimo?

Anuncios

31 comments

    1. Andrea, eso es por lo que todo vale la pena, Creo que escribiríamos igualmente, aunque nadie nos leyera, de hecho yo lo hice durante años antes de publicar, por mero placer. Pero, ah, amiga, lo de publicar es otra historia, como bien dices, solo vale la pena por esos lectores que te siguen y sueñan con tus historias y contigo.
      Gracias por venir.
      Abrazos.

  1. Ya sabes lo que dice el famoso romance:

    Que por marzo, era por marzo
    cuando mudo la color.
    Cuando estas sanguijuelas
    de tripas me dan ardor.
    Que ni sé cuándo es de día
    ni cuándo las noches son
    sino por un lectorcillo
    que me tenía fervor.
    Me lo aburrió la editora
    Mira ¡Que me cago en ros!

    Ánimo maestra.

  2. Yo me he perdido en la segunda linea…Solo tengo claro una cosa…el signo negativo…
    La verdad, debe ser frustrante ( para mi lo sería).
    Te debes a un horario, a unos plazos; debes solventar malos días ( días obtusos, los llamo yo).
    Y ese esfuerzo no se ve recompesado con dinero, q tb es necesario para vivir. ” Para llenar la nevera”.
    En fin, q algo bueno debe tener…tiene q tener, sino más de uno arrojaría la toalla.
    Me siento orgullosa de pertenecer a la parte positiva de esta ” profesión de riesgo”, soy una lectora q disfruta con cada página hasta el punto de traspasar la linea invisible y ” estar dentro”.
    Un beso fuerte…

    1. Sé que todo esto sorprende a los lectores, pero al final, entre otras cosas, muestra algo importante: se es escritor más allá del hambre, a veces incluso a pesar nuestro. Esto es un veneno para el que no hay antídoto.
      Me quedo con tantas horas escribiendo lo que imagino y, sobre todo, con lectores como tú, Chus.
      Un beso.

  3. Joder. Y es por estas cosas que me ALEGRÉ de que otra editorial cancelara una obra mía que ya habían aceptado. Di por terminado el asunto, ahora me dedicaré 100% a vender por libre. Al final, quien cuida mejor los intereses de un escritor es… el escritor + sus lectores.

    1. Hay gente que sí lo hace, pero toman el negocio en sus manos. Las editoriales están preocupadas por sobrevivir… con la suma de ventas de su catálogo. Si un escritor se hace rico mientras otro se muere de hambre, eso les da igual. Ellos no están mirando por los intereses de cada escritor en particular. Claro, es un negocio, pero curiosamente todos hacen un sueldo EXCEPTO quienes aportan la materia prima (salvo casos excepcionales). De ahí que todos deberíamos ponernos de acuerdo en secuestrar la materia prima, estilo huelga de granjeros :-D (OK, eso no va a pasar, pero sería fenomenal.)

  4. Escribo por <>, porque me gusta, y al final lo más gratificante son los lectores.
    Es muy difícil vivir de los libros. Solo hay excepciones que lo consiguen.
    Me ha hecho gracia el artículo. Creo que a casi todos no ha pasado eso de <> jaja, sobre todo
    en el primer libro, cuando vas de novata. Luego vas canalizandolo y empiezas a entenderlo: Vivir de lo que se escribe
    solo le vale a un insignificante tanto por cientos de los escritores.
    Es lo que hay… y aún así, yo encantada de poder dedicarme a algo que me apasiona.
    Un saludo.

  5. Helena, sí se puede vivir de la literatura, de hecho, yo misma llevo un tiempo que medio sobrevivo gracias a mis libros, claro, a los autoeditados. Yo creo que esta es una mala época, demasiado convulsa, pero todo pasará y las editoriales se darán cuenta de su error, estoy convencida.
    Mil gracias por tus comentarios, y sigamos escribiendo, por nuestra salud mental y por los lectores.
    Un abrazo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s