EL CHICO DEL LAGO CRESCENT

trees-691987-2 - copia

 

Olympic National Park  5-5-2002

Querida extraña:

Llueve a mares en el Olympic Park, apenas se distingue la línea que separa la superficie del lago de la del cielo. Desde mi ventana contemplo un precioso paisaje bucólico que no hace más que acentuar mi melancolía, mis enormes ganas de ti. Llevo horas con la mirada fija en esta enorme y densa masa gris plateada. Desde el agua emergen hacia las montañas unos vapores mágicos que me eclipsan, es como mirar el baile de las llamas del fuego. Parece que de un momento a otro fuesen a aparecer por los rincones todo tipo de personajes mitológicos, casi puedo ver corretear a los elfos y revolotear a juguetonas hadas. Pero casi, porque la visión de tu rostro lo llena todo. Lo veo sobre el lago, entre la lluvia, en la cima de las boscosas montañas… Vivo obsesionado con volver a verte, con que esta pesadilla termine y podamos al fin cumplir nuestro sueño de amarnos eternamente. En un día como el de hoy, en el que me veo obligado a pasar horas de encierro, te extraño más si cabe.

Siempre tuyo:

El Pintor Trémulo

 

Extracto de una de las cartas que el protagonista de Cartas a una extraña escribe a su amada.

Anuncios

5 comments

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s