LOS PIRATAS DE CAMPOARRIBA

Post11Es la Fiesta de la Paella en el municipio de Campoarriba, uno de los pueblos de más altitud de Andalucía. Es una aldea casi deshabitada, en la que viven una veintena de abuelos que se niegan a dejar su vida. Pero hoy es un día especial, todos los que tienen algún vínculo con el lugar suben a la montaña a degustar el rico arroz. La pequeña plaza está a rebosar, no faltan la cerveza, el vino y la orquesta. Después de disfrutar un año más el sabroso almuerzo, un buen grupo de amigos y conocidos se reúnen en la casa de la tía Rosa para tomar café y un trozo de la típica torta de Campoarriba. En la reunión hay una escritora, cerca de la chimenea, escuchando la conversación que mantienen una docena de hombres y mujeres. Por lo pronto, se mantiene al margen, mirando el fuego, pero atenta a la distendida charla.

―Qué desastre de país, dan ganas de irse a vivir a las antípodas ―dice un joven de unos treinta años llamado Santi―. ¡Qué asco de políticos! Es que no encuentras uno honrado ni por estadística.

―Son todos iguales ―apostilla otro, de nombre Manuel, después de sorber su café―, mientras no los pillen, roban y roban sin pudor.

―Pues yo no lo entiendo ―interviene una señora, la mujer de Manuel―, con la de gente honrada que hay… ¿por qué siempre salen elegidos los de la misma calaña? A mí no se me ocurriría quitarle a nadie el pan ni con hambre. Quita, quita…

―Eso digo yo. Si es que no conocen el límite, roban por robar. Macho, yo tengo mi casita, mi trabajito, me acuesto con la barriga llena… ¿qué más quiero? Eso tiene que ser vicio ―vuelve a hablar Santi, dirigiéndose a Manuel.

De repente, el tal Santi repara en la mujer que está frente al fuego:

―Hola, ¿qué tal? Tú eres la escritora, la suegra de Marcos, ¿no? ―la aborda con una pregunta al reconocerla.

―Eso dicen ―contesta la autora sorprendida―. Encantada de conocerte, Santiago ―le extiende la mano amablemente.

―A mi mujer le encantan tus libros. Cuando le regalé el Kindle para su cumpleaños le descargué, de una página de esas piratas que me recomendó un amigo, al menos cien y, oye, cuando llevaba cuatro leídos empezó uno tuyo y ya no paró hasta que se los leyó todos; todas las noches cuando llegaba del trabajo erre que erre para que buscara la dichosa página y le descargara otro. Está en la plaza, ahora cuando venga te la presento, verás qué alegría le vas a dar.

―Muchas gracias ―le dice la escritora, con manifiesta acritud.

―De nada, mujer, es un placer ―le dice Santi antes de darse la vuelta para seguir despellejando a la clase política.

Pero ella necesitaba decirle algo más:

―Perdona, ¿sabías que descargar libros de páginas piratas es un robo?

―Bueno, estamos en España, estas cosas no se pagan hasta que no te pillan ―contesta el chico con una sonrisa burlona.

―¿Sabes?, en este momento a mí también me dan ganas de irme a vivir a las Antípodas, acabo de perder la esperanza en la gente que tanto critica a la clase política.

Anuncios

7 comments

  1. Es el genoma hispánico, Mercedes.
    Robar a un “mindundi que escribe” no es robar
    Es que te pones muy tiquismiquis, je,je,je (Espero que se note la ironía, a ver si encima me van a echar los perros a mí, que sufro esa plaga, en mi modesto nivel, pero la sufro)
    Yo en algún sitio he pedido a “mis piratas” que donen los 0.89 euros que se han ahorrado al descargar mi libro a una ONG o en su defecto (y me decanto mejor por esta segunda opción) que lo cambien en monedas de un céntimo y se las metan por el culo. Así daríamos uso a estas inútiles monedas,
    Un abrazo

  2. Solo vemos la paja en el ojo ajeno; el que está dispuesto a hacer una descarga ilegal está dispuesto a otra cosas, hasta que le terminen pillando.

    Muy bien escrito y denunciado Mercedes

  3. El regateo, ami lo que me gusta es el regateo y buena bronca me lleve de una amiga por regatear a un vendedor de gorras. Lo de la Pirateria y euricos en B ¡ me da asco ! y aqui lo dejo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s