MI OCTAVA HISTORIA y vuelta a empezar

Bahati, transcripción Word (2)Terminada, en libretas, mi última novela. Ahora toca pasar la historia al Word y aprovechar para repasar notas y hacer una primera corrección. Título provisional: “ME LLAMO BAHATI, y mi nombre significa suerte”.

En este punto del proceso creativo me preguntó qué será de esta obra. Miro hacia atrás y me doy cuenta de que cada historia tiene un destino. No siempre funciona la publicidad, ni tampoco que el tema esté o no de moda, también he comprobado que el hecho de que el propio autor tenga mejor opinión de uno de sus títulos no influye en el leedor como quisiera.

Esta es la octava historia a la que pongo punto y final y siento la misma incertidumbre que con la primera. Sé que la suerte está echada, que, digan lo que digan los «expertos», no hay protocolo a seguir para que mi novela llegue a una masa crítica de lectores. Sí, es necesario que tenga una trama, estructura, sintaxis y personajes trabajados, además de publicitarla lo suficiente, pero creo que en esto de contar cuentos hay mucho de magia y que el lector es soberano. Como debe ser.

Mientras abro el office ya bulle la próxima en mi mente.

Hora de concentrarse en la transcripción al Word, lo demás no está en mi mano.

Anuncios