¿ERES ESCRITOR? ¿TE SUMAS A MIS PROPÓSITOS PARA EL 2014?

untitled

Hasta el día de Reyes tenemos tiempo sobrado para meditar y reorganizar nuestra vida, después ya no hay excusa. Los propósitos que se hacen con firmeza y en público implican un fuerte compromiso con uno mismo. Por eso quiero dejar aquí los míos, junto a la promesa de que haré todo lo que esté en mi mano para cumplirlos. Si tú quieres ser escritor o estás en ello, tal vez te apetezca sumarte a este ambicioso y apasionante proyecto:

*Poner una alarma en el ordenador que me recuerde cada equis tiempo que debo escribir al menos cuatro horas diarias de lunes a viernes.

*Cerrar Facebook, Twitter y páginas similares mientras esté en la sublime tarea de escribir.

*Trabajar siempre con el manual de estilo a mi derecha y no escatimar en estudio hasta aclaradas las dudas que surjan. Recomiendo “El curso práctico de corrección de estilo” de Susana Rodríguez-Vida, Editorial Octaedro; pero hay varios en el mercado muy buenos.

*Apuntar siempre en un documento aparte los datos relevantes de la historia que nos traemos entre manos. El orden en la escritura es tan importante como en cualquier otra disciplina, ahorra muchos errores y tiempo.

*No rellenar una sola página sin sentido, si un texto se me atraganta o sufro un vacío mental, parar el cronómetro, dar un paseo o escuchar algo de música hasta recuperar la concentración y las ideas.

*Leer en voz alta cada día lo escrito, con la voluntad de reírme de mí misma y borrarlo todo si fuese necesario; este no será un día perdido, muy al contrario. Tuve un profesor de pintura que me dio una gran lección, cuando me angustiaba porque no sabía dónde dar la pincelada, me decía: “Estás atascada porque no se puede ni se debe pintar sobre errores, de alguna manera sabes que te estás cargando toda una obra por un mal día”.

*Eliminar de mi repertorio la frase “no estoy inspirada”, es una excusa muy manida, las musas no son seres independientes y caprichosos que van y vienen a su antojo, están dentro de mí y a mis órdenes.

*Controlar mi tiempo de ocio, está bien poder esparcirse y ver un capítulo de “Mentes criminales” o de “C.S.I Nueva York”, pero uno, nada de quedarse dormida sin leer, aunque sea más cómodo y requiera menos esfuerzo fijar la vista en la pantalla del televisor que pasearla por el libro y poner algo más de atención para no perder el hilo de la historia.

*Leer con juicio y alternar las novedades de los escritores compañeros con las obras ya consagradas. Esto es importante, aunque es cierto que algunos de los nuevos libros que vamos conociendo puede que hagan historia, debemos acompañarnos también de los maestros. No olvidemos que los «facultativos» que enseñan este noble arte de novelar son los clásicos y que sus enseñanzas están en sus obras.

*Comer sano y hacer algo de ejercicio. Caminar un poco diariamente será suficiente, porque si cumplo todo lo anterior mis músculos se convertirán en mantequilla y el trasero se me pondrá como una patata gallega.

¡Ánimo y al toro, futuros escritores, que el 2014 promete!

Anuncios