LOS BLOGGERS LITERARIOS y las lecturas conjuntas

imagesCA2WJ6GF

Cuando comencé en esto de la publicación digital, lo hice de una forma timorata, no pensé de ninguna manera que mis novelas pudieran llegar a más del centenar de seguidores que tenía por entonces mi blog. Había escrito muchos textos, de todo tipo, cuando me decidí a poner por capítulos mi novela “Maldita”, cansada de mandar el manuscrito a todas las editoriales que encontré por la red, de mayor o menor calado, y más harta aún de silencios y negativas. Tengo que decir que fue todo un éxito, cada noche a las diez se congregaba un gran número de lectores deseoso de saber más sobre Lucía, la protagonista de la historia. Para mí más que suficiente, por fin era leída con interés.

Pensé que ahí había terminado la vida de esta novela; pero entonces una de mis asiduas lectoras del blog, Carmen Franco, o Cita para los amigos, me propuso hacer una lectura conjunta, ya que acababa de subirla a Amazon como último recurso y sin esperanza alguna.

Por entonces, hace casi dos años, no conocía el trabajo de los reseñadores, ni sabía la influencia que comenzaban a tener en el mundo literario; pero lo descubrí muy pronto. La lectura fue todo un éxito, de repente “Maldita” empezó a ser conocida a un nivel insospechado para mí, hasta tal punto que de inmediato se coló en la lista de los más vendidos de Amazon y no tardó mucho en estar entre los diez primeros. No salía de mi asombro. Que la dura historia de la pequeña Lucía haya llegado a más de diez mil lectores, no me cabe duda, fue gracias a esta iniciativa de Carmen Franco y a sus seguidores reseñadores. Después he tenido la suerte de que otros blogs organizaran lecturas conjuntas para el resto de mis novelas, que igualmente han sido de una inestimable ayuda para mi carrera literaria. La lista de estas personas que de forma totalmente altruista dedicaron su tiempo a leer y comentar mis obras es tan larga que no me he planteado siquiera dejarla aquí.

Ellos, los bloggers literarios, han sido y son los verdaderos artífices del cambio en el mundo editorial. Gracias a su pasión por la lectura, esta profunda grieta que se ha abierto entre la era del papel y la digital, y que ha provocado una crisis del libro sin precedentes, se está superando, porque ellos han construido un puente; gracias a su labor muchos escritores hemos conseguido esa ansiada oportunidad de llegar al público, aunque haya voces por ahí que se empeñen en decir lo contrario, os digo que así es. Son lectores valientes, que no temen plantarse ante el texto de un autor desconocido y que critican con objetividad y elegancia, no puedo decir que uno solo haya sido descortés conmigo o con mi obra, muy al contrario. Y qué decir de lo que el escritor puede aprender de sus reseñas… Son en su mayoría lectores expertos, que saben extraer de los libros todos sus matices, para lo bueno y para lo malo. Fijaos si es así que ahora las grandes editoriales cuentan con los bloggers literarios y les envían gratuitamente sus nuevos títulos para que los comenten y les den difusión. Estoy convencida de que sin su ayuda me hubiese sido imposible firmar el contrato de publicación en papel de “Maldita” con “Ediciones B”.

Escritores, principiantes y expertos, permitidme desde aquí pediros el máximo respeto para el trabajo de estos lectores cuyas opiniones se están convirtiendo en un referente en la literatura y que están haciendo historia.

Desde esta humilde casa, y desde lo más profundo de mi corazón, gracias a todos, queridos reseñadores literarios.

Anuncios