La verdad es el camino

No encontraba nada más difícil que decir siempre la verdad; siquiera conversar con el pez trémulo de su pecera; siquiera esquivar la eterna y atenta mirada de la luna llena; siquiera burlar al siempre certero Cupido; o alcanzar una estrella de un solo salto. No hallaba pirueta más imposible que mirar frente a frente, con la garganta abierta, de par en par, y las pupilas recién lavadas.
Sentía tanto haberse instruido en el engaño por el camino… ¡Cómo lo sentía! A veces pensaba que la vida se dividía irremediablemente en dos tramos: en el primero te afanabas en aprender a mentir y en el segundo en desaprender las falsas lecciones; en recuperar la inocencia, la ingenuidad, el candor… en desandar el camino. Pero no parecía posible volver atrás. Seguía, y seguía, y seguía… No parecía posible sobrevivir sin mentir cada vez más y mejor. Y a veces quería morirse; y moría por una verdad. “¡Mi reino por la verdad!”, exclamó.
Tal vez porque estuvo demasiado tiempo en el nido, y siempre hubo quien le pusiera una tierna lombriz en el pico; tal vez por ello supo tarde que a veces, las más de las veces, el alimento nace del mismo barro; y ya con canas se espantó.
Estaba cansada, hastiada de tanta farsa, del “ser” y el “estar” sobre peanas de lodo. Sentía que un leve soplido arrasaría como ventisca el escaso polvo que quedaba de la niña que fue. Y que debía cerrar y sellar puertas y ventanas antes de la llegada del invierno. Pero brillaba tanto el oro bajo el cielo al otro lado… “¡Fuera ángeles y demonios seductores!, no me interesáis. ¡Fuera risas y llantos!, dejad mi semblante sereno. ¡Fuera de mi casa, duendes hechiceros, que venís cargados de sorpresas, blancas o negras!, no alborotéis a la niña, que duerme; que sueña arrebujadita en la existencia plena, verdadera. En verdad, gritaba a la noche que quería despertarla y llevársela.

Recordad, estimados visitantes, que siempre leo vuestros comentarios con mucha atención.

Hasta el domingo próximo, espero.

Anuncios

47 comments

  1. Cuando empezamos a “disfrazar” la realidad, iniciamos un camino con multitud de destinos pero sin posibilidad de retorno. Nos creamos y creemos una fantasía que moldea nuestros días, hasta descubrir que “a veces, las más de las veces, el alimento nace del mismo barro” y maduramos de golpe. Pero ya no inocencia que rescatar.
    .
    .
    .
    Sólo pensaba en voz alta, a tenor de tu escrito, Mercedes :)

    Dos abrazos y un beso

  2. Seguramente, si no es el camino, es el mejor inicio, , la verdad debe ser la que nos muestra por donde iniciar, después el camino se construye… (Ya lo decía el poema, Caminante no hay camino…) pero lo que más me gusta de esta reflexión es el modo en que llegas a ella, como la disfrazas de historia casi de hadas, me atrevería a decir, para adultos.
    Me gusta mucho, Mercedes.
    Un abrazo fuerte.
    Leo

    1. ¿Quieres la verdad? :)
      Otro domingo que empieza con el disfrute de leerte. Por la increíble poesía del texto que nos mece… y por la cantidad de preguntas que hace brotar:
      ¿la verdad? ¿cuál? ¿es bueno decirla siempre? ¿a quién? ¿a los demás? ¿a nosotros mismos?
      El sueño… ¿es verdad o mentira? ¿qué preferimos? ¿que nos dejen soñar en nuestra verdad (aunque nos engañen nuestros sueños) o que nos despierten en su mundo de mentiras para poder luchar mejor contra ellas?
      Y dicho con mucho atrevimiento pero cariñoso, con la verdad por delante, me da a mí que este susurro poético quiere disimular el grito de guerra de dos mundos imposibles de conciliar.

      Lo dicho: un verdadero placer esta cita dominical.
      Un abrazo.

  3. La verdad es el camino….pero a veces tomamos atajos, porque es mejor, porque es más divertido o porque no queremos herir a nadie, entonces usamos las “mentiras piadosas”….pero a la larga o a la corta, la mentira se descubre y vemos que el mundo inventado se desmorona…y volvemos a pensar que lo mejor era decir la verdad como si estuviéramos en un juicio….besooos

  4. Qué difícil dar marcha atrás cuando emprendiste un camino equivocado y los peldaños van cayendo tras de ti.
    Al menos tu protagonista ha encontrado refugio, ha cerrado puertas y ventanas, y ahí, en la serenidad de su refugio, seguro hallará un pasadizo por el que seguir, avanzando sin remordimientos. Pero seguir.

    Magnífico texto Mercedes, lo he leído con mucha atención y me ha encantado. Ya sabes, me gustas cuando te pones guerrillera y también cuando tu espada es la poesía.

    Mil besos.

  5. hoy domingo 6 de noviembre es la segunda vez que escribo sobre sinceridad.
    no sé si es oportuno o no, pero suelo ser bastante sincera en lo que escribo, sobre todo porque me gusta leer palabras francas, limpias, abiertas y veraces, por tanto, pretendo también recibir comentarios que no sean hipócritas y falsos.
    yo te aseguro que leerte es siempre lo que escribo, por tanto mis comentarios son reales, no soy una aduladora que puedo llegar a parecer (tal vez sea ese mi problema jaja ) una zalamera melosa jaja.
    pero sí me gusta como escribes y te leo con mucho agrado.

    un abrazo
    :)

  6. Yo creo que para llevar la verdad al terreno personal, hace falta ser uno mismo por encima de todo. Despues de aceptarse uno tal cual es, como consecuencia, la libertad gobernara nuestra vida y se actuara con coherencia
    Es dificil llegar a unir las dos faceta en una sociedad como la actual, donde impera la mentira, la hipocresia y todo tipo de ataduras, por eso el que es capaz de sobrevivir teniendo claros estos dos conceptos, y siendo fiel a ellos,tendrá una riqueza superior a cualquier riqueza.

  7. Creo que es un texto que da para muchas lecturas, por eso es tan rico y complejo a la vez. A mi me parece ver alguien que grita contra el invariable paso del tiempo, de los años, verse envejecer y no querer afrontar la verdad de la realidad. Echa de menos la niñoa que fue, la juventud, la esperanza la vitalidad. Ahora en el momento en que es consciente de que todo ello la abandona, en el umbral de la vejez sin retorno.
    Es muy bueno Mercedes.

    Un abrazo

  8. Es un tema complejo, yo creo que hay cosas sobre las que nunca se puede mentir, no se puede mentir sobre los sentimientos propios ni sobre los ajenos, por ejemplo, pero hay tantas cosas en las que la verdad sólo hiere…debería recordarlo más y dejar de decir siempre lo que de verdad pienso :(

    Me gusta mucho el texto, Mercedes y también la fotografía…Un beso

  9. Hola,
    no es la primera vez que paso por tu espacio pero en esta ocasión me he quedado pegada a cada palabra, a cada párrafo, a cada significado y haciendo un verdadero ejercicio de abrirme en canal te cuento que parece que has escrito mi verdad. Y es que es tan difícil decir siempre la verdad cuando se ha aprendido a base de mucho esfuerzo a decir “lo adecuado”… Normas de educación? Quedar bien? Salir airosa? No tener que dar explicaciones? … Hay tantas excusas. Me ha gustado muchísimo y ni que decir de tu maravillosa manera de expresarlo.
    Quizás, si te parece, podría grabarlo… ya me dices que piensas de verbalizarlo.
    Un abrazo sincero.

  10. Lo leo y lo vuelvo a leer de nuevo y cada vez intuyo algo nuevo. Me gusta dejarme llevar por tus palabras con esa suavidad que atrapa al lector sin que se de cuenta.

    Yo no sé si la verdad es el camino, si sé que intentar que esa verdad me acompañe me ha hecho a veces llorar, pero no quiero dejar por los tropiezos de intentar vivir con la verdad, supongo que no está en mis genes otra alternativa.
    En fin, menudo remolino mental me has organizado hoy con tu texto.

    Besitos

  11. Noto en este texto una vena lírica que nunca te había leído, y me gusta, Mercedes. Con la lírica, se abre paso el aluvión de ideas, el simbolismo, las asociaciones mentales libres, la diversidad semántica… Pura sugerencia.
    En cuanto a la verdad en sí misma considerada, pienso que -como en todos los absolutos- se generaliza cuando cada uno tiene la suya, como tiene su valor, su amor, su bondad, etcétera. La valentía de decir o no la verdad que cada cual siente depende de las personas, de las circunstancias y de otra serie de factores, como la misericordia en un momento dado, el deseo de no causar un daño… Ahí, entroncaríamos con las mentiras piadosas.
    Particularmente, defiendo la verdad e intento practicarla, siempre que la prudencia o la misericordia no aconsejen lo contrario, pues la verdad sin límites ni sujeciones puede convertirse en una afilada arma contra el prójimo, y no es eso, no es eso.
    Besicos, Mercedes.

  12. Yo creo que la persona más verdadera es la que solo dice una docena de mentiras al día. Bueno, mentirijillas perdonables que pueden ocultar o enmascarar verdades dolorosas.

    “gritaba a la noche que quería despertarla y llevársela” Solo los niños son verdaderos, auténticos, transparentes. Pero enseguida se hacen mayores.

    (Mercedes, estoy fregado con tu carretilla con sill, va a ser un bombazo)ón de orejas

  13. Hastiada de ser y estar… como dice Jose Vicente, un texto con muchas lecturas, hoy se hace segun como uno se siente, se lo lleva su terrero y deja la huella de su sentimiento. Ser honesto con uno mismo, y con los demás, dejando disfraces y máscaras. De todas formas Mercedes los días van pasando y se descubre el ser de cada quien.
    No se divago, ando ya un poco soñolienta, volveré con los rayos de sol, todo se ve de oro brillante.
    Un beso .

  14. Me parece a mi que cuesta mucho más cambiar una mala costumbre que crear una buena nueva. Por eso es mejor anexionarse siempre de las buenas. De las que sabes que te va a dar tranquilidad y sosiego. y en esa tranquilidad está el sendero por el que uno elige el andar. ese es su camino. Uno elije y si ese sendero se desvía un poco y uno se da cuenta, mejor es volver sobre los pasos a fin de seguir por el verdadero. Por el que es auténtico para uno mismo. No vale caminar por ese sendero pertrechado de malezas en el sombrero de tal manera que uno pase por él camuflado, aparentemente agazapado. Me parece a mi que es bueno ir de frente, descubriendo que el camino tiene esos vericuetos que tienen que salir al paso. Y de paso uno tiene que sortearlos de frente, con valentía y aprendiendo a caminar por el sendero que ha elegido. Y yo sigo este sendero tuyo porque me da para reflexionar y para aprender. Volveré a leer este nuevo post tuyo porque puedo seguir llenando mi camino con su lectura.Bien que me ha gustado. Un abrazo Mercedes.

  15. En la medida que caminas por la vida, sobre todo de adulto, resulta casi imposible caminar sin utilizar la mentira, sea piadosa o no, luego, en la medida que sigues avanzando hacia la desaparición, lo mas necesario es mentirte a ti mismo repetidamente para llegar hasta el final sin intervenir interrumpiendo el final natural…
    Besitos y salud

  16. Hace días pensaba en algunas cosas parecidas a las que tan bien has expuesto en este texto. He recordado a mi abuelo paterno que decía ‘que no hay más verdad que todo es mentira’, y también decía, ‘ quien dice la verdad se queda sin ella’. Por eso, supe que él era y fue un gran mentiroso.

    Y sabes Mercedes, a veces resulta difícl la verdad rodeados de tanta mentira, y lo único importante sea, no mentirnos a nosotros mismo, por muy dura que sea la verdad. A lo largo de mi vida, he podido aceptar unas cuantas muy doloras, pero sin trampa ni cartón. La admito.

    Un abrazo.

  17. A veces creo que me han mentido tanto que he dejado de creer con el paso de los años en los seres que dicen detener la verdad como lema vital.
    En toda verdad se esconde algo de mentira. Como en toda realidad algo de ensueño.
    No soy de generalidades categóricas. El ser humano con sus imperfecciones crea y recrea mundos en los que se protege continuamente de una realidad que le es hostil. La mentira forma parte de ese universo. No la veo como algo negativo siempre, y he dejado de aferrarme a la verdad como universalidad. Desde que nacemos nos mienten contándonos cuentos, y llevamos a cuestas dogmas que hemos aceptado como ciertos y que no lo son. Aprendemos a forjarnos nuestra propia verdad que bien pudiera ser una mentira para muchos…
    Me gustó tu texto por su prosa poética y como siempre por las interesantes reflexiones que nos dejas :)
    Besos, Mercedes.

  18. Siempre disfruto leyendo tus relatos, tus enseñanzas, y todo aquello que nos regalas a la vista y al corazón; pero hoy tu entrada la he degustado como un apreciado vino de guarda..
    Comencemos a reflexionar sobre la verdad…La verdad ¿existe?, no lo tengo claro, creo que todos tenemos nuestras verdades, pedazos de un todo., Lo que para mi es certeza, visión clara y certera, para otros se modificará según su criterio y visión parcializada de los hechos…Intentamos ser como nosotros deseamos, verdaderos, y chocamos contra un muro que todo lo desafía, que todo lo ve según su moral y sus costumbres. ¿Qué nos queda para sobrevivir?, adecuarnos al sistema para continuar, ¿es eso una mentira?. Una llamada mentira blanca, piadosa, que nos ayuda a seguir formando parte de la sociedad para sobrevivir, que es el dictamen fundamental del que ama la vida; entonces ¿se puede condenar a un supuesto mentiroso, por adecuarse y maquillar su imagen para continuar viviendo y sacando adelante a los que de él dependen?…La verdad, la verdad depende del cristal con que se observe, y a decir verdad, para mi no existe una verdad absoluta, todo es adaptable. Si ni siquiera después de centurias nos colocamos de acuerdo con hechos sucedidos en la historia universal, pretender tener la verdad en todo lo considero utópico y .hasta un poco soberbio.
    Me encanta que nos lleves a reflexionar, es interesante observar el pensamiento de todos los amigos bloggeros.
    Besitos Mercedes.

  19. Me sorprende gratamente tu giro en la forma de escribir. Me gusta; es como si fuera un cuento, pero en honor la ‘verdad’, no termino de atraparlo. ¿No nacemos siempre dispuestos a decir la verdad? Esa niña que duerme arrebujada dirá la verdad, no tendrá que aprender. Por desgracia verá que otros mienten, pero si crece fuerte de espíritu y con las ideas claras seguirá así. Eso espero y deseo.
    Besos siempre, querida.

  20. Decir siempre la verdad también es un peso, una más de las herencias de nuestro judeocristianismo. No podemos querer siempre ser politicamente correctos, eso también nos lleva a un extremo peligroso. Actuemos como nos piden las circunstancias y si alguna vez hay que mentir, que no sea una carga onerosa para nuestra conciencia.
    Un abrazo, gracias por hacerme reflexionar.

  21. Me encanta encontrarme con un cupido entre tus letras. Su faena es certera, pues cada flecha lanzada aquí es una frase magistralmente compuesta.
    Tu cupido literario te trata bien. Lo cuidas, de ser, y por ende tú nos cuidas a nosotros. Es un placer lento retozar entre tu literatura. No sé, pero hay sitios a los que es imposible no querer regresar. Así que ya ves, más pronto que tarde, acabo regresando a los sitios acordados.

    Gracias por escribir, por escribirte…

    Un abrazo, cargado de intenciones de las que son, de las que están, de las que educan la verdad…

    Mario

  22. El Tao que puede expresarse no es el Tao verdadero. El camino más sencillo es el más difícil: EXIGE NO ESCUCHAR EL CANTO DE LAS SIRENAS. El camino a la Ítaca de la niñez, de la ilusión, de la sabiduría selectiva, de la búsqueda de lo esencial: ningún ángel que no esté en ti, ningún alma que no seas tú. Pero ser es olvidarse de que se es, ser es ser niño y sin embargo sabio. Ser es saber que todos somos, tú, ese pájaro, aquella piedra, yo, la flor esa… Un abrazo.

  23. La mentira, bueno en este caso la que se cuenta una y otra vez el ser humano para seguir.

    Te dire que en lo personal no la vivo porque tal ve……de niña me la hicieron comprender de alguna forma y…..bueno al igual que la envidia, no la puedo sentir y mcho menos practicar.

    Calro que nos venimos a aquello de la mentira “piadosa”, y creo que de esta forma vamos desvirtuando lo que realmente es la verdad..

    Vivir en la verdad creo que crea caracteres fuertes y firmes, seres que la vida necesita.para que a traves de ellos se trasmitan los mejores sentires del ser humano.
    Pienso que la mentira rebaja.

    Recibe mi cariño y a su vez el agradecimiento por tus palabras que acunaron mi día.

  24. Mi querida Mercedes,
    hace tiempo que tenía pendiente dedicarte uno de mis post y vengo a avisarte que hoy ha sido posible y quería que pasaras y lo oyeras para que me dijeras si es de tu agrado.
    Como siempre, la música es elección de Ruth que ha querido sorprendernos.
    Ha sido muy grato realizar la grabación porque me he sentido identificada en tus palabras.
    Te deseamos un Feliz Año 2012 y te mandamos cariñosos abrazos.

    http://beatrizsalas10.blogspot.com/2011/12/mercedes-pinto-la-verdad-es-el-camino.html

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s