La cocina del mundo editorial

AVISO: Perdonad, esta entrata estaba programada para el domingo, pero no sé dónde le he dado y… Ya hay dos comenterios, así que la dejo. ¡Qué despiste!

Hoy quiero compartir con vosotros algo muy personal, me ocurrió
hace unas semanas. Como muchos de vosotros sabéis, desde hace meses soy
representada como autora por una agencia literaria. No tengo que explicaros lo
difícil que es conseguir que tus obras vean la luz en este cada vez más corrompido
mundo de la literatura. Anteriormente tuve dos editores y ninguno se preocupó
lo suficiente de defender mis obras, por muchas razones, supongo, pero básicamente
porque a ambos les importa más el negocio que el arte; no les culpo. La
cuestión es que rescindí mis contratos para buscar nuevas editoriales,
especialmente para “La última vuelta del scaife”, una obra en la que confío.
¿No os ha pasado nunca que sabéis que uno de vuestros hijos tiene un don y no
termina de ser reconocido? Puede que finalmente me equivoque, y que peque de
ingenua o de engreída; pero así lo creo. Bien, la “anécdota” surge cuando la
citada novela es enviada a un “lector profesional” que trabaja para mi agencia,
el cual tiene la misión de emitir un informe de lectura para valorar sus
posibilidades en el mercado. Recibí dicho informe…, no sé si alguna vez me he
sentido tan humillada y triste. No porque me afecte demasiado lo que pueda
decir un papel escrito por alguien que no posee la mínima sensibilidad para la
literatura; haberlos, haylos, y me tocó uno. Lo que de verdad me apenó fue que
había emitido un juicio de valor sin haberse leído la novela, o lo hizo
mientras veía un partido Madrid-Barça. ¿Cómo puede una persona tener el descaro
de opinar, ni negativa ni positivamente, sobre algo sin conocerlo? ¿Cómo es
posible que nuestra amada literatura española, que ha sido referente universal
durante siglos, haya caído tan bajo y ahora dependa de “lectores literarios” de
este calibre? Me entristece enormemente esta última cuestión, y no me extraña
en absoluto la dificultad que en nuestros días y país supone encontrar en el
mercado una obra de calidad. Ojo, no digo que la mía lo sea. Sé que no se  leyó la obra, entre otras muchas cosas,
porque en una página y media incurre en dos errores de bulto: por un lado dice
que Carlos, uno de los personajes, estudió medicina, cuando era diplomático; y
por otro que Kuaima, otro de los protagonistas, hablaba español, cuando se dice
y se explica durante la primera mitad de la novela hasta la saciedad que hablaba
bantú (lengua del pueblo herero) e inglés. Esto por poner una simple muestra.

En un principio pensé en tirar la toalla, de mero hastío y
cansancio, y llamé a mi agente con esta intención; pero luego, digerido el
trago, me dispuse a escribir a dicho lector, por medio de mi agente, ya que desconozco cualquier dato sobre su persona, y criticar su crítica.

No os he traído la “crítica” y la “crítica a la crítica”
para no cansaros, son casi dos páginas la primera y otras siete la segunda. Pero
si alguno tiene interés, más que nada por conocer cómo funciona este mundillo
literario y lo que se cuece en la cocina, no tengo ningún problema en enviárselas. Ahora sí, os advierto, para
comprender, hay que leer con atención.

Hasta el domingo próximo, espero.

Anuncios

50 comments

  1. De mi parte, y te lo pido por favor, envía a tu Agencia alguna de las reseñas de la misma. Reseñas de personas que leímos esta novela del modo que se merece.
    “La última vuelta del scaife” es una novela que engancha, está bien escrita y trata temas que interesan a la mayoría, porque habla de las cosas que nos interesan: amistad, amor, traición, el más allá, y todo ello teñido en la aventura y en una biografía que, además, tiene la virtud de tener como telón de fondo hechos trascendentes en la historia de Europa.
    La tarea del lector de agencia o editorial tiene que ser complicada, pero lo menos que se puede hacer es leerse la obra.
    Si alguien de esta agencia tiene acceso a este comentario y a esta entrada, por favor, le sugeriría que volvieran a intentar leer esta novela con otra mirada. O más simplemente que la lean.
    Mercedes, si crees que este comentario te perjudica, suprímelo, no me va a importar, lo más mínimo. Pero es que no puedo callarme. Me parece tan terriblemente injusto. No la valoración final sobre su publicación o no, que eso, en definitiva es algo personalísimo y siempre respetable, sino la mínima vergüenza de leer el texto, y no inventárselo.

  2. Cuando sea mayor, yo quiero ser lector profesional.
    Creo que, al final, todos los que te leemos sentimos curiosidad por conocer esa crítica y tu respuesta, aunque sólo sea por confirmar aquello que íntimamente ya sabemos, y es que un libro es una mercancía a colocar, y que se venden libros con el mismo tratamiento comercial con que se venden cafeteras. Los editores se cargan sus propios negocios basándose en la opinión de “lectores profesionales” como ése, expertos en lectura diagonal y demás trucos inútiles.
    Joder, eso no es un oficio; es una canonjía: opinas sin leer, y encima te pagan. Yo también, Mercedes, he sufrido el látigo de alguno de estos iluminados, y lo único que ha conseguido es convencerme aún más de la calidad de mi “hijo” (y no me refiero al que tú conoces).
    Por si de algo te sirve, ánimo.

  3. Jesús, Jesús… De todo se puede esperar en este mercado de las letras, está visto. Me lo creo a pie juntillas, porque no leen los muy merluzos, porque no atienden a criterios literarios sino de mercado, porque se obnubilan con los nombres y no con el estilo, porque… Bien sabes que podría seguir, pero paro por consideración a este espacio, para no hacerme pesada.

    Mercedes, no te desanimes, no decaigas. “La última vuelta del scaife” es un tremendo esfuerzo narrativo que requiere su recompensa, y la tendrás. Tardará más o menos, pero llegará.

    En cuanto a sacra la crítica y tu respuesta, si te apetece, la leeré gustosa.

    Ánimo, amiga. Bien sabes que te entiendo, y mucho.

  4. Mercedes,
    como sabes yo escribo -más bien poco- pero no novela, ni publicar entra en mis planes (o sueños) más inmediatos. Por eso, como escritora aficionada, tengo una curiosidad inmensa por saber cómo funciona todo esto y te agradezco la entrada, de las más honestas que he leído en un blog.

    Yo aún no he leído “La última vuelta del scaife”, la tengo en mi lista de deseos de Amazón :-) donde figura como “no disponible temporalmente”, pero leo todas tus entradas y me considero, de veras, una buena lectora. Con la muestra de lo que escribes habitualmente ya me hago idea de que la crítica recibida no puede ser justa.
    Puesto que con los errores que citas no puede haber leído la obra, espero que haya cierta justicia poética y detecten en la agencia que están pagando a un lector por no leer.
    Un abrazo terapéutico y cariñoso

  5. Mercedes, este mundo funciona así…ya sea en la literatura o en cualquier otra cosa. Hay demasiados intereses por medio y cuenta más lo económico que lo realmente valioso.
    No desesperes, con personas como tú amantes de la buena literatura, salvaremos cualquier escollo.
    Estoy interesada en leer lo que dices.
    Mi cariño para ti

  6. No sé qué decirte Mercedes, sólo que tienes mi apoyo y te animo a seguir. No sé cómo funciona el mundillo editorial pero por lo que dices debe ser poco menos que una casa de p-tas.
    Al lector le diría que no tiene ni idea de lo que es escribir y por supuesto leer, yo te he leído y me has encantado.

    Un millón de besos.

  7. Pienso que es necesaria la existencia de estos “Lectores Profesionales” (Entre comillas), sobre todo desde el punto de vista comercial, que es inevitable a la hora de publicar (No olvidemos que una Editorial no deja de ser una Empresa que invierte en las ideas del Escritor). Lo que falla es el método; no se puede ni se debe recurrir a un solo “Lector” para valorar la Obra según su criterio (Y mucho menos cuando se puede demostrar que ni siquiera la ha leído). Las Editoriales debería proponer a varios “Lectores” que sean, ante todo, neutrales a la hora de valorar la Obra. O sea, no conocidos del Autor, para evitar la Subjetividad (Las reseñas que podamos hacerte tus Amigos, no pueden tener validez de cara a un Editor… El cariño nos mueve inevitablemente). Seguro que el resultado sería siempre más fiable. ¿Cuántos libros que merecen la pena pueden estar ocultos y no serán leídos por nadie por culpa de un “No Lector Profesional”?

    Por supuesto que me encantaría leer esas Crítica y Contracrítica de las que hablas… Aunque me huelo que has sido demasiado suave, que ya nos conocemos ;)… ¡Si lo pillo yo…!

    Un Beso Mosqueado, Mercedes.

  8. Si es que, la pela es la pela, y eso es lo que priva en todos los sectores, todo está orientado a percibir beneficios, y cuantos mas, mejor .
    No se si te seria posible resumir brevemente esos informes extrayendo lo importante, porque tienes razón, tantas páginas sobre algo, que como en mi caso, no se domina, es un poco pesado, pero sin embargo, si que me interesa el tema.
    Besitos y salud

  9. OK… Recibido y leído.

    En lo referente a la Edición, tengo que darle la razón… Creo que ya te lo di a entender en una ocasión. Muchas faltas de puntuación, sobre todo.

    En eso se nota que, lo que se dice leer, sí que ha leído la novela. Pero en lo demás, creo que no le ha prestado demasiada atención.

    Si no recuerdo mal, al publicarla, insististe mucho en que no se trataba de una Novela Histórica, lo cual, el Leedor (Como tú dices), pasa por alto.

    Tampoco es una Novela Negra ni de Misterio… ¿La Intriga, para qué? Parece ser que este Individuo no sabe gozar de una lectura relajada.

    En lo de la Moralidad, difiero un poco de los dos… Que no sea Adoctrinante, no significa que el texto no conlleve una cierta carga Moral. ¿No te parece que el Respeto por otras Culturas y el hecho de que las Religiones no sean un obstáculo para la Amistad, tiene una fuerte carga Moral y, sobre todo, Humana?… Yo creo que sí, y además bastante profunda, no insustancial, como nuestro Amigo nos quiere dar a entender.

    No me extiendo… Creo que merece la pena que todos lean la Novela, el Informe y tu Respuesta.

    Gracias por no decepcionarme… Has sido Educadamente Contundente… ¡ESA ES MI CHICA!

  10. Hola dolida Mercedes…
    Primero: sobre tu aviso de publicación no prevista… me consuelas jaja (ya sabes de qué te hablo ;-) )
    Segundo: desde mi total ignorancia del mundillo de la cocina moderna… existen club de lectores sólo movidos por su amor a la literatura y que no se saltarían ningun párrafo y te podrían contar la vida de tus “niños” como si fuesen suyos… ¿no tendrían peso a la hora de valorar tus libros? Insisto, desconozco ese mundo…pero confio más en uno de esos enamorados que en el juicio de un … mercenario… y encima ni siquiera concienzudo.

    Un abrazo y que se solucione tu problema pronto.
    Ps ¿dónde se puede leer la “crítica” y contra-crítica?…

  11. Pero vamos a ver Doña Mercedes, que parece que te has caido de una higuera, el lector ese lo unico que hace, es ver o estimar si un libro puede ser negocio y negocio rápido, y tu liebro esta hecho para otra clase de gente, que con el tiempo seguro que cada día verá mas la luz, ya lo veras. De eso estoy seguro y mas con lo cabezona que tu eres. De los personajes ya te dije en su día lo que opinaba de alguno de ellos, que eso solo queda entre nosotros. Jejejeje. Enga un abrazo.

  12. Hola Mercedes: pues a mí me ha ocurrido lo mismo, pero con el jurado de un premio literario, muy humilde y recién nacido. Mande mi pequeño relato, y después me enterado que todo era una comedia, que apenas se leían dos o tres y que el premio se entregaba a ojeo. ya ves. Una se empeña y corrige mil veces hasta saberse el texto de memoria y ellos ni un vistazo.
    Siempre he oído decir que el tiene padrinos se bautiza.. y el que no los tiene se jode.
    nome importaria leer esta crítica y contra-crítita. Recibe un abrazo grande, grande.. te lo mereces. para que te anime.

  13. José A. Carbonell, no me chafes la ilusión. Eso es lo que quiero también, jaja!. Mercedes sabe que la conocí, gracias a mi gran amigo Amando que me encargó su libro. Sabe que me enganchó desde el minuto uno y que desde entonces he intentado apoyarla en lo que he podido. Conozco la novela, de pe a pa, la he leído y desmenuzado varias veces. Mercedes ha echado el resto defendiendo su novela maravillosamente. Su agencia ha desestimado un manuscrito corregido y ha entregado el libro a “alguien que pasaba por ahí” y que la ha parecido que sería capaz de dar una opinión “profesional” leyendo, si llega, una de cada cuatro páginas. Hablo exclusivamente del relato de manera literaria. Y que conste que la considero una historia redonda, que sabemos que es mejorable, como todo en esta vida, pero con argumentos válidos. Las pegas que pudiera haber, ya las conoces Mercedes. Así que, a punto de irme unos días, no podía dejar de decirte que ole, ole y ole y que verás como esto repercutirá en tu favor…y si no al tiempo.
    Besos, amiga.

  14. Perdón, por entrar de nuevo, pero es que veo tantos comentarios de desilusión y me consta que muchos de vosotros sentís esa rabia o impotencia, que sólo quiero decirte a ti y a todos, que Internet es hoy el medio donde se publica Que ahí no hay “leedores”, que los lectores sabemos elegir y desechar, por supuesto sin pertenecer a un jurado. ¿Qué más jurado que los lectores directos? Que para gustos colores.
    Mil besos, de colores, pues.

  15. Tu novela es buena, el mundo editorial malo. Es así de simple y de tremendo. Todo es negocio, las grandes editoriales crean sus redes de mercaderías de nombres que “venden”, se gastan una pasta en promociones de obras mediocres, fabrican los best sellers y pasan olimpicamente- y dolorosamente- de nuevos escritores que, como has comprobado, ni se molestan en leer. Me consta que tu novela está agotada, que hay mucha gente que pregunta dónde puede comprarla… no te desanimes, se trata de encontrar a un buen agente, y lo encontrarás. No hay que tirar la toalla, hay que tener fe en lo que se escribe y pelear por ello. Pocos escritores tienen una larga cola de lectores esperando a que se publique un libro para comprarlo. Tú estás entre ellos, cuando se den cuenta, algunos de los que hoy te dan largas, ya será tarde para ellos, porque te habrá editado quien te merece. Un abrazo muy fuerte, estoy segura de que vas a triunfar. Adelante.

  16. es sangrante y humillante, como bien demuestras, que el tipo caiga en errores tan de bulto, pero esos “elementos” deben ser los que cortan ahora el bacalao al pil al pil en las editoriales, y hay que hacerse colegas suyos: that is the cuestion.
    Porque da rabia que todo tu trabajo vaya a un tipo que lo maltrate con tanta injusticia de esta manera. Sobre todo cuando se ven tan a menudo tantas toneladas de bazofia a todo lujo publicadas,
    En fin, ánimos, Mercedes, escritora nuestra
    saludos blogueros

  17. No tengo ni idea de lo que se cuece en esas ollas de ambiente literario, aunque me guia la lógica y creo que buscan la parte mercantil, de negocio y si puede ser rentable o no para sus arcas, por eso no te ha de preocupar, contigo han caido en una injusta valoración, que comprendo te haya molestado.

    Hay jurados que ya saben a quien va a recaer la selección, antes de cotejar todas las obras presentadas, lo autentico cuesta de encontrar.
    No dejes de alzar la voz de la protesta justa.
    Deseo que sigas bien.

  18. Mercedes, “El que la sigue,la consigue”. No entiendo mucho del mundo editorial. La verdad es que no esty muy puesta en ello. Siempre habia oído algo como que hay que tener padrinos. Imagino que igual funcionará en el mundillo de la pintura, de las películas etc… No he leído tu novela y me encantaría. Y además también me gustaría que publicases esas críticas. Creo que podrían ser una manera más de aprendizaje n la vida, a la vez que se puede reflexionar y sacar conclusiones. Desde mi humilde opinión, te animo a que perseveres. Y tútienes madera para ello. te mando un gran abrazo.

  19. Mercedes, afortunadamente, yo escribo por puro placer, sin otro objetivo que divertirme y mejorar leyendo a los que os dedicáis a este arte de un modo más profesional. Lamentablemente, algo había oído sobre este mundo de las editoriales, que, por otra parte, no difiere de lo que ocurre en otros mundos en este país. Sí me gustaría conocer la crítica de la crítica, aunque solo fuera por conocer mejor cómo se cuece todo en este mundo. Un consejo que supongo será inútil darte: ni puto caso y sigue con tu vocación.

  20. Tiene ser muy deprimente lo que cuentas, pero creo que debes tener absoluta seguridad en lo que haces y que gente así no te afecte en demasía. Supongo que es fácil decirlo desde fuera.
    No he leído tu libro aunque lo he buscado, tengo una amiga que otra suya lo tiene, a ver si me llega…
    Lo que te mereces te llegará, seguro.
    Un fuerte abrazo

  21. A mí me gustaría leerlo, Mercedes, aunque sea sólo por llegar a conocer este mundo tan “oscuro” de las editoriales.
    De todas maneras no me da confianza una editorial que paga a alguien sin asegurarse que hace un buen trabajo. Y por los apuntes que haces es que ni se ha molestado en leer tu novela.
    Ánimo, estoy segura que esto es sólo un pequeño escollo antes del reconocimiento.

    Besitos

  22. Con el tiempo vamos (escribo por mi) que todo está basado en el beneficio, la rentabilidad, la comisión y el dinero fácil… por tanto, todo asociado a lo rápido, fácil, sin mucha reflexión, sin apenas cavilaciones que se consuma con rapidez… sin darme cuenta estoy describiendo nuestra sociedad y rutina: consumir, agotar, comprar y utilizar, gastar… muchas acciones.
    Pero tus palabras son tranquilas, sosegadas y moderadas, por tanto, se puede alcanzar un final feliz o en tu caso, que publiquen (como ya lo han hecho) tu libro… me alegro de que hallaras a otra editorial y que ésta se encargue de difundir y promocionar tu libro.

    un abrazo cordial.
    :)

  23. hola Mercedes , no tengo ni pajolera idea de qué es lo que hace a un libro “comercial” ; tengo amigos que han publicado pero luego el libro ha sido barrido a los 15 días de las estanterías, así que no sé en qué se basan , si es que tiene que ser “consumible ” o qué; a mí no me importaría , con tal de ganarme la vida , escribir “comercialmente” pero es que tampoco sé cuáles son esos criterios.
    No te comas la cabeza, hoy día hay mucho puesto de trabajo inútil , como ése de lector, qué bien que te paguen por leer, coño , y luego simplemente decir como Risto Mejide ” me guzta ” o ” no me guzta” , echando a la basura un montón de trabajo de una persona ilusionada ; si al menos tuviera sentido el análisis pero ya te digo yo que no hay .
    Aquí la solución va a ser montar una editorial nuestra , espera que me toque la Primi esta semana y verás , se van a cagar todos .
    Enga, no decaigas y a ver si puedo leer tu novela , que me encantaría.
    Reyes soy.

  24. Tengo mucha suerte. Digo que tengo mucha suerte por leer como lo hago, y no escribir como me gustaría hacerlo, y emular, tanto quisiera, a aquellos que me hacen resucitar al tercer capítulo. Aun así, me gustaría esas páginas que dices para leerles y saber qué dicen, y algunos etecés del mundo editorialista.
    Eso sí, te aseguro que no necesito, muchas veces, recurrir a una biblioteca, o abrirme paso entre las emociones acumuladas por alfabético orden en las estanterías de las librerías que visito con asiduidad. No. A veces baste un clic, un llegar hasta aquí para saber que las verdaderas, las más sinceras, los puntos de mirada literarios se esconden entre estas cuatro paredes. Tú, que formas parte de mi universo letrado, tú, que me haces sonreír, pensar, entristecerme, tú, que me resucitas cuando nunca termino de morir, consigues que me exilie entre tu literaturiedad, logras con tus palabras precisas y tus verbos domados, que me sienta como en casa, como en mi mejor biblioteca. El resto, lo conocemos, nos conocemos, y nos va bien.

    Te dejo un abrazo, capítulo indefinido…

    Mario

  25. Un poquito chapuzero el señor , ya que critica que lo haga bien y con clase !que barbaridad! ¿Tanto esfuerzo le costaba leer para conocer?
    Un mundo despiadado, sin sentido y donde las envidias y tejemanejes me parece que están al orden del día, si me equivoco corrigeme.
    Si que me gustaria leer esas páginas de las que nos hablas.
    Un abrazo Mercedes.

  26. Estimada Mercedes,
    imagino como pueda sentirse alguien que recibe una nota como la que describes. Yo no conozco como funciona en España, a decir la verdad, tampoco sé como funciona en Italia y mucho menos en mi país de origen, Cuba, donde sufrí también una decepción que me alejo de la escritura por más de dieciséis años. Por otra parte no he leído tu novela, espero poder encontrarla en internet para ordenarla y leerla, pero confío del juicio de amigos amantes de la lectura y la literatura como Amando, María e Isolda. Puedo solamente decirte que sigas luchando con uñas y dientes por lo que piensas, en el fondo esa es la cosa más importante.
    Un abrazo muy fuerte.
    Leo

  27. Las editoriales son un negocio, y les interesa tanto el arte como a un sátrapa las libertades de su pueblo. Lo que tienes que tener claro es tu valía, y confiar en ti misma. Lo demás ya va a llegar, aunque no sea con la premura que uno desea. Personalmente, me gusta lo que escribes (y sin ser lector profesional, comprendo lo que leo) y desde aquí te mando un abrazo y mis deseos de que tus proyectos vean muy pronto la luz.

    Un saludo, novelista

  28. Mercedes, me ha inquietado esta entrada, porque demuestras todo el esfuerzo que has empleado y el tiempo, la dedicación, etc., para que ahora venga un ‘santo’ lector y te tire todo el trabajo por la borda. Esto que cuentas demuestra como está estructurado este mundillo, y como lo tienen copado para no dejar a nadie pasar.

    No he leído la novela, pero la tengo pendiente.

    Fijate , yo tuve la oportunidad de leer un libro de Fernando Swart, ‘El desencuentro’ con el que ganó el premio planeta, el año anterior quedó finalista en dicho premio. Yo, una lectora de a pie, me tragé un infumable libro que ganó un premio y que seguro no tuvo el susodicho lector, y si lo tuvo, se pasaron la crítica por el forro de los pantalones. Claro que este señor tenía una categoría mediática que vendería muy bien el producto, aunque este fuera caca de vaca.

    Me parece justo que te reveles.

    Si no te importa me gustaría ver esas correspondencias, para analizar con detalle los entresijos.

    Un abrazo, y ánimo.

  29. Como simple lectora te diré, “en abierto”, lo que ya te dije en persona: he leído muchos libros de autores muy conocidos; he leído títulos de mucho “bombo y platillo” que no me han dicho ni fu ni fa. Sin embargo, el tuyo, me enganchó desde -casi- la primera página y es un libro para recomendar.
    Es una pena que no se pueda encontrar en las librerías y que para que vea la luz de nuevo tenga que pasar una criba única “de interés”.
    Ánimo, Mercedes.
    Un abrazo.

  30. Tengo problemas para comentar en algunos blog, igual les pasa a otros blogueros, espero que esta vez sí pueda.

    Imagino como debes sentirte con las críticas y más cuando no han leído de pe a pa lo que escribes, importa vender y no la buena literatura, pero tú a lo tuyo que lo haces muy bien. Algún día te llegará el reconcimiento que mereces, no lo dudes.

  31. Es impresionante en lo que han quedado las editoriales. Pero, la estrella que brilla, brilla… no te preocupes Mercedes, porque tú eres una escritora magnífica, y se sabrá apreciar tu esmerada obra tal y como se merece.
    Un abrazo muy grande, y todos mis ánimos para no desanimarte con personas así, tan materialistas… ¡Sigue escribiendo así de genial!

  32. Mercedes, a mi me gustaría leer esas reseñas o críticas de ese “experto” literato. Mas que nada para regodearme en mi propia humillación ante una novela que me gustó mucho y que por lo que cuentas no tiene valor alguno. Vamos que yo soy uno de los que no tiene ni idea.

    Ironías aparte, Mercedes, tu obra “La última vuelta del scaife” es muy buena, es rica y es amena. Pelea por ella como si fuera tu hijo, de hecho lo es. Defiéndela porque todos los lectores lo agradecerán.

    Un abrazo

  33. Hola :)

    ya llego yo con mi opinión, una vez leída la crítica y tu contra…

    Es evidente que el lector-crítico no se ha leído el libro porque no sólo no se ha percatado de los errores más graves, sino que incurre en los mismos. Igualmente queda clarísimo que ha ido saltando por los capítulos, sin cronología ninguna y perdiendo el hilo central que conduce toda la historia, dejándose llevar por la breve reseña de la contraportada (interpretándola a su manera, o sea, mal).

    Es penoso que las editoriales no exijan a sus trabajadores (?) más profesionalidad a la hora de leer los libros-archivos-borradores y que den por buena una crítica (?) sin cotejarla. Ya sabemos que deben tener un criterio general para todos los archivos (borradores) que se reciben, pero igualmente se deberían plantear qué requisitos debe tener un libro para que sea aceptado por ellos, porque así se evitarían gastos, malos entendidos y engaños por ambas partes. En tu caso no digo que haya habido engaños, pero me temo que no te hablaron con claridad y ahora te plantean reescribir un libro (ya muy bien escrito), por “fiarse” de la mala praxis de un lector-crítico falto de tiempo (por no decir escrúpulos) que no ha sabido leer una buena historia ni se ha permitido conocer a los personajes ‘porque no hay escenas de sexo o vampiros’, que es lo que se lleva ahora.

    La última vuelta del scaife, más que de amor, es uno de los cantos a la amistad más bonitos que he leído en mucho, mucho tiempo. Y quienes lo han leído saben que es cierto.

    Mi gratitud por abrirnos tu casa. Ya tengo paladar de arroz, oye ¿por qué será? ;)

    abrazos (dos)

  34. Para tu tranquilidad, te diré que, como sabes, compré tu novela y la leí. Te puedo decir que no se puede dejar de leer una vez comenzada y que si ese lector no lo hizo es que efectivamente está en otra cosa. Por otro lado creo que encara muy bien temas de distintos ámbitos del ser humano: ambición, aventura, amor, ética, amistad y desarrolo espiritual. No puedo decir si es buena o no, pero estoy seguro de que con una buena promoción podría ser un éxito.
    Un abrazo.

  35. Permitidme que deje aquí el correo de una amigo, gran escritor y magnífica persona, que al leer esta entrada ha dejado la gran labor que está ejerciendo a 6.000 kilómetros de distancia para apoyar a una amiga. Gracias, AMIGO, Manuel.

    Buenos días, Mercedes:
    ¿Qué tal?

    No dispongo de mucho tiempo de conexión, pero lo suficiente para saludarte, decirte que por aquí sigo con mucho trabajo aunque bien, que apenas me quedan 10 días (he tenido suerte y por una serie de circunstancias se acorta la misión) y que he leído desde aquí la entrada de tu blog en la que nos cuentas la valoración que “un lector profesional” ha hecho de tu novela. En este sentido, decirte de todo corazón que a mí “La última vuelta del scaife” me gustó mucho. Creo que es un canto precioso a la amistad y otras muchas cosas. Pero no solo me lo parece a mí. Así a bote pronto, también a Transi, a su hermano Emilio, a mi cuñada y a una amiga de Zaragoza a la que se lo recomendé. Todos coinciden en mi comentario.
    Por supuesto, si necesitases aportar donde sea mi reseña, puedes hacerlo. Y ante todo, no te desanimes, ¿vale?
    Otro día hablamos de mí, que ahora sí que me quedo sin tiempo.
    Mil sonrisas grandes desde 6.000 kilómetros de distancia… Y por favor, no dejes de escribir.

    Manuel.

  36. Por haber vivido durante muchísimos años con un crítico literario y haber podido adentrarme de cerca dentro de los mundillos editoriales, te diré que lo que cuentas no me extraña lo más mínimo.
    Muchos de ellos leen en diagonal los manuscritos, y de no tener un don y una sensibilidad literaria suele ocurrir y más a menudo de lo que se piensa lo que te sucedió a ti.
    Las editoriales aparte de tener sus autores fetiches y programados, pocas oportunidades ofrecen a los nuevos talentos. Le toca al escritor promocionarse y darse a leer por su cuenta.
    No te desanimes y sigue peleando. Lo de este lector es un abuso, e hiciste bien poniéndolo en su sitio.
    Ah, pues imagínate en lo que acaban por ser los Premios Literarios…
    Besos, Mercedes.
    P.S. No puedo enlazarte, no me deja blogger, pero me pasaré seguido a ver tus publicaciones ;-)

  37. Hola Mercedes,

    No sabía de esta página tuya, llego del blog de Paradela de Coles, y, me encuentro con este post.

    La verdad esto de las editoriales es un verdadero problema. Al haber editado dos libros, me sentí como jugador de fútbol, quien vende su ficha y luego ya no puede hacer nada. Tiene razón La Zarzamora en lo que anota.

    Me gustó bastante el comentario de J. Lorente.

    Saludos cordiales.

  38. Querida Mercedes:
    Imponderables me impiden seguir este mundo bloguero ql que tanto amo, por eso cuelgo este comentario con tanto retraso. Espero que no sea tarde, al menos es tan sincero como tú sabes. Un abrazo Á

    Voy por orden:

    1.- La historia de Kuaima y su pueblo. Personalmente no me resultó extraño ni me molestó el orden cuando la lei la primera vez. Es una técnica empleada por muchoa autores -ej. Vargas LLosa- y queda todo claramente integrado cuando todos se encuentran en el río. Podrías haber hecho que el personaje contara su historia, como han hecho otros, pero me parece que hubiera sido sumamente difícil dada su escasa capacidad de utilizar un lenguaje rico en matices, como demuestras en las conversaciones.
    Dices que eso no se puede cambiar y me alegro: ni es necesario ni los resultados serían tan buenos ni tan completa la historia del sufrimiento de un pueblo incluidos sus orígenes, sus costumbres, las relaciones entre sus gentes (sobre todo con el cuñado, causa última de su asesinato) y su larga travesía por los diferentes lugares en su larga huida ( ahora no recuerdo exactamente el recorrido y tampoco tengo a mano el libro, estoy escribiendo de memoria).

    2.- La poca información que Josué tiene de su familia. En el libro queda clara la difícil comunicación que desde Africa a Europa, en los años 40-50 ???? podría establecerse y la obsesión de Josué por conseguir el tesoro que le permitiría llegar a su amada. Se nota que el tiempo pasa casi sin sentir en el día a día de personajes cuya única meta es conseguir un capital y sobrevivir en un clima tan hostil ( geográfico y humano).
    Es menos comprensible cuando los protagonistas llegan a España, pero también justificable primero por la desaparición de diamante y después por la enfermedad de Carlos cuyos cuidados son el presente que domina la situación.
    Dices que puede arreglarse. Tú eres la autora, pero tampoco veo yo que deban dársele demasiados retoques a este aspecto.

    3.- En mi memoria prevalece la búsqueda incansable de Josué de su familia cuando llega a Alemania, pais al que ya no reconoce. Su relación con el rabino y su necesidad de sentirse útil para el pueblo del que desapareció y cuya vida transcurrió en paralelo sin ni siquiera sospechar los horribles hechos, le hacen madurar y cambiar de objetivo: ahora sabe que su mejor tesoro será trabajar para los herederos de su familia y de tantas otras. Con eso se redime en parte y encuentra SU MISIÓN, bastante más positiva que la escapada a África, buscando fuera lo que debería haber encontrado dentro de sí mismo.

    4.-EL FINAL . Amí me parece estupendo. Da un poco de pena facilona que renuncie a lo que tanto buscó pero es que en esos momentos sus objetivos ya no son los mismos que de joven le hicieron moverse. Además de que encuentra a Abigail sin buscarla, como un regalo del cielo, no solo la encuentra bien sino que tiene la satisfacción de saber que su estirpe continúa y que en algún momento fue amado. Me gusta mucho el detalle del reloj del abuelo, es como el broche material a este final en el que como bien dices : ( Josué) por fin ha encontrado lo que verdaderamente buscaba, reconciliarse con su pasado, su religión, su familia, su Dios y consigo mismo.

    5.-En cuanto a las verdaderas erratas, ya habíamos hablado de ellas. Si como dices te molestaste en enviar un nuevo texto con todas ellas corregidas, no sé por qué no se atuvo el “crítico” a él, en vez de al ejemplar editado.

    6.- Los diálogos: De acuerdo contigo, son claros y demostrativos de lo que se pretende.

    En cuanto a tu conclusión, yo sería, porque para eso no estoy implicada en primera persona, aún más dura. Si no entra en sus proyectos editarte, que te lo digan desde el principio que ya te buscarás la vida, pero que no esgriman excusas infumables de quien , a mi parecer, actúa como primer filtro con la única función de desechar manuscritos de escritores sin “apoyos”. Da la sensación de que cobra por el número de informes que consigue sacar cada día, independientemente de la veracidad o calidad de los mismos; ello explicaría la falta de profundización ni el mensaje, ni en las cualidades ni en la verdadera esencia de la novela.Ra

  39. Releyendo los comentarios de esta entrada he caido en la cuenta de un olvido en el mío:

    LA INTRIGA.

    O yo soy muy ingénua o el personal para intrigarse necesita más que elementos que produzcan ganas de conocer “ahora que va a pasar” acción trepidante. Porque, entre otras cosas ¿cómo llamar a la desaparición del diamante y todo el recorrido hasta conseguir ecuperarlo?, ¿Y la muerte de KuaIma por su INTRIGANTE CUÑADO?.

    Una vez más me repito: la novela tiene muchas lecturas: de viajes, de aventuras, de personajes, de reflexión sobre multiculturalidad, de ilustración sobre hechos históricos bien documentados…y también una intriga bien dosificada que nos mantiene y entretiene.

    Un abrazo Á.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s