“Lolita” de Vladimir Nabokov

Vladimir Nabokov publicó “Lolita” en 1955. Fue prohibida en
Francia y en Inglaterra, y tardó tres años en ser aceptada en Estados Unidos
porque fue tachada de escandalosa e inmoral. No es cierto, nada hay en esta
obra que pueda llevarnos al escándalo ni que hiera nuestra moral. Aunque el
argumento es cuanto menos duro y polémico, ya que nos narra una historia de
amor entre un padre y su hija, entiendo que no es justo que ni en su momento ni
ahora haya sido considerada esta novela una apología del incesto; por muchos
motivos, pero principalmente porque Lolita no era hija carnal de Humbert
Humbert, sino la hija que su esposa aportó al matrimonio. Ciertamente la
relación de un cuarentón con una niña (su nínfula, como la llamaba Humbert
Humbert), nos pone de antemano los vellos de punta. Pero Vladimir no justifica
en modo alguno esta chirriante relación, como magnífico escritor, él sólo
expone una historia muy polémica y creíble desde el punto de vista del protagonista,
Humbert Humbert, que no es más que un hombre que vive torturado por una
abominable debilidad que le obsesiona durante toda su vida adulta.

Vladimir Nabokov mantiene en su novela, de principio a fin, un lenguaje exquisito y para nada ofensivo.Dirige su pluma con tal elegancia y exquisitez que por muy
sensible que sea el leyendo al citado tema puede deslizar su vista desde la
primera a la última página sin sentirse herido en su moral; ya quisieran muchos
escritores de novela erótica que sus obras se pareciesen siquiera a esta que
nos ocupa, cuando la mayoría no pasan de escribir meros relatos pornográficos,
que no novelas.

Por consideración a aquellos que aún no conozcan la obra, no
voy a destripar la trama ni el argumento, sólo quiero destacar que “Lolita” es
una obra universal que no sufrirá el paso del tiempo; que es un ejercicio
literario brillante por su perfecta técnica gramatical, su escogida
adjetivación y por su elegante estilo y ritmo; y que novelísticamente está
escrita con una fina inteligencia que demuestran la autocrítica y lirismo de
Humbert Humbert, el narrador y protagonista masculino. A todo esto habría que
añadir que es una de las novelas más cultas del siglo XX, podría decirse que
“Lolita” es un paradigma de novela. Sin olvidar que, como obra de arte, seduce
al lector de principio a fin.

Entrada rescatada de mi antiguo blog “Pienso, luego escribo”.

Hasta el próximo domingo, espero.

Anuncios

32 comments

    1. Me parece que no entendieron bien el libro. Es un texto maravilloso y es una historia tristísima de un pedófilo que abusa de una niña, justificándose, además, porque había tenido sexo con alguien de su edad (es abusador y machista). Pero es una ficción y el que habla es un personaje, no el autor. Creo que no se deben prohibir los libros a los adultos, que deben sacar sus propias conclusiones, pero el problema del libro no es el incesto, sino el abuso.

  1. El libro lo leí hace tiempo tanto que no reparé en lo que apuntas, tal vez no tenia aún la edad adecuada para entender y disfrutar del estilo narrativo del autor, igual el haber visto antes la versión cinematográfica no me dejo disfrutar del texto, creo que voy a releerla y así detenerme en la técnica.
    Buena sugerencia Mercedes.
    Un abrazo

  2. Tampoco puedo hacer referencia al libro, pero si recuerdo la pelicula interpretada por Jeremy Irons ( uno de mis preferidos) y aunque muchas veces difiere el texto con la proyección que se hace en el cine, el tema es polémico.
    Tendré en cuenta tu recomendación para próxima lectura.
    Ayer ¡por fin! me llegó tu libro y en esta semana lo leo.
    Deseo que sigas bien.

  3. Es interesante tu post de hoy, y que nos traigas tu opinión sobre esta novela.
    A mi particularmente me gustó más Nabokov en “Pálido fuego” y a pesar de que lo busque por mucho tiempo solo estas dos obras pude leer del autor, pero me quedo con la desconcertante sensación que me dejó Pálido… y su extraño y abultado poema.
    Un abrazo.
    Gino.

  4. A ver cómo me explico:

    Si yo quisiera escribir una novela y que ésta resultara interesante, seguramente no elegiría un tema que fuese superficial ni común, sino un tema crítico, extremo, fuera de lo común y, por qué no, polémico. Si me cuentan una historia demasiado creíble, no encuentro la gracia del asunto. Por lo tanto, es llevar las situaciones al límite y la aglomeración de coincidencias y situaciones lo que hacen de una Novela lo que es. ¿Qué planteamiento se puede hacer uno leyendo una historia en la que todo ocurre de forma normal y sin contratiempos?

    No he leído “Lolita”, pero imagino que, según lo que dices, debe ser una Novela muy conseguida… Al margen de a quién le pueda gustar o no.

    Espero que se me entienda.

    Un Beso Mal Explicado, Mercedes.

  5. Cuando leí Lolita -mejor dicho, cuando lo empecé- mi vida estaba por unos derroteros muy agobiantes… no era libro para acompañar las horas de hospital, no me gustó y lo dejé postergado para otro momento mejor… nunca he vuelto a cogerlo. No sé si lo empezaría ahora; por si acaso no diré que no

    dos abrazos :)

  6. Pues si todas estas cuestiones morales o éticas se suscitaron en el momento de la publicación de esta obra, hoy en día sería probablemente peor, a pesar de lo que parezca.
    Como dice un amigo mío, bastante desgracia tienen quienes padecen este tipo de atracción. Me parece que se mezclan en este asunto dos cuestiones distintas: por un lado las propias pasiones meramente humanas, que siempre han funcioando a la largo de nuestra existencia en este planeta, y, por otro lado, la evolución de la sociedad o de la educación de la sociedad.
    No me quiero extender, pero pensemos en las edades en las que habitualmente se contraían matrimonios en otras épocas de la historia.
    Respecto del libro en sí mismo,tampoco lo lo he leído, pero creo que ya va siendo hora de hincar el diente a Navakov, uno de los más grandes.
    Como han dicho varios de los comentaristas, no había llegado el momento, oportuno. Quizá ahora. Quien sabe.

  7. Sin duda, un libro exquisito, de trama fuerte a nivel emocional. Nabokov hilaba muy fino y se adentró sin miedos en las aguas de una pasión prohibida. Esta novela constituye todo un clásico y dio lugar al término “Lolita” para referirse a toda criatura joven que levanta los instintos de hombres maduros. La lírica de este escritor nunca defrauda.
    Muy buena recomendación, Mercedes.
    Un abrazo.

  8. Excelente recomendación Mercedes, lo compraré mañana. Vi la película; pero sé muy bien que el cine no entrega la magia de las palabras, la exquisitez del relato, el descubrimiento hoja por hoja de imágenes que sólo creamos en la imaginación.
    Era uno de mis libros que tenía en mi listado de: pendientes por leer, ahora lo colocaré en primera opción de compra y lectura.
    Besitos.

  9. Estoy totalmente de acuerdo contigo, Mercedes. “Lolita” es una obra de arte, no ya a pesar del argumento, sino más allá del argumento. Cuando leí este libro, hace ya mucho tiempo, no me resultó de ningún modo inmoral, a pesar de que, por supuesto, nadie aprobaría en teoría una relación así. Y digo en teoría porque en la práctica aprobamos cosas así y mucho más escandalosas. ¿Acaso no es cierto que Woody Allen se casó con su hija adoptiva, nosecuántos años más joven que él?
    Pero la vida, y el arte, es mucho más compleja que los juicios de valor excesivamente simplificados y “masticados”.
    “Lolita” es una obra de arte con mayúsculas, de las que perduran en el tiempo.

  10. Fíjate que no recuerdo si terminé de leer el libro, yo soy muy dado a empezar y leer varios a la vez y terminar el que mas me interese en el momento, luego, los otros se me olvidan y si años después me tropiezo con uno, lo puedo leer, aunque no ocurre con frecuencia…
    Pero lo que si recuerdo es la película, la primera versión, me encantó, y ahí si que lo sensual, e incluso sexual, es de lo mas explícito y provocativo…
    La vuelvo a ver cada vez que la ponen en la tele.
    ¡Me encantó!
    Besos y salud

  11. He de reconocer, no sin cierta verguenza, que no he leido Lolita de Nabocov, me quedé en la película y bastante a gusto por cierto. Stanley Kubrick es uno de los grandes genios del cine de todos los tiempos y su adaptación, no se si será muy real o no con respecto a la novela, pero desde luego era extraordinaria.

    Un abrazo.

  12. No he leído el libro de Nabocov pero al pensar en tus palabras e intentar visualizar algo de lo que recuerdo de este libro, pienso en Jeremy Irons y el papel angustioso, insistente y ofuscado que representa en la película.
    sí es cierto que he leído en otros blogs numerosos post sobre esta novela, por tanto, tengo pendiente disfrutar de esta obra de arte, tal como tú la describes.

    “Lolita es, asimismo, la materialización de un fenómeno muy infrecuente en la gran literatura: el cambio de lengua. Nacido en San Petersburgo, educado en Gran Bretaña y naturalizado norteamericano, Vladimir Nabokov es uno de los escritores que han logrado una obra cimera en otra lengua que la materna. Acaso ésa es una más de las paradojas de esta obra mítica, míticamente llevada a la pantalla por Stanley Kubrick, y protagonizada por Sue Lloyd, Shelley Winters, Peter Sellers y James Mason, en la que Nabokov parece decir que todos podemos convertirnos en Humbert y todas las Lolitas están destinadas a dejar de serlo”.

    un abrazo
    :)

  13. Hola Mercedes. De nuevo despiertas en mi las ganas de ir a por lo que recomiendas. O bien aprender de lo que enseñas. Yo no he leído el libro en cuestión. Sin embargo si que vi la película. Espero leerlo y saborearlo mejor después de lo que expones ante una obra de arte. Te agradezco que nos vayas guiando y dando tu punto de vista sobre obras, títulos que vienen a darnos una nueva forma de pensar y de reflexionar. Un abrazo.

  14. Aquí va otra que no ha leído el libro y sí ha visto la peli.

    Oyes, que mola. Que, quien vea polémica ahí, tiene la mente sucia y es un hispanófobo… Ahm, no, calla, que esto es del discurso de esta noche de ‘El gato al agua’, olvídalo… ¿Cómo se tacha aquí?

    Eso, que ya sólo faltaban que nos censurasen la literatura. Aunque ya nos lo esperamos todo, me temo.

    Un virtual abrazo de esmalte rosa.

  15. La leí hace muchos años y me pareció buenísima, me dan ganas de releerla porque creo que ahora disfrutaría más del estilo literario de Nabokov, tu acertada entrada me está impulsando a hacerlo. Muy interesante y certera, como siempre. Un abrazo muy fuerte.

  16. Querida Mercedes, la leí muy joven. Reconozco que en aquel momento, estaba más pendiente de la relación, que me pareció turbadora, emocionante y que guardo un recuerdo muy bueno e impactante. No soy capaz de hablar en términos literarios. Luego, vi la película, la original y no me defraudó; era y sigue siendo magnífica.
    A lo mejor habrá que hacerse de nuevo con Nabukov.
    Besos.

  17. Querida Mercedes:

    Venía buscando un relato original sobre tu experiencia en el sugestivo acantilado de Irlanda. Aún así, no me ha decepcionado tu entrada; siempre está bien recordar con amor a los clásicos, y Nabocov lo es ya sin duda. Me ha gustado que pongas el acento en su éxquisito estilo literario y en la trama ejemplar de la novela, más que en el monumental escándalo que provocó en su día entre los meapilas de la época, que posiblemente no fueran más que ahora, pero que hoy se guardarían de manifestarlo para no quedar el ridículo. Muy buena recomendación, que espero sigan cuantos confiesan que no han leído Lolita, la magistral novela de uno de los tres grandes escritores del siglo pasado.
    Un besazo
    Elviraelviradaudet@gmail.com

  18. Fíjate que lo primero que leí de Nabokov fue su Curso sobre el Quijote… luego mucho más tarde leí Lolita. Vi la película de Kubrick, y entendí por qué Nabokov estuvo a punto de quemar el manuscrito y la peli estuvo por no salir dadas las mentalidades de la época.
    Pluma magistral donde las haya, comparto tu reseña.
    Besos, Mercedes.

  19. Lolita trascendió el papel, no sólo fue una bella historia de amor que escandaliza a los que se quedan con la apariencia y no con la profundidad, si no que ha dado lugar a un estilo, a un tipo de moda, a una picardia juvenil, que sólo es posible cuando la obra se vuelve grande y crea personajes que quieren vivir en la realidad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s