levantando muros referendum indeoendencia cataluña

Levantando muros

Queridos seguidores y lectores, empezamos el curso con un plato fuerte, la actualidad manda y en esta ocasión me apetece opinar sobre el huracán que azota nuestro país, el otro, Irma, es una tragedia que habla por sí misma.

No veo la televisión, mejor dicho, no soy de las que buscan el mando para encenderla, hace tiempo que dejó de interesarme y me documento e informo a través de internet, aunque de política muy poco; pero no puedo evitar, ni tampoco me molesta, que esté encendida en casa durante los almuerzos y cenas; no vivo sola.

Anoche asistí en primera fila a las explicaciones públicas que un señor daba a toda España sobre por qué él y sus compañeros de partido piensan que independizarse de su país es la mejor opción para los suyos y los otros.

Me quedé fascinada.

Sé que a esas alturas del ruidoso ciclón independentista ya lo habría escuchado hablar mil veces la mayoría de los españoles, pero yo no, así soy de inconsciente y autista en cuestiones políticas. Y digo que me quedé fascinada porque vi a un hombre aparentemente noble, que se desnudaba y exponía con valentía ante las duras preguntas y observaciones de la presentadora y del público asistente al plató. Yo hubiese caído en el primer asalto.

En la pantalla había un señor, aparentemente, nada pretencioso, un hombre sencillo, culto, preparado y convencido hasta lo más profundo de que el sueño que persigue es un bien para todos. Daba la sensación de que sus argumentos nacían de una convicción honda y honesta.

Hasta tal punto me conquistaron sus modos, no así sus pensamientos, que por momentos pensaba: «Cómo me gustaría que un político de ese calibre presidiera todo el planeta, qué fácil sería convencer al mundo de que unidos seremos más fuertes, más ricos y más felices».

Se me ocurrió que tal vez uno adopta la ideología en la que te han querido, aunque sea un desvarío. Me explico: que tus padres sean fans de Trump, no significa que no te quieran; que tu hermano mayor idolatre a un cantante de rock, no significa que no te quiera; que tu abuelo esté obsesionado con los rojos o los azules de la Guerra Civil, no significa que no te quiera… El amor que nos hayan dado desde niños nuestros mayores no tiene menor valor porque estos hayan tenido unas u otras preferencias sociales, políticas, religiosas… Es más, se me ocurre que es más fácil empatizar con las ideas de alguien que te protege, te quiere y te respeta que con las de quien no le importas, y que los ideales de este señor tan afable no son más que los que le inculcaron sus antecesores, que obviamente también le enseñaron buenas maneras. No encuentro otra explicación; parece una buena persona.

Quiero decir, si yo he crecido en un hogar donde no me faltó seguridad y protección, seguramente estaré impregnado hasta la médula de todo lo que acontecía en él. Pero, ¡ojo!, los que nos protegen también se equivocan y tienen ideas erradas, por mucho que los amemos y respetemos.

Señor Junqueras, me cae usted muy bien, y creo que a mucha gente. Peligrosamente bien. Peligrosamente porque en su excelente discurso se olvida de una verdad sin discusión: usted y yo somos vecinos y lo seremos mientras no se mude a otra casa, no podrá separase de mí por más que se empeñe a no ser que ponga distancia, y es obvio que no piensa marcharse. Lo único que puede hacer para separarnos es levantar un muro, y le recuerdo que la historia ha demostrado sin la más mínima piedad que donde se levanta un muro pierden los de uno y otro lado.

¿Por qué? Es sencillo: finalmente lo que usted y sus compañeros persiguen no es más que dinero, todo es en el fondo una cuestión de quedarse con la mayor parte de los recursos. Pero olvida que, sin lugar a dudas, aquel que decide separarse del grupo y comer en mesa aparte no le queda otra que hacer la compra solo, y eso siempre, siempre, sale más caro a todos.

No hace falta ser un experto en economía para entender cuentas sencillas, esto lo sabe cualquiera que administre un modesto hogar: si les pones de comer aparte y menús diferentes a cada uno de tus hijos, la cesta de la compra se dispara. No, no habrá más para nadie, habrá menos para todos. Pero, aunque fuese posible ese sueño delirante de creer que separados tendrán más los de su comunidad, cuanto menos sería insolidario y un paso atrás en la humanidad.

Estamos en la época de derribar muros y aunar fuerzas para solucionar los problemas mundiales que amenazan a nuestra especie, no de levantarlos, eso ya sabemos cómo acaba, para qué repetir.

En fin, que no, que no, que ser muy listo, culto, preparado, viajado, cercano, amable y buen orador no significa llevar la razón. Se puede estar tan equivocado como convencido de una idea, hasta el punto de llevarla hasta las más trágicas consecuencias.

Dicho esto, señor Junqueras, permítame decirle que fue un placer escucharle y comprobar una vez más que, gracias a mis padres, abuelos y profesores, aprendí desde niña a pensar por mí misma, a ver a mis semejantes como iguales y a no dejarme llevar por grandes discursos ni ideologías de hombres brillantes, pero impedidos para hacer avanzar a la humanidad.

 

Fuente de imagen de cabecera: nuevolaredo.tv

Anuncios
bolso sorteo una de las tres 2

Participantes del Sorteo Una de las Tres

Queridos amigos y lectores.

Como ya os indiqué el el artículo que escribí para ello, os dejo el listado de aquellos que podréis ser los afortunados ganadores del bolso que estoy sorteando.

La lista de participantes al Sorteo Una de las tres es la siguiente:

 

1 Mónica Huerta Barbón
2 Milagros Alvarez Cerqueira
3 Rocio Salazar alberola
4 Eva Ruiz
5 Paqui Villar Sánchez
6 Angeles Jaime garcia
7 margarita Corzo taboada
8 Pili Sáez Pérez-Lopez
9 Marina Collazo Casal
10 Lurdes Gol Nortes
11 Chus Hidalgo
12 Juan Manuel Fernández Vicente
13 Mercedes González Santandreu
14 Lucia Beatriz Vinson
15 Lola Exposito Isidro
16 Joana Martínez Cutillas
17 M. Mercè Samper Prunera
18 Mari Carmen Garcia Jimenez
19 Sandra Moreno Iserte
20 Susana Palacios Vinagre
21 Conchita Terre Latorre
22 María Antonia Bueno Alvarez-Arenas
23 Mª Asunción Sansa
24 Lourdes Pérez Freire
25 Celia Garcia muñoz
26 Gema Martín Gonzalez
27 Mari Mar Retortillo Alcón
28 Ágata Vehí de La Paz
29 Claudia Merino
30 margarita gonzalez martinez
31 Mari  trini Collado Collado
32 Begoña Gonzalez
33 Branislava Bicanin Stanisevski

 

El próximo jueves en la página https://www.sortea2.com llevaré a cabo el sorteo y os comunicaré el ganador, con el que posteriormente me pondré en contacto par enviarle el premio.

Os recuerdo las bases del Sorteo Una de las tres.

Os recuerdo que podéis conseguir Una de las tres en Amazon.

¡Suerte a todos!

 

una de las tres amazon mercedes pinto maldonado

UNA DE LAS TRES. MI NUEVA OBRA EN AMAZON PUBLISHING

Queridos seguidores y lectores, estoy de enhorabuena. Realmente feliz. Hoy día 15 de agosto, de la mano de la editorial Amazon Publishing, por fin, después de tres meses en preventa, ha visto la luz mi última novela Una de las tres.

Esta obra ha sido para mí todo un reto por muchas razones, pero especialmente por la complejidad que implica una historia con tres protagonistas idénticas, cada una en un escenario distinto, con vidas muy diferentes, pero con un objetivo común. Estas trillizas rumanas, exactas entre sí y separadas a los dos años, han llegado a engañarme incluso a mí mientras escribía sus vidas (ya comprobaréis por qué si decidís conocerlas). No sé cuántas veces he tenido que detenerme, releerme y meterme en la cabeza de quien pudiera leer la novela.

Creo que, ayudada por el magnífico equipo de Amazon Publishing, finalmente he conseguido hacer fácil al lector lo que en esencia pudiera parecer bastante complejo.

Una de las tres es una novela negra con una buena dosis de suspense y misterio y a la vez cargada de humanismo. Creo que los lectores encontrarán eso que tanto les gusta: un argumento que enganche, un final inesperado y personajes interesantes y reales: unos sabios, otros torpes, alguno cruel, aquel despiadado… Hay un matrimonio de libreros, un comisario, un detective, un informático, un escritor de novela negra, una vieja roquera, un abogado, un joven en coma, un cocinero misterioso…

Yo tengo mi personaje predilecto entre todos ellos: Amy Ross, la vieja y sabia roquera que veinticinco años atrás adoptó a Angela y que jamás pensó la sorpresa que le tenía preparada el destino, justo cuando ya creía que lo había conseguido todos sus sueños y que había llegado la hora de retirarse y disfrutar de una vida tranquila.

Os invito a conocer a las trillizas Simona, Irina y Angela y los motivos por los que su reencuentro, después de veinticinco años, se convierte en una tragedia que las involucra en la peor de las pesadillas. Si os decidís a leer esta novela, espero que me contéis qué os pareció.

 

Portada de Una de las tres

portada una de las tres amazon

Sinopsis de Una de las tres

Separadas tras la muerte de su madre rumana, las trillizas Simona, Irina y Angela se crían en Gran Bretaña e Irlanda, sin saber de su existencia mutua, pero con la intensa sensación de que hay un vacío en sus vidas, una percepción que se desvanece entre sus dedos sin que logren darle sentido. Por eso, cuando ya de adultas una serie de coincidencias las lleva a conocerse, las tres se ven embargadas por la dicha y no tardan en restablecer una relación que nunca debió quebrarse.

Sin embargo, su encuentro revelará que en sus vidas han acabado atrapadas en las redes de hombres indeseables que amenazan con arruinarlas. Hombres peligrosos que las acechan y chantajean. Conjuradas, las hermanas decidirán ayudarse mutuamente a deshacerse de ellos y de su influencia mortal, sin saber que con ello desatarán una trama sembrada de muertes y traiciones, cuyo desenlace esconde giros insospechados, los despojos de una vida llena de secretos.

 

Simona, Irina, Angela y el resto de personajes os esperan en http://myBook.to/UnaDeLasTres.

Gracias por seguir visitando esta casa y a disfrutar lo que queda de verano.

Sorteo “Una de las tres”

Queridos lectores y amigos.

No imagináis la alegría que supone para cualquier escritor recibir tantos mensajes de apoyo y cariño por parte de sus lectores; lectores que, después de más de una decena de libros publicados, esperan impacientes tu nueva obra y la adquieren o encargan con anterioridad a su salida al mercado.

Como bien sabéis, el próximo 15 de agosto saldrá a escena mi próxima obra Una de las tres. Una novela negra donde las protagonistas son unas trillizas que tuvieron que separarse antes de cumplir los tres años y que se reencuentran un cuarto de siglo después para… No sigo escribiendo porque no quiero contar más de lo debido sobre los planes de Angela, Simona e Irina.

Lo que sí quiero contaros es lo agradecida que estoy a los que ya me habéis escrito en público y en privado, por Facebook, Twitter o email, para decirme lo ansiosos que estáis por recibir vuestro ejemplar. Así que para premiar vuestra fidelidad quiero, con todo el cariño y toda la ilusión del mundo, recompensaros de alguna manera. Y se me ha ocurrido sortear entre vosotros un bolso personalizado (para el ordenador, archivos, carpetas, objetos personales…) que podéis ver a continuación.

bolso sorteo una de las tres 2

Para ello tenéis que introducir vuestros datos en el siguiente formulario de registro antes de las 23:59 horas de España del día 31 de agosto de 2017. Para optar al premio hay dos requisitos principales:

 

Haz clic en la imagen para apuntarte

 

  1. Ser mayor de edad.
  2. Quien resulte premiado deberá demostrar haber adquirido o reservado un ejemplar, ya sea en formato físico o ebook, de Una de las tres, antes de las 23:59 horas del jueves 31 de agosto de 2017. Lo podrá hacer mediante la presentación de la factura de compra o reserva en Amazon (o “pantallazo” de dicha compra o reserva) una vez concluido el sorteo y antes de que se le envíe el premio.

Podéis leer las bases del sorteo aquí: Bases del Sorteo Una de las tres.

Podéis conseguir un ejemplar de Una de las tres en el siguiente enlace: Una de las tres en Amazon.

 

Haz clic en la imagen para apuntarte

 

Muchas gracias y buena suerte.

 

así comienza una de las tres mercedes pinto maldonado

Así comienza “Una de las tres”

Queridos seguidores y lectores, voy a tomarme unas semanas de descanso antes de que comience la promoción de mi próxima novela Una de las tres, que, aunque ya podéis reservarla, será publicada por Amazon Publishing el 15 de agosto.

No voy a negaros que estoy bastante nerviosa, ya cuento con miles de seguidores fieles (perdonadme la petulancia) y cada vez me aterra más decepcionarlos. En esta obra he dado todo de mí, una novela negra (bastante negra, aunque el comienzo no lo parezca) llena de suspense y creo que original, con la que espero complacer a mis lectores y seguir avanzando en este camino de la escritura que cada vez se hace más complicado y competitivo para el escritor.

Como deferencia a todos los que pasáis por aquí, dejo en primicia los siete primeros párrafos de Una de las tres.

Nos vemos pronto, amigos. ¡Feliz verano!

Así comienza Una de las tres

Doina era la luz y la vida del mar Muerto. Llevaba tres años paseando su belleza por el puerto de Constanza, el lugar donde encontraba a diario el cariño y el sustento que nunca encontró en su hogar. No era una prostituta más de Rumanía; ella era el sueño de muchos marineros y la razón de que, tan pronto como atracaban, saltaran presurosos de sus embarcaciones para ser los primeros en cortejarla y conseguir sus dulces favores. Hermosa, joven, generosa e inocente; bien valía unas monedas su agradable compañía.

Pero esa tarde solo esperaba a uno: Loan Funar, el hijo del dueño de uno de los barcos pesqueros más modernos de Constanza. Era el menor de los hijos de Costel Funar y llevaba solo unas semanas trabajando para su familia. Loan era el único de los siete hermanos que había ido a la universidad, y, como estaba en plenas vacaciones de verano, ya tenía edad suficiente para echar una mano en el pesquero entre curso y curso.

Después de rechazar al menos diez propuestas atractivas, entre ellas la de uno de los hermanos Funar, Doina consiguió por fin captar la atención del joven Loan, el marinero más guapo e interesante que había conocido aquella ciudad portuaria. Pensó que la suerte le había sonreído, pero en realidad aquel esperado encuentro no fue más que un nuevo golpe de mala fortuna.

Loan era un muchacho ambicioso, consciente de sus muchas virtudes —que pensaba explotar al máximo— y para el que la bella Doina no era más que un pasatiempo de verano. Durante los dos meses que, noche tras noche, dio rienda suelta a sus instintos sobre el hermoso cuerpo de la chica, no hubo un solo segundo que abrigara la intención de tener una relación seria, por muchas razones: porque era una muchacha inculta; porque, ya de adolescente, había sido una buscona del puerto con la que habían estado varios de sus hermanos; porque su padre nunca aprobaría semejante noviazgo, y, por encima de todo, porque él quería terminar su carrera de ingeniero y estaba deseando regresar a la Universidad de Bucarest, donde lo esperaba su chica, que, además de compañera de curso, era hija de uno de los más importantes arquitectos de Rumanía.

Era cierto que, para ser tan joven, Doina había conocido a muchos hombres y que se ganaba la vida en el puerto sacándoles algo de dinero a los marineros porque no tenía una opción mejor (apenas sabía leer y escribir); sin embargo, seguía conservando la ingenuidad y la fe en que algún día formaría su propia familia. Soñaba con resarcirse de su triste y dura infancia, tener una bonita casa, un marido que la amara y un par de niños felices correteando por el jardín.

Se enamoró ciegamente de Loan, hubiese dado su vida por él, y solo pensaba en que su historia terminara como el cuento de La Cenicienta: casándose con el príncipe y siendo feliz a su lado para siempre. Cuando aquella tarde se despidió de ella para continuar sus estudios, pensó que volvería y continuarían su relación, que pasarían juntos todas sus vacaciones, en las que harían planes de boda para cuando terminara la carrera, y que su sueño se cumpliría al fin.

Sin embargo, no volvió a verlo, y tampoco ella volvió a pasear sus encantos delante de los pescadores del puerto. Cada tarde se sentaba en el espigón hasta que llegaba el barco de los Funar, con la única intención de preguntar por Loan a su padre y a sus hermanos. Pero solo recibía desprecios y evasivas. Los marineros de Constanza se compadecían de su tristeza cuando pasaban junto a ella. Miraban con nostalgia cómo aquel invierno su vientre crecía lentamente frente al mar Negro, azotado por el frío, la lluvia y la humedad, en una espera interminable.

 

Os recuerdo que en mi página web podéis descargar de forma totalmente gratuita el comienzo de tres de mis obras:

Descargar el comienzo de Cartas a una extraña

Descargar el comienzo de Mensajes desde el lago

Descargar el comienzo de Maldita

Feliz semana.