ROMÁNTICA, ERÓTICA O PORNOGRÁFICA, POR CITA FRANCO

Cita

A Cita Franco Parrilla y a mí nos unió la literatura hace muchos años y hoy mantenemos una fuerte amistad. Somos muy distintas, diría que ella es el volcán, la fuerza arrolladora de la vida, y yo la roca; pero somos hermanas en lo esencial, no me equivoco si aseguro que tenemos la misma necesidad de profundizar en el ser humano a través de la literatura, ahí es nada. Ella es una escritora que ya ha demostrado su talento con su libro de relatos Lágrimas de tequila.

Hace unos días le comenté mi dolor ante una polémica suscitada en la red a causa de una equívoca interpretación que algunos lectores hicieron sobre una entrevista que Blanca Miosi, escritora de grandes best sellers, me hizo en su programa de radio La hora amazónica. Cita se sintió tan cerca de mi malestar que decidió escribir un artículo, con toda la fuerza y la vibración que la caracterizan, y después me pidió que contestara a un par de preguntas para completarlo, en ellas contesto con toda claridad qué pienso sobre este tema.

No puedo menos que compartirlo y animaros a leerlo y comentarlo, creo que vale la pena.

En el blog de Cita Franco, Acurrucada entre letras tenéis el artículo en cuestión. Pinchando aquí:

La delgada línea que separa la sensualidad y la pornografía

PARA TENER ENEMIGOS, DI LO QUE PIENSAS, AUNQUE NO OFENDAS

11659314_10204708725381698_6786312298847084725_n

Blanca Miosi es una escritora que tiene en su haber una larga lista de éxitos en Amazon, ella es una veterana, el mundo de la autoedicón no tiene secretos para esta autora. He tenido la suerte de estar en su programa “La hora amazónica”, en el que expresarme con toda libertad, por supuesto sin ofender, nuevamente ha sido motivo de controversia.

Lo que en varias ocasiones os he contado en este blog, aquí resumido en respuestas.

ENTREVISTA EN LA HORA AMAZÓNICA CON BLANCA MIOSI

La familia de la CIUDAD DE LOS NIÑOS

11358803_834644043256891_513479878_n

Yo he estado en un lugar donde hay un viejo huerto mimado por sabias manos, una tierra en la que almas grandes y chicas trabajan para contarle al mundo que se puede sobrevivir al desamor, porque el amor siempre vence; he paseado entre sus eternas sonrisas, por sus pasillos corren alegres los duendecillos que un día se perdieron y se han encontrado allí. Hasta tienen exóticos animales por los jardines.

ciudad-ninos-granada

Es como un pueblecito encantado donde no faltan los magos, los hay por todas partes, hacen cosas increíbles, como colocar sobre el fogón un inmenso perol vacío y que, ¡abracadabra!, al poco, por arte de birlibirloque, que no es otro que el resultado de exprimir al menos una docena de corazones generosos, un montón de pequeñuelos se hallen sentados frente a su plato calentito.

11220852_416077311932213_83582454536083143_n

También hay hadas madrinas, muchas, muchas, que revolotean sin descanso sobre las chiquitinas almas, cuidándolas con celo para que no les falte el cariño; las hay con alas de todos los colores: rojo, azul, naranja… por eso parece que allí siempre están de fiesta.

11124265_834644003256895_1893428127_n

Los milagros se suceden sin descanso, no dejas de maravillarte mientras te adentras en sus rincones. Como no tienen nada, tú llevas un par de obsequios, pero, de esa nada, eres tú quien sales cargado de regalos, tantos, que te sientes incapaz de volver a casa con semejante peso, son tantas cosas hermosas… lo primero será hacer sitio entre los adornos banales de tu salón y colocar tanta hermosura en los lugares importantes.

11422688_834644023256893_437307211_n

Sobre todo para esas dos CAJAS MÁGICAS que me regalaron en agradecimiento, y que llenaron de obsequios preciosos. Los pequeños me entregaron una llena de sonrisas, abrazos, felicidad, besos…

11421574_833795026675126_397744192_n

10481795_833798356674793_326044578_n

Y los más mayores, no más de ocho años, la llenaron de dibujos, preguntas, dos bolígrafos, una pulsera…

11637832_833794993341796_1129820529_n

Hay comedores, dormitorios, una biblioteca que lleva una de las hadas voluntarias y que está ordenando y cuidando como un tesoro, aulas donde la risueña chiquillería aprende matemáticas, historia, lenguaje… y, sobre todo, aprende que hasta en el más yermo desierto pueden crecer las flores, sus clases están llenas de claveles, rosas, tulipanes, amapolas…

10708390_833798366674792_517304570_n

Tienen hasta talleres, en los que los muchachos y muchachas aprenden a fabricar por arte magia. Sí, sí, aquello de construir todo un mundo a partir de unos dedos desnudos, pues eso lo aprenden allí los niños con los mejores maestros, y luego esos niños crecen y enseñan a otros. ¿No es una maravilla? Mirad lo que hicieron para mí.

11418261_833795043341791_1589551705_n

El viernes estuve en un lugar donde la palabra familia se viste de sus mejores galas. Allí son padres, hijos y hermanos de verdad, a pesar de tener raíces distantes entre ellos: llegados desde todos los países imaginables, se sientan a la misma mesa para compartir el pan. Hay en el aire como… como un encantamiento, a poco que abres las manos se posan en tus palmas gráciles mariposas dispuestas a cumplir tus deseos. Dicen que esto solo ocurre entre los que lo dan todo sin poseer nada. Así es.

11297719_833798393341456_1651819226_n

De los más pequeños me llevé sus inmensas miradas mientras les contaba un cuento y de los mayores la agradable sorpresa de comprobar hasta qué punto se sabían la historia que había escrito para ellos, no se les escapó ni el más mínimo detalle; también me llevé la maravillosa curiosidad que encerraban sus preguntas con tan solo ocho años. ¿Sabéis lo que me han pedido? Que escriba otro cuento para ellos y que lo titule La ciudad de los niños. ¡Ahhh… cómo me inspira este título!, tendré que buscar un hueco y cumplir tan justo deseo.

11430288_833795016675127_309980468_n

11124948_833795046675124_2095576665_n

11354800_833795006675128_897445377_n

A los habitantes de la CIUDAD DE LOS NIÑOS  de Granada, sacerdotes, educadores, voluntarios, muchachos, niños… ¡Gracias! Sí, yo escribí La caja mágica, pero la magia la habéis puesto vosotros. Aquel que entra en vuestra aldea ya nunca será el mismo.

LA CAJA MÁGICA fue escrita por y para los pequeños de la CIUDAD DE LOS NIÑOS de Granada, todos los beneficios son destinados a esta altruista labor que hace felices a tantos niños. Pincha aquí y colabora: LA CAJA MÁGICA. 

0011 LCM

¿NOVELA HISTÓRICA O AMBIENTADA EN UN CONTEXTO HISTÓRICO?

esclavitud

Cuando escribes una historia ambientada en un contexto histórico que no viviste ni de lejos, no necesariamente resulta una novela histórica; es más, a menudo los momentos y lugares en los que se mueven los personajes no son más que una exigencia del guion. Esto no quiere decir que no debas preocuparte de que cada detalle sea veraz. Es el caso de mi novela Hijos de Atenea, que, aún desarrollándose en dos puntos tan distantes como el África Austral y Cuba y a caballo entre el siglo XIX y el XX, no hay en ella intención de escudriñar en los hechos históricos de dichos lugares y momentos. No obstante, me preocupé de documentarme todo lo necesario para poder representar con verosimilitud cada escena.

0 Hijos De Atenea Portada

Suele ocurrir que después de acumular tanta información te tiente la idea de demostrar a los lectores cuánto sabes sobre el tema, pero entonces corres el riesgo de sacrificar la idea principal, la que te movió a contar la historia, que nada tenía que ver con aportar información a los verdaderos hechos históricos. En el caso de Hijos de Atenea me asaltaban dudas constantemente: «¿Pongo este dato o no?», «¿hablo un poco de la Guerra de los Diez Años o lo dejo pasar?», «¿explico cómo vivían los cimarrones en La Habana o los nombro sin más?», «¿describo la organización social y económica de los ingenios cubanos o la voy contando con pinceladas a medida que se desarrolla la trama?»… Me había informado lo suficiente como para transmitir miles de datos sobre la época en la que viven los protagonistas; pero finalmente reflexioné y comprendí que abordé esta obra con una intención clara: contarle al mundo que el conocimiento y la sabiduría no tienen color, y que la libertad es un estado mental; quería recordar al lector a través de los dos personajes principales que, más allá del sufrimiento y la injusticia que pueda padecer un ser humano, hay algo que jamás te podrán arrebatar: la sed de aprender y amar, y que el verdadero amor sobrevive a razas, culturas y clases sociales, es más, sobrevive a la muerte, porque solo perdurará en este mundo el amor que dejamos.

Es por eso que Hijos de Atenea resultó lo que yo deseaba: la historia de amor de un hombre con el mundo enclavada en un contexto histórico, no una novela histórica. Finalmente resistí la tentación de presumir ante el lector de todo lo que sabía y contar lo que sentía.

Collage

LOS 10 MEJORES PERSONAJES DE NOVELAS

personajes_1

Considero que los personajes principales de cualquier novela son los que realmente deben contar la historia y que el narrador debe darles todo el protagonismo, tiene que dejarlos manifestarse con total libertad. Claro, para ello debe sentirlos reales, observar con mucha atención cómo se va desarrollando la personalidad de cada uno: su forma de caminar, su tono de voz, sus debilidades, sus miedos y necesidades, si usa perfume, si prefiere la ropa cómoda, si le gusta el mar o la montaña, si tiene secretos inconfesables, cómo se relacionan con el mundo en general y con su círculo en particular… Eso no significa que el autor tenga que describirlos hasta la saciedad, muy al contrario, simplemente los conoce tanto, que a través de sus letras van asomando al lector de una forma natural, como si los tuviera plantados ante él, en vivo y en directo. Los diálogos son en esencia (generalmente) los que retratan a los personajes, en ellos manifiestan su carácter. Un buen dialogo es la mejor descripción de un personaje.

He leído grandes novelas en potencia cuyo escritor ha sido incapaz de dotarlas de unos protagonistas a su medida. A los personajes planos, extraídos del mismo molde, naturalmente, les pasan las mismas cosas. Es decir, si en el elenco de personajes de una historia todos hablan igual, piensan de idéntico modo, lucen igual de guapísimos… ¿cómo va a creer posible el lector que ninguno de ellos sea tan excepcional como para llevar las riendas de una historia extraordinaria? Qué cierto es aquello de que para levantar sobre el papel, vivo, un personaje superdotado, y que el lector no dude de que lo es ni un instante,  el autor también debe tener una inteligencia, como mínimo, igual de extraordinaria. De nada sirve explicar mil veces durante la narración lo fantástico que es el personaje si su creador no posee el mismo talento; si es tan magnífico, se explicará por sí mismo en cada escena. De lo contrario el leyendo pensará: «Vale, sí, es la caña, pero porque lo dice el autor, aunque a mí me parece igual de vulgar que los demás, y necesito constantemente buscar su nombre entre el resto para reconocerlo».

Y es que, para esto de novelar, no solo hay que tener algo que contar y contarlo bien, además, es imprescindible elegir buenos actores que interpreten historia.

De las novelas que he leído, he seleccionado los diez personajes que más huella me han dejado porque desde el principio tomaron relieve sobre las páginas. Los apunto tal y como han acudido a mi mente, casi sin pensar, aunque hay muchos más:

Penelope Stern de Los buscadores de conchas (Rosamunde Pilcher)

Ayla de Los hijos de la tierra (Jean Marie Auel)

Dorian Gray de El retrato de Dorian Gray  (Oscar Wilde)

El Nini de Las ratas (Miguel Delibes)

Fermín de La sombra del viento (Carlos Ruiz Zafón)

Settembrini de La montaña mágica (Thomas Mann)

La Maga de Rayuela (Julio Cortázar)

Bid de Tras la huella del hombre rojo (Lorenzo Mediano)

Alonso Quijano de Don Quijote de la Mancha (Miguel de Cervantes)

Carlos de La última vuelta del scaife (Con vuestro permiso, una servidora)

Seguro que a cada uno de vosotros se os ocurren otros diez al menos.