HE AUTOEDITADO EN PAPEL, como Dostoievski, Twain, Alan Poe, Hemingway… Y me siento orgullosa de mi trabajo.

26 oct

10639719_731873163561182_2682665875314583483_n

En varias ocasiones he comentado que, después de mi experiencia con editoriales, tenía la intención de autoeditar mis próximas obras. Conste, una vez más, que nadie me engañó, simplemente me pudo el ansia  y no valoré objetivamente lo que me ofrecían y las consecuencias. La cuestión es que tal y como yo lo veo, en estos momentos más que nunca la autopublicación es una opción muy interesante para el autor. Es más, no me cabe duda de que la dignidad de la obra la aporta en su totalidad el propio escritor, no las marcas y sellos editoriales. Como en cualquier labor, el celo que ponga el artesano en su creación es lo que otorga valor al resultado. En nuestras historias hemos de poner el corazón y la cabeza a partes iguales; son sueños nacidos del don que se pulen con el oficio. Todo lo que ocurra después servirá o no para hacerlas llegar a los lectores, pero que no se lean no quita un ápice de su valía.

Por supuesto, el escritor independiente no termina su trabajo después de una exhaustiva corrección. Si quiere que los lectores conviertan su manuscrito en un libro ha de llegar a ellos. Maquetación, portada, book tráiler, subida a las webs para publicación… Todo esto también lleva su tiempo y muchos quebraderos de cabeza y hay que poner el mismo empeño que durante el proceso de escritura. Confieso que ansío un buen contrato y poder dedicarme plenamente a escribir; he recibido ofertas pero no las he considerado aceptables, así que mientras llega ese momento…

He hecho todo lo posible porque este trabajo que hoy os presento sea digno de vosotros y no echéis de menos la mano editorial, y también por poner un precio asequible y justo para todas las partes: Hijos de Atenea ya está en papel gracias a la plataforma de Amazon CreateSpace. Me siento orgullosa de ser indie en estos momentos, como seguramente se sentirían en su época Dostoievski, que pidió dinero a sus amigos para costear sus libros, Nietzsche, que pagó de su bolsillo la autoedición de 50 ejemplares de Así habló Zaratustra o Lewis Carroll, que hizo lo mismo con Alicia en el País de las Maravillas, y tantos… Marcel Proust, Alejandro Dumas, Rudyard Kipling, Mark Twain, Edgard Alan Poe, George Bernard Shaw o Ernest Hemingway. Sí, fueron grandes antes de que los buscaran las editoriales y a pesar de ellas. Se me ocurre… ¿cuántos de los autores indies de nuestros días pasarán a la historia de la literatura?

Para ilustrar objetivamente todo el proceso de elaboración, desde que surgiera esa primera semilla de Hijos de Atenea hasta su publicación en papel, os dejo un esquema de lo ocurrido en el tiempo:

1º MADURACÓN DE LA IDEA

Elección de los lugares y el tiempo en los que se desarrollará la obra, construcción de personajes, visualización de vídeos y recopilación de documentación básica:

Desde marzo hasta septiembre de 2012+1

 20141025_205822

2º ESCRITURA DEL MANUSCRITO EN LIBRETAS

Desarrollo de la historia sobre el papel (literalmente), desde la primera palabra hasta el punto y final. Periodo totalmente creativo e intimista:

Desde septiembre de 2012+1 hasta abril de 2014

20131219_103149

3º TRANSCRIPCIÓN AL WORD

Escribir el contenido de las libretas en el ordenador y aprovechar para una primera corrección, sobre todo de contenido, con la ayuda de una de mis lectoras, Eva M. Ruiz:

Desde el 15 de abril hasta el 10 de mayo de 2014

20140525_151736

4º CORRECCIONES EN COLABORACIÓN CON LOS LECTORES CERO Y SINOPSIS

Corrección ortográfica, ortotipográfica, sintáctica y de contenido en estrecha colaboración con cinco lectores cero: Eva M. Ruiz, Julio Rodríguez, A. C. R, Carmen Franco y Juan Manuel Fernández:

Desde el 10 de mayo hasta el 30 de agosto de 2014

20141026_160224

5º PREPARATIVOS PARA LA PUBLICACIÓN EN DIGITAL

Maquetación en Word y elección y montaje de portada en colaboración con la diseñadora de imágenes Mari Carmen López:

Julio y agosto de 2014

10665309_728327347249097_1898817420817391435_n 10733610_728405720574593_579992222_n 10734174_728764340538731_4727977027505611797_n 0 Hijos De Atenea Portada red

6º MONTAJE DE BOOK TRÁILER

Elección de imágenes, música y texto y pruebas de visualización con la diseñadora y experta en montajes de vídeos Rocío Rodríguez:

Mes de septiembre de 2014

7º SUBIDA A AMAZON DE LA VERSIÓN DIGITAL

7 de septiembre de 2014

HDA Digital

8º MAQUETACIÓN PARA LA VERSIÓN EN PAPEL

En colaboración con la maquetadora Carmen Franco, preparación del texto en PDF para la versión en papel:

Desde el 20 de septiembre hasta el 15 de octubre de 2014

Prueba HDA

9º MONTAJE CUBIERTA PARA PAPEL

En colaboración con Mari Carmen López, montaje de la cubierta en PDF para papel y elección de imágenes para páginas y publicidad:

Del 1 al 15 de octubre de 2014.

Cubierta

10º SUBIDA DE LOS ARCHIVOS A CREATESPACE

Del 5 al 15 de octubre de 2014.

HDA CreateSpace

En definitiva, 595 días, a una media de ocho horas diarias, de duro y exhaustivo trabajo para una novela histórica de 258 páginas, que no ha requerido excesiva documentación y que finalmente resultó más ligera de lo esperado. Ya está, y ahora empieza el verdadero trabajo: hacerla llegar a los lectores y velar por ella el resto de mi vida. Me consuela pensar que vivirá eternamente, para bien o para mal… Sí, valió la pena. Ya está en preventa y mañana o pasado totalmente disponible. Así que, para los que os negáis a abandonar el tacto y al olor del papel, aquí tenéis el resultado:

http://www.amazon.es/Hijos-Atenea-esclavo-sab%C3%ADa-leer/dp/1502863545/ref=sr_1_8?ie=UTF8&qid=1414273069&sr=8-8&keywords=mercedes+pinto+maldonado

Un último inciso: el trabajo y el tiempo que dediqué al resto de mis obras publicadas con editoriales no dista mucho del que he empleado en esta autoeditada. Esta es mi experiencia.

EL AMOR ES UN VALOR, NO TIENE PRECIO

22 oct

columpio

Vivía en una urbanización de esas de «gente bien», aunque ella nunca se consideró tal. A veces, cuando se acercaba en coche al centro entre las seis o las siete de la tarde y pasaba por la parada del autobús, se quedaba mirando a los trabajadores que aguardaban la vuelta a casa. Tener que detenerse casi siempre en un semáforo cercano le daba la oportunidad de observar la escena y sentirla. Y de hacerse tantas preguntas… Allí estaba, Juan, Manuel, Pilar, Antonio… daba igual, todos tenían las mismas manos, agrietadas de tanto dar; todos con la misma mirada, ajena de tanto escaparse del lujo del entorno; todos con la mochila a los pies, encerrando los restos del almuerzo, el cansancio y las ganas de despedir la dura jornada. Pero aquella chica morena… ¡era una chiquilla! Le sobrecogió contemplar la inocencia y la desolación tras un rostro tan joven. La mismas manos, igual mirada, idéntica mochila… pero comenzando a vivir. El semáforo cambió de color y el vehículo se puso en marcha.

De repente la avenida no le parecía tan hermosa y verde, ni las señoriales casas que salpicaban los parques se le antojaban pintadas por un alegre artista. Una bruma espesa y sucia se había interpuesto entre sus ojos y el paisaje. «De vuelta a casa, Alicia ―se dijo a sí misma encerrada en su BMW―, te falta el aire, no estás de ánimos para ir de compras». Y giró en la siguiente rotonda.

Al día siguiente, como tantas veces, fue caminando bajo los cercenados árboles hasta el chalé vecino para tomar café con su amiga Laura. Ya sentadas en el porche del jardín, le preguntó:

―¿Qué se oye? Parece como si alguien gimoteara.

―Es la nueva chica de la limpieza, acabo de despedirla y anda lloriqueando mientras termina el trabajo de su último día.

―¿Algún problema? Todo parece ordenado y reluciente.

―Estaba saliendo con mi hijo. ¿Te imaginas, una chica de no sé qué país de Centroamérica, más ignorante que las piedras…? No puedes fiarte de nadie…

―Pero… ¿qué vas a decirle a Samuel? Tiene edad suficiente…

―No digas tonterías, Alicia, no he invertido en mi hijo media vida y la mitad de mi dinero para que termine criando mulatitos. Se le pasará. Tú también tienes un hijo de la misma edad del mío, dime, ¿qué harías tú? ―argumentó mientras sujetaba su taza para tomar un sorbo, con el meñique tan tieso como su espalda.

―No estoy segura, no me lo he planteado, Hugo no parece muy interesado en tener novia por el momento. Pero…

―Ya terminé, señora. Encantada de haber trabajado para usted ―interrumpió la joven asistenta.

―Suerte, Celia ―contestó la señora casi sin mirarla.

Era ella, la muchacha que había visto en la parada del autobús el día antes. Así tan de cerca, le pareció una chica preciosa.

―Bah… lo superará, este hijo mío es un caprichoso.

Mientras disfrutaban del interminable desayuno rodeadas de los jardines mejor cuidados de la manzana, Laura comenzó un largo monólogo para justificar su actitud. Al rato llegó Samuel de la facultad.

―Me ha llamado Celia…

―¿No vas a saludar? ―apeló a su obligada educación la madre.

―¿La has echado porque estábamos saliendo? Necesitaba ese trabajo…

―Es una muerta de hambre, hijo, una oportunista, debes salir con chicas de tu universidad…

―Estudia en mi universidad, mamá, es la mejor alumna de su promoción.

―Bueno, bueno, no hay que ser tan trágicos. ¿Sabes que han llamado esta mañana a tu padre del concesionario? Tu Mercedes deportivo llega esta misma tarde.

―¡Tan pronto! Vaya… Lo tendré para el fin de semana, es genial ―contestó el muchacho.

Habían pasado ya diez años desde aquel día. Saúl se columpiaba bajo la vieja higuera y Alicia lo miraba extasiada desde la ventana de la cocina: era un niño tan bonito como alegre. Le encantaba cuando su hijo y su nuera lo dejaban en casa por motivos de trabajo. Hugo estaba en Madrid asistiendo a un simposio de siquiatría y Celia en Atlanta dando una conferencia de nuevas técnicas de microcirugía. Ese pequeño tenía un futuro muy prometedor. Sumida en sus pensamientos, todos gratos, sonó el teléfono:

―Dime, Laura ―conocía el número de su vecina.

―Verás, Samuel se ha metido en otro lío y no puedo llamar al abogado hasta que no pagué sus últimos servicios…

PUNTO SIN RETORNO, HORA DE HACER BALANCE

15 oct

Ha llegado el momento de hacer balance. De pararse, de respirar y de mirar atrás y hacer recuento de las huellas que he dejado en el camino. Sí, ha llegado el momento y hoy he tomado la determinación: la primera etapa de mi trayectoria literaria ha concluido. Ya no tiene sentido promocionar dos o tres veces diarias mis obras en Twitter o Facebook, he quemado toda la madera. Lo que no he conseguido por estas vías ya no vendrá. Me llevo experiencia, muchos lectores, un club de seguidores que espero nunca me abandone y algunos muy buenos amigos; pero me estanqué, y debo abrir los ojos a la verdad: este tramo del camino se ha agotado. No voy a llegar a más lectores por esta vía por mucho que me empecine en promocionar mis obras una y otra vez en mis páginas, ya llegué al tope. Hay que echar el anzuelo en otro río, aunque por el momento no lo atisbo.

El mercado está saturado de nuevos autores dándose codazos en las redes. No entro a juzgar cuántos de ellos se sienten de verdad escritores o tienen otros objetivos que se escapan a mi entendimiento, este es el oficio más inestable y mal remunerado que conozco; pero es un hecho, el número de obras a la venta ha sobrepasado la capacidad de absorción del lector. Me reconforta pensar que, muy probablemente, de esta inmensa cantera saldrán algunos malabaristas de las palabras capaces de enriquecer este antiguo y noble arte.

Como digo, para mí el camino está agotado y no porque me encuentre frente a un mar de dudas voy a recorrerlo una y otra vez, volviendo sobre mis pasos, hastiada, cansada… Prefiero sentarme frente a este precipicio, este vacío, esta incertidumbre y escribir, pensar, imaginar y escribir. Tal vez mientras tanto surja una luz entre las tinieblas que ilumine un nuevo sendero.

Pero, claro, ningún ser humano es una isla, y menos el artista, por mucho que nos tachen de bohemios, raros y solitarios. Todos necesitamos del contacto humano, alguien que nos escuche y que nos hable, con quien tocar tierra. Así que, mientras escribo esta nueva historia que me obsesiona, asomaré de vez en cuando al mundo virtual, especialmente a este blog, para compartir mi trabajo y las dificultades que voy encontrando: dudas sobre las escenas, los personajes, la estructura… Necesito volver a los inicios, sentirme pequeña, disfrutar del proceso creativo y tener un lugar donde contarlo. Naturalmente, para que podamos comunicarnos, se hace imprescindible habilitar los comentarios, abriros la puerta, y a eso vengo hoy.

Como sabéis, decidí autoeditar mi última novela, «Hijos de Atenea», a pesar de tener un par de ofertas editoriales, alguno recordará que prometí traer datos al blog. Aquí os dejo un par de imágenes que hablan por sí mismas de lo acontecido en este primer mes de venta al público en Amazon. No puedo quejarme, tal y cómo está el patio…

Pagos seis primeras semanas

Informe de ventas

Añadir a estos datos que en este momento “Hijos de Atenea” se encuentra en el Nº 247 de la lista de los más vendidos de Amazon y que ha oscilado desde que lo puse a la venta entre el 50 y el 450. Pronto traeré una noticia sobre esta obra. Lo dicho, vendré de vez en cuando a compartir con vosotros mis inquietudes «escritoriles».

Hasta pronto.

A GOLPE DE TECLA, revista literaria

4 oct

Ha nacido una revista literaria. No, no es una revista más, o ¿acaso conoces alguna en la que todos sus columnistas sean autores del momento? Escritores con un larga experiencia en las letras, con obras autopublicadas o editadas con editoriales grandes y pequeñas, que conocen el panorama literario actual, te contarán mes a mes todo lo vivido desde que se gestan esas primeras ideas, antes de poner la primera palabra sobre blanco, hasta que sus obras ven la luz. Os hablarán de la estructura de la novela, de la construcción de personajes, de los géneros, del proceso creativo, de la corrección, de qué hacer con tu obra terminada…

Consejos, relatos, entrevistas, novedades y más en “A golpe de tecla” con los escritores Almudena Navarro, Cita Franco (directora y creadora), Jóse Vicente Alfaro, Julio G. Castillo, Manuel Navarro, Mercedes Gallego, Miguel Ángel Moreno, Mónica Rouanet, Rafael R. Costa y una servidora.

Os presento el primer número.

VIAJE A LA EDICIÓN DEL FUTURO (El autor en el nuevo mundo de la edición. Bilbao)

23 sep

Captura9

Confieso que cuando recibí el primer email de Beatriz invitándome a la primera jornada organizada por La Asociación de Escritores de Euskadi tenía mis reservas. Después de años luchando por la publicación de mis obras he adquirido una opinión bastante sólida del panorama actual de la edición, aunque no es menos cierto que hasta el sábado día 20 me creía un poco al margen de los escritores del momento. Una de dos, o estaba totalmente equivocada o era una visionaria. Pues bien, esta jornada ha sido para mí la confirmación de que los escritores de hoy vivimos la convulsión propia de un cambio radical. No, no estaba al margen ni era una visionaria, lo que vivo es la realidad aquí y ahora.

Creo que tanto Beatriz Celaya como Elena Sierra, las organizadoras del evento, escogieron a los ponentes con muchísimo acierto. Las interesantísimas aportaciones de cada uno de ellos se encadenaron a la perfección hasta construir ante los asistentes el momento actual de la edición y, lo más importante, las posibilidades reales que nos encontraremos en un futuro muy próximo.

Antes de relatar esta crónica, que me va a resultar difícil resumir, quiero dar mis más entusiastas gracias al Departamento de Cultura del Gobierno Vasco, a la Asociación de Escritores de Euskadi, a su presidenta Mª Eugenia Salaverri, a sus magníficas organizadoras Beatriz y Elena y a todos los ponentes. Tengo que decir con toda rotundidad que el evento fue digno de proyección internacional, en él se dieron todas las claves para comprender qué está cambiando, por qué y qué pasos deben seguir los escritores emergentes en estos momentos para llegar a los lectores.

Antes del comienzo de la jornada con Beatriz Celaya, organizadora del evento junto a Elena Sierra.

Antes del comienzo de la jornada con Beatriz Celaya, organizadora del evento junto a Elena Sierra.

DISCURSO DE APERTURA Y PRESENTACIÓN:

El discurso de bienvenida de la presidenta de la AEE/EIE, Mª Eugenia Salaverri, y del Viceconsejero de cultura del Gobierno Vasco, Joxean Muñoz fue toda una exposición de aliento a los autores que hemos quedado atrapados en esta extraña horquilla de la que a veces parece imposible salir. Mª Eugenia recordó a los asistentes que la autoedición es más vieja que las palabras, poniendo ejemplos como el de Twain o Ernest Hemingway. Nos leyó algunas cartas de rechazo de editoriales a obras que hoy día forman parte de la literatura universal, que arrancaron más de una sonrisa a los asistentes. Genial manera de comenzar un acto, dejando de manifiesto que, como tantas veces he pensado, una gran obra lo es con editorial o sin ella, y animando a los nuevos escritores a utilizar todas las herramientas a su alcance para luchar por sus historias.

 Bienvenida de Mª Eugenia Salaverri

Bienvenida de Mª Eugenia Salaverri

CONFERENCIA INAUGURAL:

Me vais a permitir que me detenga lo debido en este momento de la jornada. La conferencia fue ¡magnífica! Corrió a cargo de Christian Damke, asociado de la empresa de autopublicación digital «Open Publishing». A pesar de su juventud, Christian cuenta con una larga experiencia en la publicación digital, que compartió con los asistentes de una forma magistral. No quiero aburrir con cifras, extraordinariamente reveladoras: el número de lectores que apuestan por la versión digital aumenta exponencialmente, la autoedición no es ya solo una alternativa más, se presenta como la opción más adecuada para los nuevos autores, el número de obras autoeditadas con éxito mundial aumenta y, lo más interesante, dejó claro que el futuro escritor será «híbrido». Esto es, ya está ocurriendo que un autor de éxito, publicado con grandes sellos editoriales, decida autoeditar esta o aquella obra si el contrato ofrecido no es de su interés; lo que demuestra cómo la era digital ha llegado para quedarse.

Su discurso fue optimista, alentador, prometedor, entusiasta, muy descriptivo de la situación actual. Fueron cuarenta y cinco minutos repletos de contenido. Mientras lo escuchaba no podía evitar pensar en tantos y tantos compañeros desmoralizados por no encontrar salida a sus obras, convencidos de que la única opción es la edición tradicional. No, Christian dejó muy claro con datos reales que hay otras opciones cada vez más plausibles. Ahora el escritor no está obligado a implorar, solo necesita una buena historia y estar convencido de ello. La corrección, la maquetación, la promoción… ya no dependen de que alguien te abra una puerta, las puertas están abiertas hacia caminos que funcionan y que te llevan a los lectores de todo el mundo.

Los asistentes mostraron mucho interés y participaron con sus preguntas activamente.

La conferencia fue en inglés, pero la traducción simultánea estuvo perfecta.

Tuve la suerte de hablar con Christian la noche anterior al acto durante la cena y quiero recalcar que el futuro de la literatura está en buenas manos.

Con Christian Damke antes del comienzo del evento.

Con Christian Damke antes del comienzo del evento.

Conferencia de Christian Damke

Conferencia de Christian Damke

1ª MESA REDONDA: EL MUNDO DE LA EDICIÓN HOY

Interesantísimos también los temas que se abordaron en esta mesa por parte de Sergio Mejías, director de «Bubok», Jesús Ortíz, editor de «Milrazones», Andrés Fernández, miembro del Gremio de Editores y Pepe Verdes, socio fundador de «Manuscritics», una empresa dedicada a llevar los manuscritos hasta los lectores en potencia para valorar su publicación. Todo ellos veteranos y reconocidos sobradamente en su campo. Cada uno de los ponentes aportó a la charla datos y experiencias de gran valor. El panorama del mundo de la edición actual quedó reflejado con total verisimilitud. Los asistentes no parpadeaban, incluida yo, cada razonamiento y exposición levantaba sobre la mesa la mera realidad. Comentaron la masiva incursión de obras de todo nivel en el panorama actual debido a la publicación digital gratuita, la obligada convivencia a la que están destinadas la edición tradicional y la digital, el problema de la distribución para los autopublicados, el espantoso escollo que está suponiendo para los escritores la piratería… Todas cuestiones muy actuales, magníficamente desarrolladas y acompañadas de posibles soluciones.

Me quedo con el ambiente conciliador entre edición tradicional y autopublicación, nuevamente la publicación «híbrida» parecía el camino; y volví a sentirme plenamente identificada con lo expuesto.

Comentar que también tuve la oportunidad de charlar durante la cena de la noche anterior con Sergio Mejías, director y co-fundador de «Bubok». Fue genial descubrir opciones para mis obras que no conocía: me pareció muy interesante saber que su empresa puede publicar mis obras en papel con la misma calidad de las grandes y subirlas a todas las plataformas digitales que me apetezcan sin tener que darla de baja en Amazon. También me informó que sirven a los libreros que demandan los títulos que ellos imprimen. Es cierto que la distribución en este caso sigue siendo un problema, pero están estudiando soluciones y sé que no tardarán en ofrecerlas.

1ª Mesa redonda

1ª Mesa redonda

2ª MESA REDONDA: ESTA ES MI EXPERIENCIA

En esta segunda mesa participamos Fernando Aramburu, escritor afincado en Alemania cuyas obras son publicadas por la editorial «Tusquets», Javier Cámara, librero de ocupación y vocación, y una servidora, invitada como escritora indie, aunque en realidad soy lo que en estos momentos se llama «híbrida».

El ambiente conciliador que comunicamos los tres miembros de la mesa fue una vez más parte de la tónica de la jornada. Nuevamente, los ponentes transmitimos la realidad sin ánimo de «barrer para casa». No me cansaré de repetir que es este talante de entendimiento y objetividad por parte de todos los participantes lo que hizo que el evento se convirtiera en auténtico referente de orientación a los autores del momento. Fernando Aramburu expuso la grata relación que mantiene desde hace años con su editor de «Tusquets», contó que hablaban con periodicidad de cualquier tema relacionado con sus obras y cómo este fluido entendimiento le permite a él ocuparse casi todo el tiempo a lo que le gusta: escribir. Confieso que mientras lo escuchaba moría de envidia por momentos. Aun así, Fernando se mostró abierto a las nuevas formas de edición y a los métodos utilizados por los autores emergentes, recordando que él mismo se autoeditó en sus comienzos como tantos autores consagrados y que no descarta la posibilidad de volverlo a hacer.

Asombrosa también la comprensiva y generosa actitud de Javier Cámara ante los autores independientes. Como librero, lleva tiempo acusando el problema de la distribución para las obras autoeditadas. Cada vez más clientes llegan a su librería preguntando por el libro de este o aquel escritor autopublicado. Hablamos de obras que se imprimen prácticamente a demanda y, naturalmente, el envío encarece mucho el producto. Abiertamente, pidió soluciones para esta complicación añadida al ya difícil camino que hace el libro desde el autor hasta el lector, convencido de que las hay y de que solo hay que ponerse a ello. Sorprendente la pasión que puso sobre la mesa este librero y el entusiasmo que mostró por su oficio.

Mi aportación como escritora independiente y «dependiente» completó la exposición de experiencias personales. Tengo que destacar el gran número de preguntas que suscitaron entre los asistentes las aportaciones de los participantes de la mesa, manifestando el gran interés que  suscita entre los nuevos autores las distintas formas de edición.

2ª Mesa redonda

2ª Mesa redonda

Con Fernando Uramburu

Con Fernando Aramburu

TALLER: CÓMO Y DÓNDE VENDER MI LIBRO

Esta valiosa información corrió a cargo de José Antonio Muñoz, periodista cultural con una vasta trayectoria y creador de la website literaria «Viaje a Ítaca». Valiosísimos los consejos que regaló a los escritores del momento, autoeditados o no. En la actualidad los autores, con o sin editorial, están obligados a promocionarse a sí mismos y a su obra en mayor o menor medida. Su larga experiencia le ha permitido recopilar información muy interesante para los escritores sobre cómo vender y publicitar sus obras. Marcó directrices claras y eficaces, tanto para proyectar nuestra carrera en las redes como para contactar con los profesionales del sector que puedan ayudarnos, que deberían ser los mandamientos de los actuales creativos. También este ponente mostró una actitud abierta y conciliadora a todo tipo de edición.

Conferencia de José Antonio Muñoz

Conferencia de José Antonio Muñoz

CONFERENCIA: LOS DERECHOS DEL AUTOR EN UN MUNDO CAMBIANTE

El abogado, docente y miembro de CEDRO Javier Díaz de Olarte Barea se encargó de la parte más tediosa que ha de abordar un autor con respecto a su obra. En su exposición nos habló de los aspectos legales y los derechos que un escritor tiene con respecto a su obra. Entre otras cuestiones, habló a los asistentes de que actualmente los contratos editoriales en su mayoría son tan oscuros como incomprensibles ―lo cual supuso para mí un gran alivio, ya estaba convencida de ser una incapacitada para interpretar los puntos de un contrato, al menos de los cuatro que yo he firmado― y de la necesidad de abordar urgentemente estas cuestiones por el bien del mundo de la edición, especialmente la digital, cuyo vacío legal es abrumador.

Javier Díaz de Olarte (CEDRO)

Javier Díaz de Olarte (CEDRO)

CLAUSURA DE LA JORNADA

Nuevamente Mª Eugenia Salaverri nos arrancó una sonrisa con alguna anécdota y nos insufló optimismo y esperanza. Genial y agradable el broche de oro que puso a la jornada.

Sala Bastida de Alhóndiga

Sala Bastida de Alhóndiga

No puedo despedirme sin decir que la organización nos trató a cuerpo de rey: nos recogieron del aeropuerto, nos alojaron en un fantástico hotel, nos dieron de comer maravillosamente, nos compensaron económicamente por el tiempo que dedicamos y, sobre todo, nos otorgaron tales respetos y atenciones que, por primera vez, en la hermosa, entrañable, lectora y generosa Bilbao me sentí orgullosa de ser escritora, especialmente cuando al día siguiente, en un restaurante de la ciudad el camarero me llamó por mi nombre; unos lectores que había en el comedor me habían reconocido y se lo habían comentado. ¿Es o no es grande y lectora la gente de Bilbao?

Espero y deseo que este tipo de eventos que abordan los problemas reales del mundo de la edición actual se repitan por todo el territorio español para seguir arrojando luz a todos los profesionales del sector.

Fue un verdadero honor ser invitada como ponente a esta jornada junto a tan magníficos profesionales.

IMG-20140923-WA0000

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 4.970 seguidores